¿Trabajar mucho es moralmente virtuoso?

27 May

Primeros minutos de una entrevista en una televisión francesa en que se charla con el politólogo y gran inspirador del movimiento por el decrecimiento Paul Ariès.

En esencia, la idea de Ariès sería que, dado que hoy día trabajo implica producción y el subsiguiente poder adquisitivo implica consumo, la cantidad de trabajo humano que el planeta puede soportar es limitada, y habrá que plantearse cómo se reparte el trabajo o el beneficio resultante del trabajo innecesario.

Portal Libertario OACA

Anuncios

7 comentarios to “¿Trabajar mucho es moralmente virtuoso?”

  1. Mónica Frau 27 mayo, 2011 a 4:45 am #

    Me suena bastante retorcido. Diría que sólo busca despertar polémica. En todo caso el tema de la redistribución del trabajo no implica dejar de trabajar sino intentar que el reparto dentro del sistema de producción sea más digno y equitativo.

  2. Jesús V. Ferrer 27 mayo, 2011 a 10:06 am #

    Sí, busca polémica. Pero en su discurso hay elementos interesantes para el debate. Destaco dos:

    En las sociedades avanzadas, el trabajo es escaso, hay que repartirlo. Y esto entra en contradicción con las políticas de explotación laboral como presunta solución a situaciones de crisis.

    Por otra parte, la historia ésta del que el trabajo ennoblece y tal, me vais a permitir que la ponga en cuestión o que la maticemos, al menos tratemos de analizarla más ampliamente. El trabajo ennoblece, sí, como ennoblecen también y mucho más un sinfín de actividades físicas e intelectuales que el ser humano está capacitado para desarrlollar, actividades a las que apenas podemos dedicar tiempo porque nos encontramos -reconozcámoslo- esclavizados por el trabajo y por todo aquello que supuestamente debemos hacer por obligación, diariamente.

    Se nos escapa la vida, no nos damos cuenta, la malgastamos con tonterías y con las cosas que el sistema nos obliga a realizar.

    Un abrazo.

  3. Mónica Frau 27 mayo, 2011 a 12:49 pm #

    Coincido en eso de que nos han convencido que estar esclavizados en función del trabajo ennoblece y es un mensaje equívoco y erróneo. Es la forma de plantearlo lo que me parece contraproducente.

  4. Lidia H. 28 mayo, 2011 a 12:10 am #

    Pues no, no es moralmente virtuoso, y en los tiempos que corren me atrevería a decir que es incluso contraproducente.

    Ya Unamuno declaraba en sus tiempos que no era ético ni lógico que, mientras unas personas soportaban unas jornadas de trabajo agotadoras y esclavizantes, otras no trabajaran absolutamente nada durante toda su vida, limitándose a vivir de las rentas.

    Él creía firmemente que, en una sociedad mejor organizada, las personas solo deberían trabajar dos o tres horas al día mientras que el resto de la jornada se debería destinar al estudio, el arte, el ocio y el descanso, como forma de dignificar al ser humano y lograr una sociedad cada vez más justa, progresista y equilibrada. En muchas cosas se equivocó D. Miguel, pero en otras como ésta fue absolutamente profético e innovador.

    En nuestros días, y después de haber vivido una revolución tecnológica que no podríamos ni haber soñado, no es lógico seguir con los modelos productivos de antaño. ¡Es que sencillamente no hay trabajo para tanta gente! Para salir del paro y la crisis no hay que alargar las jornadas laborales ni los años de cotización, ni recortar los salarios, sino justamente lo contrario. Hay que repartir el trabajo y los beneficios de forma justa y equitativa. Todo lo demás son pamplinas y mentiras para intentar aplazar lo inaplazable.

    Abrazos y feliz fin de semana para todos.

  5. Lidia H. 28 mayo, 2011 a 12:10 am #

    (Perdón por el rollazo 🙂 )

    • Jesús V. Ferrer 28 mayo, 2011 a 6:38 pm #

      Pues no te perdono. Es un gustazo leerte. ¡Lo explicas todo tan sencillo y tan bien! Y además, coincidimos.

      Un abrazo para las dos. Uno para cada una.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 27 mayo, 2011

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Primeros minutos de una entrevista en una televisión francesa en que se charla con el politólogo y gran inspirador del movimiento por el decrecimiento Paul Ariès. En esencia, la idea de Ariès sería que, dado que hoy día traba…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: