Rendición

1 Dic

Durante diez minutos, en mi descanso a media tarde, he estado escuchando a Valeriano Gómez -ministro de Trabajo- intentando justificar ante la Comisión del Pacto de Toledo, con ademán firme y cabeza gacha, la reforma del sistema de pensiones que contra el Estado del Bienestar llevará a efecto el Gobierno en las próximas semanas en su huida desesperada hacia ningún lugar, cautivo y desarmado por eso que llaman los mercados, actuando como replicantes sin alma, víctimas de una nueva invasión de los ladrones de cuerpos, adelantando el triunfo de una derecha que debe gozar hasta el orgasmo profundo contemplando cómo los otros hacen lo que ellos desearían hacer sin ni siquiera pedirlo y encima poder gritarles que lo hacen mal.

Diez minutos han sido suficientes para sentir horror, indignación y pena. Por hablar de la ciudadanía en términos meramente demográficos, por lamentarse de que somos muchos, por quejarse como acusica de colegio de que la gente vive más, que nos morimos tarde. Qué experiencia más dura presenciar la rendición de las ideas progresistas ante un puñado de tiranos especuladores sin rostro que han decidido divertirse un rato gobernando el mundo como siempre lo han hecho, pero con más desvergüenza.

Es tan raro ya escuchar otro discurso, alguien explicando que las cosas pueden y deben hacerse de otro modo que me asombro de haber podido presenciar varias de las intervenciones realizadas desde los grupos de izquierda. Sí, aún es posible. Todavía es posible la ilusión de los ingenuos.

Hubo un tiempo en que nuestro país tuvo las agallas suficientes para escribir un trozo glorioso de su historia reciente. Y no eran las cosas más fáciles, no, no lo eran. Eran muchísimo más crudas. Brutales. Millones de parados, un Estado por vertebrar, un muerto diario encima de la mesa, conspiraciones en los despachos y tiros en el Parlamento. Y -pese a todo- un proyecto, un afán, un objetivo, un camino. Inquebrantable camino el de los hombres buenos. Así se calman las fieras a las que hoy dan de comer. Hubo un tiempo en que Europa quiso ser Europa. Y no eran las cosas más fáciles. Eran imposibles. Las desigualdades enormes, más abismales que un agujero negro. Las diferencias, irreconciliables. Las culturas, contrapuestas. Y hubo un proyecto común, un rescate, un verdadero rescate solidario e innovador. El rescate a los débiles permitió subirles al tren del progreso, no echarles fuera de él.

Hoy no hay nada. Sólo rendición.

Anuncios

6 comentarios to “Rendición”

  1. Magda 1 diciembre, 2010 a 9:56 pm #

    Jobar! Magnífico artículo, Jesu, me lo he leido tan de un tirón que casi me ahogo, y no es porqué no le pongas las comas donde deben, no, pero necesito oxígeno. Ya respiro, de hecho ahora que empiezo a respirar me doy cuenta de que tus palabras me ayudan a hacerlo. Voy de rápido, sólo paso un minuto, el suficiente para leer sin hacer las comas, el suficiente para sentir el ahogo y volver a respirar. Depués de los resultados en las elecciones en Catalunya me falta cada dia más oxígono. Sé que me seguirá faltando y no sé donde encontrarlo. Bueno, sólo pasaba. Magníficas palabras, gracias.

  2. Jesús V. Ferrer 2 diciembre, 2010 a 12:34 am #

    Coincide en el tiempo con un nuevo paquete de medidas que aprobará el Gobierno mañana, entre las que se encuentra la anulación del subsidio por desempleo de 420 € en casos de larga duración. Se pueden escuchar comentarios de este tipo: si 420 € son una miseria, qué más da no cobrar nada. O bien, que los subsidios subvencionan vagos, argumento más conocido.

    ¿Nos damos cuenta de lo que está ocurriendo?

    En una tertulia nocturna acaban de citar al gobierno social-demócrata español. Puede que no tenga mucha importancia pero… ¡por qué cambian el nombre! Hasta el momento ostenta el poder democrático y soberano el PSOE. Y sus siglas significan Partido Socialista Obrero Español.

    Magda, te echábamos de menos, sé que estás con otros asuntos personales mucho más importantes. Ya nos contarás un día cómo van las cosas por tu querida tierra. Cuando quieras respirar aire puro puedes ir a muchos sitios. Éste es uno de ellos.

    Un abrazo.

    • Lidia 13 diciembre, 2010 a 1:37 pm #

      Esto también da miedo. Y pena, como bien dices.
      Me pregunto muchas veces qué nos ha pasado, quién nos ha inoculado el virus de la desesperanza de forma tan profunda que parece no existir manera de librarnos de él. Quiero pensar que se trata de un letargo transitorio, que un día despertaremos, nos sacudiremos la pereza y volveremos a la lucha por los antiguos ideales, que debieran ser eternos. No, no quiero dejarme abatir así, sin más. Es demasiado lo que podemos perder.

      Un artículo magnífico y necesario, Iesu, muchas gracias por escribirlo y publicarlo. Abrazos!

  3. Mónica Frau 2 diciembre, 2010 a 5:01 am #

    Lamento mucho saber esto que cuentas. Las medidas que están tomando no implicarán mejora alguna, muy por el contrario, seguirá el retroceso y lamentablemente pasará un tiempo hasta que la ciudadanía se convenza que en ese rumbo no se va a lograr salir del pozo, simplemente se agudizarán las diferencias entre los más pudientes y los menos favorecidos.
    Están claudicando en lo que deberían ser banderas indiscutibles.

    Un abrazo.

  4. Victor 4 diciembre, 2010 a 9:25 pm #

    Es la primera vez que aterrizo casualmente por este blog y me encuentro una voz ronca que grita ¿señores que está pasando?Yo también estoy asqueado de donde hemos llegado.No entiendo cómo la izquierda,si es izquierda, ha podido caer en está encerrona.Mejor Hubiera sido dimitir, celebras nuevas elecciones y …a ver que pasa.Yo acabo de votar con un malestar en el cuerpo.
    Salud compañero sigue escribiendo por este camino ya que estamos a punto de convertirnos en mutantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: