Inmanencia

4 Sep

Beatriz Sarlo para Perfil

Todavía queda gente como yo: no creyentes de mentalidad liberal que respetamos todas las creencias pero, por un mal funcionamiento de nuestro órgano metafísico, no las compartimos. Respetamos las instituciones religiosas y a sus jefes (mientras no impartan órdenes que contradigan precisamente los principios liberales que nos obligan a respetar su fe). También sabemos que, desde hace siglos, las Iglesias son protagonistas activas de la política terrenal. En algunos casos, como el de las repúblicas islámicas, Iglesia y Estado no están separados como, por lo general, sucede hoy en Occidente para fortuna y seguridad de quienes no creen.

No hemos sido insensibles a ideologías y políticas del jefe de la Iglesia Católica. Sabemos que hubo refinadísimos teólogos como Ratzinger, reformadores como Juan XXIII, y hombres muy dados a la política como Wojtila, que se preocupó por los asuntos internos de Polonia tanto como hoy preocupan en Casa Santa Marta los de Argentina, hasta el detalle de que Francesco pide que se recuerde a Leopoldo Marechal.

El Vaticano estuvo presente en coyunturas peligrosas de nuestro país. Fue diplomático hasta la parsimonia frente al terrorismo de Estado, lo que permitió que hubiera curas argentinos junto a los militares y curas valerosos. Intervino en son de paz cuando Juan Pablo II visitó la Argentina durante la Guerra de Malvinas. Y envió al cardenal Samoré como mediador cuando la dictadura parecía dispuesta a entrar en guerra con Chile.

Figura. El papa argentino, centro de atención y debate. | Foto: Cedoc Perfil

[Seguir leyendo]

3 comentarios to “Inmanencia”

  1. Jesús V. Ferrer 4 septiembre, 2014 a 9:38 am #

    Sí, es cierto, hay que ser abiertos e intentar comprender, incluso desde la no creencia. Y saber que hay gente, desde esas instituciones, que trabaja de forma también abierta y conciliadora. Pero… no es suficiente. Cada vez resulta más difícil justificar creencias que han determinado la historia de la humanidad de forma claramente negativa. Basta ver el horror que están provocando los extremismos y fanatismos religiosos hoy mismo.

    Un saludo, Mónica.

    • Mónica Frau 4 septiembre, 2014 a 1:54 pm #

      Considero a Sarlo una mujer muy lúcida y respetuosa, a la vez que una destacada analista de nuestras propias contradicciones. Me pareció un artículo muy atinado, si bien escrito desde un punto de vista localista.

      Comparto tu reflexión sobre el daño terrible y determinante que le han causado -y aún están causando- los extremismos y fanatismos religiosos a la humanidad.

      Un fuerte abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 4 septiembre, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Beatriz Sarlo para Perfil Todavía queda gente como yo: no creyentes de mentalidad liberal que respetamos todas las creencias pero, por un mal funcionamiento de nuestro órgano metafísico, no las compartimos. Respetamos las ins..…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: