Retrógrados

31 Ago

Colegios católicos de Mendoza rechazan una vacuna obligatoria

Aducen que la dosis contra el virus del papiloma invita a las alumnas a tener relaciones sexuales.

Resulta irresponsable, indignante e insultante la reacción de ciertos grupos religiosos que, en nombre de una moral obligatoria basada en la imposición del miedo y el castigo, terminan oponiéndose a medida sanitarias preventivas que, desde otras esferas, se incorporan como parte de un abanico de prevenciones tendientes a proteger y disminuir las posibilidades de contagio y riesgo de la salud de la población.

Condenar el uso del preservativo se encuentra sin dudas entre los más irracionales, pero, lamentablemente siguen apareciendo nuevas condenas hacia recientes avances de la salud preventiva.

Es el caso de la vacuna VPH para las nenas de 11 años, incorporada oficialmente en el 2011 al calendario de vacunaciones de la Argentina por el Ministerio de Salud de la Nación.

A consecuencia de esa medida, Colegios católicos de Mendoza realizaron acciones para que sus alumnas de 11 años no sean vacunadas contra el papiloma virus, ya que consideran a esa práctica una “autorización” para tener relaciones sexuales.

Los argumentos interpuestos por las autoridades de los colegios a los responsables del programa de vacunación es que en esos establecimientos se inculca a los niños y adolescentes el valor de la virginidad, como uno de los preceptos centrales de la doctrina católica y el virus contra en que actúa la vacuna en cuestión se trasmite por vía sexual, incluso mediante la práctica de sexo oral por parte de la mujer al hombre posible portador sano del VPH.

La vacuna fue sumada al calendario argentino a principios del año pasado y para octubre comenzaron a ser colocadas las primeras dosis a las chicas de 11 años, con la intensión de completar para mediados de este 2012 las tres dosis que requiere el esquema para que sea completamente efectiva la inmunización. La vacuna contiene los serotipos del virus más comunes, el 16 y el 18, causantes del 80 por ciento de los casos de cáncer de cuello uterino.

Hasta el momento el 76 por ciento del conjunto de niñas del año 2000, fecha de corte impuesta para determinar la población objeto de la vacunación, ha recibido la primera dosis. Y de este grupo, el 62 por ciento ya tiene la segunda dosis.

El papiloma virus se transmite por contacto sexual y muy fácilmente, y se calcula que cuatro de cada cinco personas van a contraer algún tipo. Permanece en forma silenciosa a través de los años, sin dar síntomas, y afecta generalmente a mujeres porque el cáncer más frecuente causado por el VPH es el de cuello uterino.

Fuente | La Capital

Anuncios

2 comentarios to “Retrógrados”

  1. Jesús V. Ferrer 3 septiembre, 2012 a 11:54 am #

    La ignorancia, los prejuicios, las supersticiones, los dogmatismos políticos y religiosos… ¡Cuánto daño nos hacemos a nosotros mismos!

    Todo podría ser más sencillo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 31 agosto, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Colegios católicos de Mendoza rechazan una vacuna obligatoria Aducen que la dosis contra el virus del papiloma invita a las alumnas a tener relaciones sexuales. Resulta irresponsable, indignante e insultante la reacción de ci…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: