Tag Archives: redes sociales

Leído en un bar…

11 Sep

I Forgot My Phone

2 Sep

Gobernar desde la pantalla

26 Jul

Cada vez tenemos más presidencialismo y menos Estado; asistimos al gobierno comunicador obsesionado por lo mediático como estrategia política para dominar el mercado de la opinión pública, una batalla comunicativa por el relato de la historia y por la hegemonía política. Gobernar es, entonces, ganar la batalla de la información.

Omar Rincón

“Estamos atravesando una mutación cultural profunda”

El ensayista, periodista y profesor universitario afirma que “en América latina el acceso a la tecnología y el desarrollo de los medios públicos están modificando tanto los hábitos de consumo como las prácticas periodísticas”.

Por Emanuel Respighi para Página | 12

– En Argentina, pero también en otros países de la región, la polarización política tiene su correlato mediático. ¿Qué rol asumió la ciudadanía en este nuevo escenario?

– Los ciudadanos consumen de acuerdo con sus preferencias ideológicas, políticas, emocionales y de entretenimiento. Lo que hacía grande a los medios clásicos y al periodismo era que todas las visiones –incompletas, sectarias– de la sociedad se encontraban. Hoy la crisis del periodismo es que no está dando cuenta de toda la diversidad de cosas. Estamos multiplicando esferas públicas. Una comunidad puede vivir feliz consumiendo radio, TV, diarios, redes sociales, pero sin saber qué es lo que pasa en el resto de las esferas públicas… Anteriormente se creía que todos los medios eran objetivos. Hoy, esa careta se cayó. Ya todos sabemos que todos son sectarios. Lo que es grave es que el periodismo no ha sabido responder a que los consumidores ya se han dado cuenta de su “truco”.

– ¿Cree que el periodismo, tal cual se ejerció hasta ahora, debe cambiar para adaptarse a estas transformaciones?

– El periodismo debe cambiar porque si no, será la profesión más inútil. Nos hacen creer que los periodistas somos muy importantes, pero nos manipula todo el mundo, usándonos de mensajeros. La empresa periodística nos usa, los políticos nos usan, los twitteros nos usan, los agentes de prensa nos usan… En toda esta guerra, el que salió menos dignificado es el periodista. Los medios siguen haciendo buenos negocios, la televisión sigue entreteniendo, la radio sigue siendo una gran compañía, pero lo que no encontramos son grandes historias periodísticas para leer. Unos le creen a uno, otros a otros. Lo complejo es cómo hacemos desde el periodismo para traspasar las fronteras de la fragmentación social.

De todo se aprende

17 Oct

La Real Academia editó un manual para escribir bien en Internet

Presentó la obra en Madrid, que incluye consejos sobre abreviaturas, saludos y emoticones. El futuro de la lengua se juega cada vez más en la web, destacaron los expertos.

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) presentó ayer en la sede de la Real Academia Española (RAE), en Madrid, el primer manual práctico de uso de Internet en español, titulado “Escribir en internet: guía para los nuevos medios y las redes sociales”.

El objetivo de la obra es realizar una serie de recomendaciones para escribir de forma correcta en la red, en vista de que el futuro de la lengua se juega cada vez más en Internet, se destacó en el acto, encabezado por el director de la RAE y presidente de la Fundación del Español Urgente, José Manuel Blecua.

El manual, dirigido por el periodista Mario Tascón, recopila los consejos de más de 40 expertos, que van desde las formas de cortesía a las abreviaturas, emoticones (símbolos de sentimientos) o la redacción de blogs.

Se aspira a que llegue tanto a quienes usan el correo electrónico pero desconocen sus normas de cortesía, como al que por ejemplo se inicia en la red social Twitter y no entiende su vocabulario, o para interpretar los emoticones.

Está dividido en dos partes, una de uso cotidiano y otra de uso profesional, y aborda además otras cuestiones más amplias como el diseño de una página web, cómo sacarle el mayor partido a los buscadores, la accesibilidad en los nuevos medios y consejos jurídicos para sobrevivir en Internet.

La presentación de la obra se adaptó a la flexibilidad de los nuevos medios y tuvo lugar en los pasillos y escaleras de la sede de la RAE, mientras muchos de los presentes enviaban tuits relatando lo que ocurría.

En el marco del acto, la RAE anunció que en la próxima edición de su diccionario, que se presentará en 2014, se incluirán las palabras “tuitear”, “tuiteo”, “tuit” y “tuitero”, así como libro electrónico o “blog”. Será la 23ª edición del Diccionario de la RAE.

Seguir leyendo

Cibercorresponsales

19 Ene

S i t i o   W e b

Redes sociales y el proceso de comunicación en el Movimiento 15M

17 Ene

Amigo

21 Feb

Quiero compartir con vosotros un artículo de Marcelino Madrigal, que dejo enlazado aquí.

Internet, el mar y los viajes

16 Jun

Transcribo este artículo porque me parece que muestra un interesante análisis sobre las nuevas modalidades de comunicación, tema éste relacionado directamente con lo que plantea Ccy en la entrada anterior.

Saludos!

votar Ciudadana Mónica

Al abordaje. Cada computadora hace las veces de un puerto del que pueden partir los barcos que permiten navegar los mares de internet.

Internet hace tiempo se volvió un campo de batalla entre humanos. Cada segundo que pasa se genera un nuevo lenguaje virtual, de los cuales la gran mayoría desaparece en el instante en algún basurero invisible que desconocemos. Somos parte de un barco que recopila lo que se necesita y debemos utilizarlo por el bien de la humanidad, ese parece ser el mandato. A veces la belleza y el arte están de nuestro lado, siempre se puede elegir, naveguemos mientras el capitán abandona el barco.

Internet se alimenta de inseguridad, de miedo a la soledad, de lo que da placer en la intimidad o el saber demasiado. Creo que el punto clave es la inseguridad que nos invade, creemos poder dominar la existencia y no resistimos dos docenas de segundos de silencio. Todo empieza con una búsqueda, con una posición que lastima la espalda y engorda, todo empieza con el deseo de pertenecer.

Una red es una unidad de resistencia y creación, los que somos partes poseemos nombres propios y una foto acorde, que vendría a ser como la ropa para salir los fines de semana. Despedacemos la red y empecemos por los barcos.

Un lugar para vivir

El MSN llegó para resolver nuestras falencias de comunicación, es tan simple como tipear un nombre y del otro lado obtendremos una respuesta, que de acuerdo al contenido, puede hacernos felices o arruinarnos la vida.

En eso consiste el arte de chatear, una ventana llena de sorpresas que se esconden detrás de frases sin sentido, anacrónicas, que siempre confunden, eso nos relaciona.

Lo concibo como un arte por la cualidad de conquistar adeptos, por su particularidad de encantar. Y el lenguaje varía de acuerdo a las intenciones de los conquistadores de turno, no sólo depende de las emociones, el chat puede volverse una gran herramienta de trabajo. Quizás en algunas circunstancias el hablar con alguien puede ser aire en la cara. El chat a veces es un canto a las relaciones.

YouTube es un mar pequeño. Si no aprendés a moverte con cuidado corrés el riesgo de mojarte más que los pies. Todo se resume al lenguaje de los nombres propios, si te equivocás en eso corrés el riesgo de estar dando vueltas hasta que sentís que internet no tiene sentido.

El paso por este espejo puede ser placentero, ya que uno puede detenerse en elementos que hicieron de nuestro intelecto un lugar hermoso para vivir. Es pasear con un carrito de supermercado por la infancia de cada uno, recorrer las cosas que no se pueden comprar, las que no existen, las que no se tocan. Todos tenemos algo que queremos mucho, y eso seguramente estará en YouTube, lo que lo hace sublime.

Google demuestra el punto de perfección de internet. No la marca, sino el concepto de búsqueda, ese viaje que uno emprende cuando sólo escribe una palabra y las miles de opciones aparecen, no hay nada más placentero cuando uno empieza un viaje que las oportunidades se manifiesten. Pero en los viajes, en los buscadores, hay muchos puentes, bordes de banquina, hay que estar atento a no salirse del camino y eso ocasiona pérdidas de tiempo irreparables para los que quieren soñar con barcos de colores.

Facebook es la nueva comunidad. Es como decir que llegaron los countries a internet, una idea genial por la adicción que significa. El punto radica en que cuando uno decide dejar la red, entre las preguntas que se realizan antes de hacer clic en aceptar, aparece: “¿Lo dejas por volverte adicto?”. Ellos siempre lo saben, y por eso construyen sistemas para abrazar a los desposeídos de las emociones, para eso existe internet, para llenar piletas vacías, vasos secos, camas destendidas.

El placer de mirar

En esta comunidad existen los amigos, los fanáticos, los fotógrafos, porque también está eso, ahora en el nuevo mundo que plantea la red, todos podemos ser escritores, periodistas y fotógrafos. Facebook incita el placer de mirar hasta el hartazgo, sobre todo la vida de los demás, podés tener como amigo un famoso periodista, una vedette, un político y hasta la presidenta de la Liga de Amas de Casa.

Todos consideran que el público a captar es el que habita Facebook, un ambiente depurado de oscuridades, todo es pureza, acá no existe todo lo feo de internet, es una cápsula llena de desodorante de ambiente. Todos se cuidan y se saludan para sus cumpleaños, se invitan a sus eventos y siempre piensan algo. Todos presumen hasta el hartazgo con manojos de álbumes de imágenes del pasado. Abunda esa cosa insaciable que es la fama, todos quieren un poco, hay mucha histeria por mostrar, nunca se sabe con certeza quién mira del otro lado, y quizás esa sea la única parte negra de Facebook.

Fotolog, o el elogio de la nueva tristeza, una muestra de que las emociones pueden gozar del glamour y de la belleza, miles de niños que consideran que la tristeza posee algo interesante para vender postean fotos y frases cortas con el sólo fin de conquistar groupies.

Este movimiento es una genialidad, floggers y emos se disputan el trono de la melancolía que cultivaron los líricos. Es uno de los movimientos que excede la red, hay un traslado a la cuestión urbana, cada uno construye una pose frente a un lente, luego ante un monitor y luego lo lleva a la realidad en un banco de plaza o shopping, es un recurso de seducción imponente.

La esperanza

Hay algún tipo de esperanza acerca de la relación internet versus los humanos que radica en lo epistolar. Creo que el arte de la escritura puede encontrar un camino ahí, en un nuevo lenguaje.

El mail se volvió una oferta tediosa de spam, de ofertas de productos que ofrecen perfección inmediata, y son tan buenos que nadie los observa, van al incinerador de la red, si es que hay uno. Yo sospecho acerca de la vida después de la muerte en internet.

Creo que en alguna instancia de la estadía de internet en nuestras vidas llegará el momento en que se le dedicará especial atención al arte de escribir cartas, algo tan delicado y carente de cualquier costo extra que, sin lugar a dudas, puede ser una vanguardia a la hora de conquistar lo que sea.

Internet genera en las personas la más hermosa de las emociones, la libertad, uno se expresa, grita de la forma que quiere, se viste a una moda que se reinventa continuamente. No hay nadie que pueda señalar con el dedo, ni nadie que determine las reglas, sólo en cuestiones aisladas que cultivan los carentes de música en sus oídos.

La red genera más adeptos que dolores de espalda, y lo nocivo radica en quién maneja las teclas. Los tiempos determinan que la revolución siempre se esconde en las buenas ideas, hay que relajarse y disfrutar, sólo hay que hacer clic. Y el cerebro explotará. Por supuesto, si tenés tu cuota al día.

Iván Ferreira para La Capital