Archivo | Libros RSS feed for this section

Gaseosa con dinamita

8 Ene

Unos años atrás -décadas ya- cuando no existían tomates ni sálvames ni tuíteres con que evadir el pensamiento cotidiano, cuando nadie sospechaba que estuviéramos ya en crisis porque una inmensa y fatasmagórica bola crítica impregnaba a todo ser viviente convirtiéndote en héroe a la fuerza, entonces y sólo entonces los hombres y mujeres que yo conocí supieron escribir su historia, convirtieron deseos en realidades, gozaron del furor heroico de los grandes; temblando de miedo construyeron un mundo que hoy nos arrebatan; no, no había tomates ni sálvames, sino tertulias literarias (¡sí, tertulias literarias a las cuatro de la tarde!), no había cobardes ni traidores, ni ladrones invisibles, los buenos eran buenos y los malos eran malos, muy malos; por la tele aparecían señores sin glamour a la hora de la siesta que decían cosas raras y apasionantes, tanto que a mi hermana y a mí nos sumían en debates eternos al volver de clase, hasta la madrugada y mas allá. Con sonrisas y una palabra vibrante desintegraban el mundo ante nosotros y volvían a crear uno nuevo en un santiamén. ¡Cómo echo de menos todo! Gracias, Álvaro Pombo.

“Sí, mi Román está cansado y frustrado ante el mundo; yo aún no, lo que puede hacer de mi un estúpido; tengo picos, pero gozo de buena salud, quizá eso me permite seguir pensando en este mundo platónico: creo que debemos hacer el bien o nos quedamos como criaturas inacabadas; el problema es que hoy estamos muy instalados en la filosofía del inacabamiento, del deslizarse por todo, muy rápido, todo por Internet… Lo que no sé es cómo se hace para reconducir esto; por eso escribo, porque la novela es gaseosa con dinamita: los experimentos afectivos se pueden hacer sin causar demasiado daño”.

El cómplice del antihéroe gana el Premio Nadal

Ahí está. Incansable, engarzando ya citas de un filósofo tras otro de buena mañana, aunque sea la de apenas seis horas después de haber acabado los fastos del 68 premio Nadal, que el pasado viernes ganó con El temblor del héroe, inquietudes (o falta de ellas, mejor) de un tal Román, profesor universitario jubilado que ni se inmuta ya ante la desgracia del otro, por más dramática que sea y que de alguna manera él critica.

[seguir leyendo]

Anuncios

Cleptopía

7 Ene

Cleptopía

Fabricantes de burbujas y vampiros financieros en la era de la estafa

Existe un tipo de persona malvada que te mirará a los ojos y luego te robará. Pero luego existe otro tipo, mucho más cobarde, que les robará a unos miles de personas invisibles mediante el simple procedimiento de pulsar un botón. Muchos de los crímenes de Cleptopía pertenecen al segundo grupo. Hay un tipo muy particular de criminal que está evolucionando y volviéndose cada vez más común en nuestras sociedades: el burócrata financiero sin sentimientos que victimiza a conciencia a un gran número de extraños indefensos por puro afán de lucro. Creo que este comportamiento despiadado y explotador obedece a algún tipo de psicopatía o locura moral, y sin embargo es cada vez más aceptado, especialmente en EEUU, donde se celebra por defecto cualquier actividad que tenga fines lucrativos.

By Matt Taibbi (periodista y escritor)

Las falacias del capitalismo

1 Dic

Un libro recomendable para comprender mejor las trampas con las que el sistema nos engaña.

(Cliquea la imagen)

Dedicado a todos aquellos que no se rinden. A la resistencia de la humanidad contra el capitalismo o contra cualquier sistema alienante.

José López

joselopezsanchez.wordpress.com

Junio de 2009