La otra Iglesia

25 Abr

Un sacerdote fue sancionado por la cúpula de la Iglesia de Santiago del Estero por cuestionar la actuación de la jerarquía de la Iglesia durante la dictadura cívico militar argentina.

El Grupo de Curas en la Opción por los Pobres responsabilizó a los obispos de Santiago del Estero Francisco Polti (ordinario) y Ariel Torrado (auxiliar) de haber separado al sacerdote Roberto Murall de sus funciones por cuestionar la actuación de la jerarquía de la Iglesia durante la última dictadura cívico militar.

Una carta abierta dirigida a las máximas autoridades de la Iglesia católica en esa diócesis, en la que el grupo cuestiona además el silencio de los obispos argentinos, fue difundida tras la última misa celebrada por el religioso en Pozo Hondo, donde trabajó como sacerdote desde hace 14 años.

“Señores: creemos que se terminó la hora de la diplomacia epistolar. Estamos dolidos y con profunda amargura. No vamos a dirigirnos a ustedes con el habitual «estimado» o «de nuestra consideración», porque sería una falsedad. No nos inspira ninguna estima ni consideración la gente que se esconde o es cobarde”, dice el primer párrafo de la carta abierta.

El texto sigue: “Ustedes no supieron ni quisieron saber qué pensaban las comunidades acerca del ministerio de Roberto Murall en la diócesis; no supieron ni quisieron saber qué hacía o dejaba de hacer él como pastor porque nunca hicieron una visita pastoral; no supieron ni quisieron saber si desempeñaba un ministerio fraterno y evangélico.”

Sólo supieron y quisieron saber que Roberto, con el resto del Secretariado del Grupo de Curas en Opción por los Pobres, manifestó públicamente su rechazo al accionar de la jerarquía en tiempos de la dictadura genocida“, dice el texto dirigido a los obispos responsables de la separación del sacerdote.

La comunión a Videla. Y de “su repudio de que el degradado ex general Videla reciba la comunión a pesar de haber confesado (sin arrepentimiento público alguno) que fue responsable de crímenes de lesa humanidad.”

La carta abierta de Curas de OPP señala que “eso sí les afectó, el resto son excusas. Pero seguimos sin entender entonces por qué no tienen el coraje de decir públicamente que avalan lo hecho por la última dictadura militar.”

En la entrevista personal el (obispo) ordinario le recriminó a Roberto haber firmado nuestra declaración pública sobre la complicidad episcopal durante la última dictadura militar, algo cada vez más probado por los juicios en curso“, advierte el texto.

En tanto, la nota pública añade que “para ofender más aún a las víctimas de nuestra historia, mezclan esta razón tan grave con otros pretextos que a nadie interesan como escandalizarse por la confesión a niños en pequeños grupos, dar la comunión en la mano, o recibir en la comunión a personas que vaya a saber cómo (ustedes) saben que no están casadas por iglesia.”

Parece que para ustedes escandaliza más que se le dé la comunión en la mano a un campesino, o a matrimonios sin pedirles libreta matrimonial que dar la comunión a un genocida confeso. Y ahora, mintiendo, y aprovechando la privacidad de la reunión, dicen que nada de eso fue dicho”, sostiene la misiva.

La carta de OPP se dirige a los obispos cuestionados por la medida por “escudarse en el Código de Derecho Canónico porque no pueden recurrir al Evangelio. ¡Qué vergüenza!

Además, cuestiona al obispo Polti “por haber hecho bromas de mal gusto y haber despreciado a los campesinos de Pozo Hondo, que viajaron más de 100 kilómetros para pedirle la continuidad del cura.”

En otro pasaje de la misiva, OPP expresa “que el corazón no nos deja pasar por alto la actitud del resto de los obispos argentinos. ¿Cómo debemos entender su silencio? ¿De modo cómplice, corporativo o temeroso?”

Con un oído en el Evangelio y otro en el Corazón del Pueblo

4 comentarios to “La otra Iglesia”

  1. Mónica Frau 25 abril, 2013 a 3:46 pm #

    Queda claro que es en las cúpulas donde suelen diluirse los compromisos sinceros con la gente.

    • Jesús V. Ferrer 25 abril, 2013 a 6:32 pm #

      …Siendo ese el lugar donde las cuestiones deberían resolverse con mayor rotundidad.

      Asombra, visto desde afuera, que todo esté tan reciente, tan vivo aún. Sin embargo, basta mirarnos el ombligo y comprobar que nos está pasando lo mismo con la polémica memoria histórica.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 25 abril, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un sacerdote fue sancionado por la cúpula de la Iglesia de Santiago del Estero por cuestionar la actuación de la jerarquía de la Iglesia durante la dictadura cívico militar argentina. El Grupo de Curas en la Opción por los Po…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: