Foro Social Mundial | Otro Mundo Posible

10 Abr

Construyendo una alternativa

El Foro Social Mundial es un espacio de debate democrático de ideas, profundización de la reflexión, formulación de propuestas, cambio de experiencias y articulación de movimientos sociales, red, ongs y otras organizaciones de la sociedad civil que se oponen al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital y por cualquier forma de imperialismo. Después del primero encuentro mundial, realizado en 2001, se configuró como un proceso mundial permanente de búsqueda y construcción de alternativas a las políticas neoliberales. Esta definición está en la Carta de Principios, principal documento del FSM.

El Foro Social Mundial se caracteriza también por la pluralidad y por la diversidad, teniendo un carácter no confesional, no gubernamental y no partidario. Él se propone a facilitar la articulación, de forma descentralizada y en red, de entidades y movimientos insertados en acciones concretas, del nivel local al internacional, por la construcción de un otro mundo, pero no pretende ser una instancia representativa de la sociedad civil mundial. El Foro Social Mundial no es una entidad ni una organización.

El último encuentro

El Foro Social Mundial 2013 se llevó a cabo entre el 26 y 30 de marzo en Túnez, capital de Túnez. Encuentre aquí más información sobre el Foro Social Mundial 2013: Novedades FSM.

Indignación y otro mundo posible

Entre aquellos históricos acontecimientos y sus ecos recientes, durante la primera década del siglo actual nace y se fortalece el pensamiento altermundialista a la luz de los Foros Sociales Mundiales que arrancaron en Porto Alegre en 2001. Estos encuentros sin fronteras lanzaron el desafío de un cambio de paradigma, de sistema. Mediante la movilización activa, auto convocada, horizontal, sin protagonismos personales, se han dedicado a fortalecer las redes mundiales de una comunidad solidaria para la construcción de “Otro Mundo Posible”.

Este Otro Mundo Posible, para los atermundialistas,  es y será el resultado de una concepción renovada de la participación política; la apuesta a una nueva forma de democracia inclusiva para todos y con todos; el llamado a la participación ciudadana activa; la crítica frontal contra el capitalismo y sus devastadoras consecuencias sociales y ambientales; el protagonismo colectivo, especialmente el de los más relegados; la pérdida del miedo y la intensificación de la participación popular; la visión amplia de construir innovando, sin esquemas rígidos ni exclusiones ideologizantes; la reivindicación de la memoria histórica frente al olvido del poder…

Se trata de conceptos y prácticas que coinciden con muchas de las consignas-reivindicaciones del zapatismo y del altermundialismo así como de las movilizaciones ciudadanas de 2010-2011 en los países árabes como las protagonizadas por los indignados o el movimiento “ocupa”.

“No morirá la flor de la palabra. Podrá morir el rostro oculto de quien la nombra hoy, pero la palabra que vino desde el fondo de la historia y de la tierra ya no podrá ser arrancada por la soberbia del poder… Techo, tierra, trabajo, pan, salud, educación, independencia, democracia, libertad, justicia y paz. Estas fueron nuestras banderas en la madrugada de 1994. Estas fueron nuestras demandas en la larga noche de los 500 años. Estas son, hoy, nuestras exigencias”, enfatizaba el Manifiesto Zapatista.

“Nuestra ira contra la injusticia sigue intacta. No, esta amenaza no ha desaparecido por completo. Convoquemos una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no propongan como horizonte para nuestra juventud otras cosas que no sean el consumo en masa, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición excesiva de todos contra todos”, enfatiza Stéphanne Hessel en su “¡Indignaos!”, publicación que se convirtió rápidamente en referencia conceptual del movimiento.

Esta proclama convoca a la movilización de la sociedad solidaria para construir un nuevo rumbo que va contra el poder de banqueros y los grandes empresarios así como la corrupción de los políticos de una democracia excluyente.

“Nosotros los desempleados, los mal remunerados, los subcontratados, los precarios, los jóvenes… queremos un cambio y un futuro digno. Estamos hartos de reformas antisociales, de que nos dejen en el paro [desempleados], de que los bancos que han provocado la crisis nos suban las hipotecas o se queden con nuestras viviendas, de que nos impongan leyes que limitan nuestra libertad en beneficio de los poderosos. Acusamos a los poderes políticos y económicos de nuestra precaria situación y exigimos un cambio de rumbo“, protestan los indignados en una de sus declaraciones de prensa al inicio del movimiento.

La humanidad es hoy testigo de casi dos décadas (1994-2012) de luchas ciudadanas renovadas, nuevos actores y formas innovadoras de entender y de hacer política.  Las diversas experiencias empíricas enriquecen conceptualmente la búsqueda planetaria de opciones sistémicas en lo económico, lo social y lo ecológico.

Queda pendiente concretar dichas alternativas: llenar de contenido el “Otro Mundo Posible”; amasar aquí y ahora “un mundo donde quepan muchos mundos”; transformar la indignación de estado (de ánimo) en acción transformadora. El año2013 será, sin duda, otro momento importante de este caminar colectivo. Y la próxima edición del Foro Social Mundial que se realizará entre el 26 y el 30 de marzo en Túnez apuesta, particularmente, a integrar mucho más férreamente indignación y altermundialismo.

Desafío que puede significar un paso adelante en la capacidad de convocación-movilización de la sociedad civil planetaria y su búsqueda de alternativas. Retomando, al mismo tiempo, tres fuentes de aportes significativos: el capital acumulado en los países árabes en estos últimos dos años. El reforzamiento de la movilización social-sindical en Europa, como lo expresara le huelga continental del pasado 14 de noviembre del 2012. Y la experiencia enriquecida de los múltiples procesos progresistas, con sus nuevas formas democráticas de participación ciudadana en América Latina.

Fuentes:

Indignación y altermundialismo: dos décadas de resistencias globales
Fórum Social Mundial

3 comentarios to “Foro Social Mundial | Otro Mundo Posible”

  1. Jesús V. Ferrer 11 abril, 2013 a 6:22 pm #

    No morirá la flor de la palabra. Podrá morir el rostro oculto de quien la nombra hoy, pero la palabra que vino desde el fondo de la historia y de la tierra ya no podrá ser arrancada por la soberbia del poder…

    No hay esfuerzo en vano. Lograr un objetivo honesto y pretender universalizarlo puede ser difícil, hasta imposible. Y pese a ello -en el peor de los casos- sentiremos la inmensa satisfacción de haber contribuido en la lucha por un mundo más justo.

    Sin desánimos. Siempre adelante.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 10 abril, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Construyendo una alternativa El Foro Social Mundial es un espacio de debate democrático de ideas, profundización de la reflexión, formulación de propuestas, cambio de experiencias y articulación de movimientos sociales, red, …..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: