Tag Archives: wikipedia

Primera batalla de la guerra tecnológica global

31 Ene

El espíritu anárquico de Internet hace a su identidad. ¿Tiene derecho EE.UU. a convertirse en su celador?

Por Jorge Lanata, para Perfil.com

El jueves se produjo la primera batalla de la guerra tecnológica mundial: la Casa Blanca, el FBI, el Departamento de Justicia, las discográficas Universal y Warner, entre otros sitios de la Web, fueron hackeados por Anonymous en respuesta al cierre de Megaupload.

En Argentina el tema fue casi inadvertido: la primera plana de los diarios del día siguiente estuvo dedicada a los barrabravas que tomaron por asalto el Hospital Santojanni.

Escribíamos hace unos meses en este diario que la revolución tecnológica dejó atrás a la política y la filosofía: las ciencias se quedaron sin respuesta frente a fenómenos concretos que ya forman arte de la vida cotidiana.

Un grupo de chicos en un garaje de Silicon Valley declaró obsoleto a Marx: la aparición de Internet ha modificado el concepto de propiedad, cambiado la lógica de distribución de los productos, eliminado el concepto de “copia” (¿cómo distinguir, en la era digital, cuál es el original?), y democratizado –como nunca antes, quizá, desde el nacimiento de la imprenta– el concepto de las comunicaciones.

Las redes de intercambio –también llamadas P2P– dieron nacimiento a las preguntas molestas: ¿es legal que, entre amigos, se presten los libros o los discos?

El problema es que esos amigos llegaron a convertirse en miles. Y a los libros les siguieron las películas, y luego las series, primero las viejas y más tarde las que se estrenaban, horas después de su salida al aire por el canal mundial que fuera, subtituladas por grupos de voluntarios que firmaban con nombres de guerra.

Asi como el reloj pasó a ser para las nuevas generaciones un objeto innecesario (los chicos miran la hora en el celular), la gran mayoría del público entre 15 y 35 años mira sus películas y escucha su música por Internet.

Dan por descontado que los asiste el derecho a la cultura, y que no deben pagar por ello.

Lo que comenzó como una desenfadada y romántica postura encontró, también, sus pescadores en río revuelto: muchas de esas páginas se llenaron de banners y se convirtieron en grandes negocios.

Ayer la prensa mundial informaba que Megaupload, por ejemplo, había recaudado 135 millones de euros en ese concepto.

La reacción inicial de algunos gobiernos fue francamente idiota: detener o multar a los consumidores, lucraran o no con ello.

Los políticos aún no entienden la Red: se llenan la boca con algunas palabras del libreto técnico pero le piden a la secretaria que baje sus mails.

Los consumidores, a su vez, sostienen que ya financian la cultura con impuestos directos y que no tienen por qué pagar dos veces.

Los autores, por su parte, viven en el desconcierto, y las industrias no han encontrado aún soluciones creativas de comercialización.

El espíritu anárquico de Internet tampoco ayuda: hace a su identidad y es casi imposible de controlar.

¿Tiene derecho Estados Unidos a convertirse en el celador mundial de la Red?

¿Qué sucederá con experiencias colaborativas como Wikipedia, donde millones de internautas escriben la enciclopedia y la actualizan con un código abierto?

¿Quién es el autor cuando son millones de ellos?

¿Cómo seguirán funcionando los sitios de agregación –como el Huftington Post, por ejemplo–, basados en linkear información de otros medios?

¿De quién son los derechos de los cientos de miles de programas de televisión o películas segmentadas que aparecen en YouTube?

No sirve de mucho dar respuestas viejas a problemas nuevos.

Anuncios

Propiedad intelectual en Internet | ¿Dónde están los límites?

24 Ene

Dadas las últimas novedades en cuanto a los intentos de leyes SOPA, PIPA y similares y el cierre del sitio web MEGAUPLOAD (acusados sus responsables de gravísimos delitos), cabe ahondar el debate que se viene planteando desde hace tiempo en relación con la naturaleza misma de lo que hoy es Internet y  su evolución en un inmediato futuro.

Pienso que el quid del asunto reside básicamente en definir dónde están los límites entre los incuestionables derechos de la propiedad intelectual y la libertad -tanto de expresión como de acceso a la información- del usuario.

En los términos de la Declaración Mundial sobre la Propiedad Intelectual (votada por la Comisión Asesora de las políticas de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el 26 de junio del año 2000, es entendida similarmente como “cualquier propiedad que, de común acuerdo, se considere de naturaleza intelectual y merecedora de protección, incluidas las invenciones científicas y tecnológicas, las producciones literarias o artísticas, las marcas y signos distintivos, los dibujos y modelos industriales y las indicaciones geográficas”.

Desde el punto de vista de las corrientes que defienden el software libre, considera que el término “Propiedad Intelectual” es engañoso y reúne bajo un mismo concepto diferentes regímenes jurídicos no equiparables entre sí, sosteniendo que se debe respetar la libertad de los usuarios sobre su producto adquirido y, por tanto, una vez obtenido puede ser usado, copiado, estudiado, modificado, y redistribuido libremente. Según la Free Software Foundation, el software libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar el software y distribuirlo modificado.

Fuente Wikipedia

Buceando por la Red encontré variado material abierto sobre el tema. Dejo los links para quien le interese.

Contra la ley SOPA

18 Ene

La libertad de Internet está en peligro

La iniciativa de ley SOPA (Stop Online Piracy Act) de los Estados Unidos perjudicaría seriamente la libertad de expresión y el carácter abierto de Internet, incluyendo a Wikipedia, en caso de ser aprobada. Otras leyes, como la Ley de Economía Sostenible (Ley Sinde) española y los proyectos de la Ley Lleras (Colombia) y Döring (México) también suponen una amenaza. Con la excusa de proteger los derechos de autor, se permiten medidas que pueden considerarse una censura.

La comunidad de Wikipedia en inglés ha decidido cerrar durante el día de hoy para protestar contra esas leyes. También Wikipedia en español y el resto de proyectos Wikimedia se ven afectados. Y, al igual que otros muchos sitios web, también nosotros estamos de acuerdo en que:

¡Internet no debe ser censurada!

Apreciados lectores:

Wikipedia se encuentra profundamente preocupada por el proyecto de ley Stop Online Piracy Act que actualmente se encuentra en discusión en el Congreso de los Estados Unidos.

La Stop Online Piracy Act (SOPA, por sus siglas) fue presentada ante el Congreso estadounidense por el diputado republicano por el estado de Texas Lamar Smith.1 Dicha propuesta de ley tiene por objeto mejorar la protección de la propiedad intelectual en Internet. Sin embargo, con ese argumento se pretende limitar muchas libertades de las que hasta ahora han gozado los usuarios de Internet, ya que los medios empleados promoverán la censura y limitarán la innovación.

Entre los elementos que contiene el proyecto de ley y que Wikipedia considera contrarios a sus propósitos están los siguientes:2

  • Wikipedia quedaría encuadrada en la definición que se hace de «motor de búsqueda» (Internet search engine). Como tal, fiscales federales de los Estados Unidos podrían, mediante orden judicial, obligarla a retirar enlaces a páginas señaladas como «sitios extranjeros infractores» (foreign infringing sites) o someterla a sanciones judiciales. La definición de «sitios extranjeros infractores» es bastante ambigua y podría afectar incluso a sitios legítimos que alberguen contenido mayoritariamente legal con alguna parte aparentemente ilegal. El elevado costo de la defensa contra estos procedimientos puede llevar a muchos sitios internacionales a no intentarla siquiera, dejando que perdure la presunción de ilegalidad por parte del gobierno estadounidense y llevando finalmente a su bloqueo.
  • Como resultado de ello, si alguno de los proyectos Wikimedia fuera sometido a dicha orden judicial, sería obligado a revisar millones de enlaces a «sitios extranjeros infractores» alojados en él y bloquearlos. Eso representaría un enorme gasto financiero y humano, que impediría el rápido crecimiento que Wikipedia ha tenido hasta este momento, y que debería ser repetido cada vez que un fiscal estadounidense presentara una orden de un juez federal contra un nuevo «sitio extranjero infractor». Además, tales medidas se opondrían a nuestra cultura del conocimiento libre, siempre respetuosa con los derechos de autor.
  • Se impondrían restricciones a la red imponiendo barreras a través de los servidores DNS, lo que impediría el fácil acceso a la mayor parte de los dominios de Internet con el que actualmente se cuenta.

Lo anterior podría parecer, en primera instancia, una realidad que afectaría solamente al territorio estadounidense y a los hablantes del inglés. Sin embargo, debe considerarse que la mayor parte de los datos que conforman todos los proyectos de la Fundación Wikimedia, incluyendo la edición en español de Wikipedia, se encuentran en servidores localizados dentro del territorio de Estados Unidos, por lo que quedarían sujetos a dicha jurisdicción.

Esta grave amenaza contra la libertad en Internet ha provocado que muchas otras empresas y organismos se unan al rechazo contra SOPA; entre otros: AOL, Creative Commons Foundation, eBay, Electronic Frontier Foundation, Facebook, Google, Human Rights Watch, Internet Foundation, Kaspersky, Mozilla, Reporteros sin Fronteras, Twitter y Yahoo.

Con el mismo espíritu, los miembros de la comunidad de Wikipedia en español hacemos extensivo el rechazo a toda legislación o proyecto legislativo que pretenda emular los fines de la ley SOPA o vulnerar cualquiera de los derechos y libertades actuales de los usuarios de Internet, obstaculizando el desarrollo del conocimiento libre, y entre ellos los siguientes proyectos y leyes de los distintos países cuya lengua comparte la Wikipedia en español:

Atentamente,

La comunidad de Wikipedia en español.

Seis grados de separación

28 May

Soy un ignorante y lo admito. Jamás había oído hablar de esta teoría y me parece realmente curiosa e increíble:

“Seis grados de separación es una teoría que intenta probar el dicho de “el mundo es un pañuelo”, dicho de otro modo, que cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces). La teoría fue inicialmente propuesta en 1929 por el escritor húngaro Frigyes Karinthy en una corta historia llamada Chains. El concepto está basado en la idea que el número de conocidos crece exponencialmente con el número de enlaces en la cadena, y sólo un pequeño número de enlaces son necesarios para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera.”

-Wikipedia-

Más información aquí.

Ciudadano Fer

¿República de Utopía o micronación?

14 May

Perdiendo el tiempo en internet -mi hobby por excelencia- me he topado con una curiosa ‘lista de los lectores’ del diario 20minutos.es: ¿Qué nación/territorio merece la independencia de inmediato? En un principio no es algo que llame mucho (o sobremanera, que diría Jorge ;)) la atención pero, como uno es curioso por naturaleza, decide olisquear. Y olisqueando, olisqueando se topa con algo llamado Tribu Tajua.

Uno piensa que será algún pueblo machacado por un dictador tirano del África Subsahariana pero, cuando llega a los comentarios, encuentra una sorpresa: “La Tribu Tajua es una micronación hermanada con la ciudad Tahoua, de Niger. Tiene bandera, himno, ha organizado 6 Olimpiadas entre 1985 y 1992 y compuesto 62 canciones acerca de su historia y folclore. Se ha registrado un libro titulado “La Tribu Tajua” en el Registro de la propiedad intelectual de la Comunidad de Madrid. […] Reclama el reconocimiento diplomático para todas las micronaciones (ver micronación en wikipedia), no reclama territorio alguno”

Haciendo caso de las instrucciones -uno, que es obediente- surfeo hasta la Wikipedia y me encuentro con que: “Una micronación – también llamada cibernaciónpaís de fantasía, o proyecto de nuevo país – es una entidad que tiene apariencia de nación o estado independiente, pero que en realidad su actividad suele ser reducida meramente a Internet, o no va más allá de las mentes de sus creadores“.

Y me voy a la cama preguntándome si realmente no habré empezado a formar parte de una micronación…

Ciudadano Fer