Esther Duflo | Una economista de laboratorio

27 Jun

En el departamento contra la pobreza del MIT, experimenta hipótesis de economía del desarrollo en grupos aleatorios.

Por FRANCISCO DE ZÁRATE para Clarín

En el estado de Rajasthan, en el noroeste de la India, regalar un kilo de lentejas a la madre puede ser la diferencia entre un hijo vacunado y uno sin inmunización. Para llegar a ese resultado, la economista francesa Esther Duflo (38) no se detuvo en los prejuicios que habrían alejado a más de un teórico: “¿Cómo es posible que valoren la salud de sus niños en un kilo de lentejas? Si no los vacunan, debe de ser por alguna razón fundamental”.
 
Duflo, en cambio, experimentó. Seleccionó de forma aleatoria a un grupo de familias, regaló lentejas a los que se acercaban al centro de salud y midió los resultados. Las tasas de inmunización mejoraron sensiblemente: “No es que se opusieran a la idea de vacunarse, simplemente les llevaba tiempo llegar hasta el lugar. Cuando entendimos eso nos dimos cuenta de que un pequeño estímulo lo compensaría”.
 

La directora del Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab (J-Pal) del MIT está revolucionando la economía del desarrollo con una metodología que las farmaceúticas vienen aplicando hace décadas: grupos de control y de tratamiento. Premiada por su trabajo con una beca de la MacArthur Foundation y con la medalla John Bates Clark (considerada como la antesala del Nobel), el alcance de su laboratorio contra la pobreza va mucho más allá de los US$4 millones que tiene como presupuesto anual de administración. Desde allí se coordinan más de 250 proyectos que, con presupuestos independientes, son llevados a cabo en todo el mundo por sus colaboradores, conocidos como los “randomistas” en alusión al método de selección aleatoria (random, en inglés).

Pero con la popularidad llegaron las críticas, que a Duflo no parecen asustarle: “En el mundo de la pobreza es fácil llegar a consensos con temas como que la gente debería estar educada o con acceso a agua limpia. Pero pasar de las buenas intenciones a mejorar algo efectivamente es difícil y por eso deja lugar a la polémica”. Una de ellas es la que tiene que ver con las limitaciones éticas, ¿cómo se puede tratar a la gente como cobayos?

­

  • En esto no tuvimos que reinventar la rueda porque ya hay un procedimiento estándar: nuestros experimentos son revisados por un comité ético en EE.UU. y por otro en el país donde se llevan a cabo. Seguimos los criterios que rigen para las investigaciones científicas con personas: la gente no puede empeorar su situación, no pueden resultar heridos, el tratamiento propuesto debe ser bueno para ellos y todos tienen el derecho a no participar. El grupo de control va a estar en la misma situación que estaría sin tu intervención, y en el grupo de tratamiento, algunas personas van a estar mejor. Lo bueno es que cuando estás seguro de que el estímulo funciona, la medida se extiende al grupo de control.
  • Algunos académicos se quejan de que los resultados de su laboratorio son poco generalizables, ¿es así?
  • Gran parte del debate sobre la pobreza gira en torno a grandes preguntas del tipo ¿cómo influye la democracia, o el libre mercado en el desarrollo?. El problema con estas grandes preguntas es que es prácticamente imposible responderlas. ¿Cómo vas a saber cuál es la solución? Para nosotros, lo importante no es saber si la ayuda al desarrollo funciona. Nuestro trabajo se orienta hacia respuestas mucho más concretas. Por ejemplo, ¿hay que organizar a los alumnos por clases según sus calificaciones o hay que juntarlos sin tener en cuenta sus logros? Tal vez parezca que algo así no va a resolver la pobreza pero no es cierto: para analizar eficazmente a las escuelas, el lugar donde los niños pueden encontrar una oportunidad para salir de la pobreza, necesitamos esa respuesta. La ventaja de las pequeñas preguntas es que conseguimos respuestas. Y si demostramos que algo funciona, podemos ampliarlo a millones de personas.
  • La economía laboral había aplicado antes la metodología de las pruebasaleatorias, ¿por qué tardó tanto en hacerlo la economía del desarrollo?
  • No lo sé, es algo que yo también me pregunto. Tal vez pensaban que se necesitaría demasiada logística o que los países en desarrollo eran demasiado caóticos. Cuando Michael Kremer hizo los dos primeros experimentos de este tipo en Kenia, yo estudiaba en la universidad. Entonces entendí que era algo que podía hacerse y que había que hacerlo mucho.
  • ¿Después de la medalla John Bates Clark viene el Nobel?
  • ­No es algo que esté esperando. De todas formas, lo importante no es el premio sino que refleja la influencia durante toda una carrera. Lo que sí me gustaría es haber tenido influencia, no ganar el premio.
  • A pesar de su apuesta por las pequeñas preguntas, una vez confesó que entender por qué los más pobres del mundo siempre son los mismos es algo que le gustaría comprender. ¿Cree que puede tener que ver con laestructura básica del capitalismo?
  • ­No lo sé, es una pregunta demasiado profunda. Lo que sé es que la estructura actual no está tan determinada como para que no haya espacio para mejorar la vida de la gente. También creo que si se mejora la vida de la gente acá y ahora, estarán en mejor posición para aprovechar cualquier oportunidad futura y, eventualmente, para cambiar el sistema político. Pero aunque esta última presunción no fuera cierta, no veo una razón para no hacer lo que estamos haciendo hoy mientras esperamos que ocurra la revolución.
Información relacionada: Cómo encontrar el incentivo

Economía pobres: un replanteamiento radical de la forma de luchar contra la pobreza mundial (2011)

Anuncios

Una respuesta to “Esther Duflo | Una economista de laboratorio”

  1. Asistente Virtual 27 junio, 2012 a 3:51 pm #

    Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: