9 comentarios to “Deficit del Diálogo | De la ilusión al engaño”

  1. Jesu 13 junio, 2009 at 11:29 pm #

    Se me ocurren varias cosas:

    1. Que estoy básicamente de acuerdo contigo. El panorama parece desolador, pero es el que hay.

    2. Pensaba que en tu sociedad (nuestro México querido) no se encontraba tan desarrollado este mal de nuestro tiempo, la incomunicación. Puede que esté equivocada mi visión y sea demasiado idealista, o que hayas realizado un estudio más general.

    3. Que para éso estamos aquí, para hablar.

    4. Que cada vez dudo más de la utilidad de hablar y de la capacidad de escuchar, pero ésto es como la democracia, es el menos malo de los métodos conocidos para el progreso humano.

    5. En un post reciente de Mónica dudaste de si realmente somos libres, pues vivimos atados a todo cuanto nos determina. Lo que nos determina nos incapacita para razonar y dialogar.

    6. Vivimos en compartimentos estancos, metidos en simbólicas cápsulas uni-personales, casi de ciencia-ficción, que en algunos casos son reales, como en esos novedosos hoteles japoneses donde duermen los trabajdores de determinadas empresas y hasta ejecutivos en reducidos espacios, sin apenas poder moverse, pero conectados a Internet. Para qué se conecta a Internet alguien que vive su vida preso! Que abra la puerta y se largue, al menos quien pueda.

    7. Y aquí me extiendo un poco. Yo ando siempre buscando escuchar y ser escuchado. En mi vida y en la red, siempre. Aquí me encontré grandes pasiones y no menos importantes decepciones. Hasta qué punto sabemos escucharnos, en profundidad, con método eficaz y sincero, lejos de dogmas ideológicos, políticos y egoísmos idólatras, hasta qué punto todo este mundo virtual que hemos montado es cierto, es de verdad, es algo que ahora mismo me estoy planteando.

    Un beso, Ccy!
    Suerte en los exámenes.
    Guárdame palomitas. ;)

  2. Neogeminis 14 junio, 2009 at 2:47 am #

    Ccy, veo que has hecho una radiografía exacta e impiadosa de este momento crítico que atraviesa nuestro mundo global en el que, (lejos de ser como era hace un tiempo), las influencias sociales se relacionan y expanden rápidamente gracias a la tecnología que acorta espacio y tiempo.
    De esa manera tendemos a decir en forma genérica que la sociedad en la que vivimos es de tal manera y si bien es válido, creo que la gran mayoría de nuestro planeta está muy lejos de tener esos problemas de la llamada post modernidad. Es mucho mayor la cantidad de personas que sufren otras lacras como la desnutrición, las guerras perpetuas, la inaccesibilidad a la educación, a la sanidad, etc,etc.
    Y si bien parecieran dos realidades completamente opuestas, ambas son producto de un mismo sistema económico, filosófico social y político que ha entrado en crisis. Se podría decir que son las dos caras de una misma moneda.
    Nosotros, los que estamos dentro de los que podemos llamar “privilegiados”, si bien sufrimos toda las carencias y tensiones que muy bien relatás tenemos la fortuna de tener algunos medios para intentar cambiar el rumbo de este mundo que necesita imperiosamente ser distinto.
    Creo que hay mucha gente que advierte la necesidad de cambios, gente que a pesar de todo no ha perdido las ganas de intentarlo y sabe que no es para nada fácil.
    Todo lo contrario.Tampoco será rápido. Tal vez requiera que pase una generación. Quizás nuestros hijos sean los que reaccionen y se animen con el cambio integral que hace falta. A pesar de lo que aparenta, creo que se viene gestando lentamente un movimiento de mayor conciencia ambiental, de integración global, de revalorización de cosas que, en su momento se dejaron de lado por considerarlas obsoletas y hoy han demostrado que no son tales. Hablo de los lazos solidarios y familiares. Precisamente por todo lo que enumerás, hoy queda claro que lejos de poder prescindir de ellos, el ser humano los necesita para su propia realización, de otra manera, termina deshumanizado y hasta el arte actual nos habla de ese vacío que hemos creado. Creo que es un primer paso. Reconocer en qué nos hemos convertido (como sociedad y como individuos) es el comienzo.
    Ahora debemos optar por dos caminos. Desistir y arrojarnos con todo al abismo, o recapacitar, desandar el camino equivocado y construir los nuevos e imprescindibles. No es nada fácil, pero es lo que se puede hacer.
    Yo elijo (por mí y por los que vengan) arriesgarme intentando algo nuevo. Soñar utopías no quiere decir cerrar los ojos y no ver, quiere decir proyectar un futuro posible.
    Sé que es muy fácil que nos gane la desazón pero también es posible que se contagie la razón y la voluntad de cambio. Cada gota que aportemos en ese mar de esperanza suma y yo me anoto para llenarlo.
    Me encantaría que sea una pandemia jejeje

    Saludos esperanzados (pese a todo)

  3. Javier D 14 junio, 2009 at 8:34 am #

    … A mí me gustaría tener tan claro que el Diálogo y la Comunicación, o mejor dicho,su AUSENCIA, es la ENFERMEDAD, y no uno de sus SINTOMAS… que es la CAUSA, y no una de sus CONSECUENCIAS… Lo digo, porque si lo tuviera claro, creo que el camino para encontrar la SOLUCIÓN a la situación en la que vivimos, y que describes en tu artículo, estaría mucho más a nuestro alcance (aunque, como dices, no fuera nada fácil)…
    Yo, que, por mi edad, he vivido a caballo entre el Racionalismo más utópico y esta Postmodernidad hiperrealista, era, como Iesu, un poco adicto de la charla y la comunicación… hasta que llegué a la dura conclusión de que una inmensa mayoría (hasta en los círculos más cercanos de la vida real), NI ESTABA INTERESADA en HABLAR, NI TAMPOCO en ESCUCHAR, preferimos una vida de slogans, mensajes publicitarios y caminos ya establecidos… Y no tengo muy claro si esto es una característica propia de esta Postmodernidad, o si ésta, lo único que ha hecho es ponerla más de manifiesto, agudizándola!!…
    De todas formas, sí que estoy muy de acuerdo, en que seguir intentando recuperar, mantener o potenciar la COMUNICACIÓN y el DIÁLOGO es necesario e imprescindible (aunque resulte, con frecuencia, un tanto cansado y desalentador)…
    Porque, al igual que hace la medicina, cuando no conoce la causa o la enfermedad, o no puede evitarla… !hay que tratar los síntomas y paliar las consecuencias!…
    Un abrazo

  4. Ccy 19 junio, 2009 at 5:50 am #

    Iesu: En México se viven estos males, claro no igual que en otros paises por que bueno todo depende también de la cultura de cada país y finalmente yo vivo en un debate si la postmodernidad ha llegado a México, he llegado a la conclusión que sí, muy a tientas pero por desgracia las ideas que se tienen en esta epoca las hemos tomado acá, será quizá que el apaciguamiento también nos sintio comodo: Y se nota más en tiempos electorales donde parece que no importa quien gane las campañas al final creemos ” que todos los candidatos son iguales”. Quizá una posición más politica y de exigencias es la que nos hace falta por que es increible que hasta los jovenes los que resultaban los más revolucionarios no nos interese ya el lugar donde vivimos, en fin que yo no pierdo esperanzas por algo estudio lo que estudio jaja…
    pd 1: Ya estoy de vacaciones
    pd 2: Ya no trabajo en el cine jeje

    Monica, Javier: Haciendo un análisis todos eso que ustedes mencionan es parte de esta época, por desgracia ahora tendemos a dejar de lado eso que es realmente preocupante pero que al final de cuentas termina siendo parte de, y nosotros somos parte de ese “de” así que no creo que baste con darnos cuenta de como estan las cosas: ¡Hay que actuar!
    ya lo decia con una amiga: Por ayudar comencemos por barrer nuestra banqueta y la calle, por utilizar el agua necesaria y por un buenos días o buenas tardes a las personas que atraviesan por nuestro camino, finalmente siempre somos parte de esto: Aunque no queramos darnos cuenta. Sí es dificil una batalla por estos tiempos contra la ideología que estamos tomando ultimamente pero siempre es posible, con una buen dialogo con nuestros seres queridos quizá baste, al menos creo que con eso ya no seremos parte del sistema de la indiferencia.

    Espero que esten bien y se cuíden mucho…

    Éxito

  5. cramon 2 julio, 2009 at 8:13 pm #

    Me recordo una novela de George Orwell: “1984”
    En una parte de la novela uno de los personajes “trabaja” en la simplificacion del lenguaje pero a tal punto que aniquila el pensamiento, todos aquellos que tiene nociones basicas de psicologia conoce que el lenguaje viene siendo el soporte “meterial” del pensamiento, pues se realiza a traves de este …. asi que cuanto menos palabras tegamos, mientras mas simplificado sea nuestro vocavulario mas limitadas nuestras capacidades para pensar, que nadie se engañe, no siempre sencillo significa eficiente.

  6. Neurotransmisores 13 junio, 2011 at 10:23 am #

    La sociedad somos todos. Para que la sociedad cambie tiene que cambiar cada uno de sus miembros.
    Está claro que a los que dirigen “el rebaño” solo les interesa el consumo y sus ganancias.

  7. jejjeejje 9 abril, 2012 at 3:02 am #

    ddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd

Trackbacks/Pingbacks

  1. Internet, el mar y los viajes « Agenda de ideas - 16 junio, 2009

    [...] Internet, el mar y los viajes 16 Junio, 2009 Archivado en: La Red, Propuestas para mejorar el mundo — neogeminis @ 9:30 pm Tags: Facebook, Fotolog, Google, información, internet, libertad, MSN, redes sociales, shopping, Twitter, youtube Transcribo este artículo porque me parece que muestra un interesante análisis sobre las nuevas modalidades de comunicación, tema éste relacionado directamente con lo que plantea Ccy en la entrada anterior. [...]

  2. LA PAUSA QUE REFRESCA | Coca-Cola y San Juan Chamula, ejemplos de un mundo consumista « Agenda de ideas - 16 noviembre, 2009

    [...] Cecilia Salas Romero | Déficit del Dialogo | De la ilusión al engaño [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 152 seguidores