Proyecto X

23 Feb

En pleno segundo mandato de un gobierno elegido por abrumadora mayoría, que ha izado -y usado, me permito agregar a modo personal- como bandera de reivindicación la defensa de los derechos humanos y el respeto y dignidad de las expresiones populares, los ciudadanos argentinos “de a pie” nos desayunamos de improviso con otro suceso que no puede más que inquietarnos en el peor de los sentidos.

Mediante una presentación televisiva muy explícita y documentada, un grupo de militantes sociales -dentro de los que se encuentran delegados gremiales, dirigentes universitarios, e incluso una integrante de Madres de Plaza de Mayo y una nieta (hija de desaparecidos y apropiada ilegalmente durante la dictadura) recuperada por Abuelas- y sus representantes legales, hicieron pública una demanda que presentaron oportunamente ante la justicia denunciando la sostenida implementación -por parte de Gendarmería Nacional- del seguimiento solapado e infiltración camuflada para la recopilación sistematizada de sus datos, movimientos y relaciones, al que vienen siendo sometidos -en relación a su participación activa en diferentes conflictos sociales, laborales y universitarios-  contrariando gravemente los dictámenes estipulados dentro del protocolo de atribuciones y modos operativos que deben cumplir los organismos de seguridad en tiempos democráticos.

En forma oficial y ante el pedido expreso del juez que lleva la causa, el jefe de Gendarmería confirma las actividades y especifica los pasos dados (incluye nombres, situaciones, fechas y modalidades) ratificando la práctica de infiltración (los agentes VESTIDOS DE CIVIL se mezclan con los manifestantes y recaban datos subrepticiamente) para luego almacenar la información obtenida con un software elaborado a tal propósito denominado Proyecto X.

Dicha práctica -según queda expuesto en el documento que la Gendarmería eleva a la justicia- no se realizaría a instancias del requerimiento específico de un juez y de una causa judicial determinada, sino que se vendría practicando EN FORMA PREVENTIVA y como seguimiento de los conflictos sociales surgidos en distintos ámbitos y SIN QUE CONSTE PREVIO PEDIDO EXPRESO Y PUNTUAL DE LA JUSTICIA.

Ante tal denuncia la oposición pide explicaciones a la Ministra de Seguridad, Nilda Garré quien -lejos de responder en forma inmediata y formal- a través de las redes sociales, solicita UNA AUDITORÍA PARA EL DENOMINADO PROYECTO X  y manifiesta que de comprobarse fehacientemente la existencia de operativos de inteligencia y espionaje de esta índole, el gobierno no durará de actuar con firmeza.

Mientras el ya casi inmune (en cuanto a capacidad de asombro) ciudadano de a pie se anoticia del asunto -documentado frente a las cámaras y ratificada la existencia del mencionado Proyecto X por el más alto jefe de la fuerza cuestionada- espera las respuestas que (se supone) dará la ministra frente al Congreso, el reconocido vocero oficial y senador nacional Aníbal Fernández sale a la palestra con un enfático NO EXISTE,  intentando desmentir la existencia de dicho programa, aún en contra de lo aceptado y expresado formalmente por Gendarmería ante la Justicia.

 

 

Último momento

Artículo de Jorge Lanata para Perfil

Anuncios

5 comentarios to “Proyecto X”

  1. Jesús V. Ferrer 24 febrero, 2012 a 12:41 pm #

    Es lo único que faltaba, Mónica, que aquellos a quienes la justicia y la propia vida les debe tanto, sean perseguidos, estigmatizados y glozablizados en un proceso informativo oculto y paralelo; no hay que permitirlo.

    Me estremecí también con las noticias del accidente de trenes, ampliamente difundido en los telediarios. Me llamó la atención la dejadez de uno de los responsables de las líneas, explicando que el nivel de actualización de las mismas es “aceptable”. Una reportera le increpó: ¿Cincuenta muertos son aceptables?

    ¿Está el mundo mal o siempre ha sido así?

    No me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vivido | Pedro Arrupe

    Un abrazo, Mónica.

  2. Mónica Frau 24 febrero, 2012 a 1:19 pm #

    Jesús, para colmar nuestra capacidad de sorpresa, los argentinos venimos teniendo entrenamiento desde larga data. Los 10 famosos postulados para la desinformación expuestos en el post anterior, no sólo están aquí vigentes desde siempre, sino que se robustecen con el día a día.

    Para los que sostienen que este gobierno es “progresista” y lo defienden desde izquierda haga lo que haga, este tema del Proyecto X debería ser el límite que los trajera hasta una postura más crítica y fanática, pero no. Se las ingenian siempre en diluir las cuestiones en un manto de olvido, haciendo -en el mejor de los casos- que las responsabilidades desaparezcan en los mandos inferiores y los cargos jerárquicos queden siempre fuera del rango de responsabilidad. En este asunto del espionaje interno resultaría ser que ni la ministra ni la presidenta estaban al tanto del asunto, por lo que pretenden mirar para otro lado y sólo plumerearon algunos de los jefes de gendarmería -¡cómo si ellos se hubieran cortado solos!-

    En el tema de los trenes, la ineficiencia y la corruptela que envuelve podemos trazar una línea de continuidad -al menos- desde la época de Menem. Por un negociado con el que se premió a los empresarios que desde esa época tienen la concesión de los ramales ferroviarios más productivos -el resto del entramado ferroviario argentino fue sentenciado a la extinción- el Estado nacional viene subsidiando con cifras siderales a estas empresas que no invierten, maltratan a los pasajeros, aumentan las tarifas, ponen en riesgo la vida de miles de personas y nunca se hacen responsables de las tragedias que se generan. Esta empresa en particular tiene denuncias, pedidos de investigación, de cese de concesión y cientos de accidentes anteriores que dan muestra cabal de la desidia y la impunidad con que se siguen manejando. El gobierno jamás ha hecho valer su función de control y protección de los intereses de la gente que representa y seguimos aún desembolsando del erario público subsidios para que estos señores sigan juntando las ganancias “con pala” y ni siquiera inviertan -al menos- para salvar las apariencias. Una vergüenza. Sería de esperar que este nuevo “accidente” -cuya responsabilidad buscan hacer caer en la persona del maquinista!- hiciera revertir esta situación de impunidad empresarial -por un lado- y manifiesta ineptitud estatal -por el otro-. Pero la experiencia me ha hecho ser escéptica y me temo que después de un primer momento de “rasgarse todos las vestiduras” la gente que debe usar obligatoriamente el servicio ferroviario seguirá arriesgando su vida cada vez que va a trabajar.

    Un abrazo.

  3. Mónica Frau 24 febrero, 2012 a 1:21 pm #

    …donde puse “hasta una postura más crítica y fanática” debí poner “hasta una postura más crítica y menos fanática”.

    =)

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 23 febrero, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En pleno segundo mandato de un gobierno elegido por abrumadora mayoría, que ha izado -y usado, me permito agregar a modo personal- como bandera de reivindicación la defensa de los derechos humanos y el respeto y dignidad de l…..

  2. ‘Embalsamado, el muerto ya no molesta’ | Agenda de ideas - 15 mayo, 2013

    […] El discurso paranoico siempre cierra. Por eso es tal. La teoría del “cáncer inoculado” no tiene ningún asidero científico y es tan ingenua como lineal: nadie podría tener un cáncer inmediato porque lo pinchen con una aguja. Ahmadinejad apoyó los dichos de Maduro sobre el complot onco-imperialista y Nilda Garré también lo hizo (¿Habrá tenido datos del Proyecto X?). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: