Este país, mi país

3 Nov

Suponer que alguien de otro país, con otra realidad, otra historia, otras costumbres, otra idiosincrasia, llegue a entender en poco tiempo -viéndolos desde lejos- los pormenores de la política y la sociedad argentina es pretender demasiado.

Nadie que no haya vivido desde adentro los vaivenes históricos y los sucesivos procesos de la conflictiva política nacional puede interpretar con exactitud cómo se dan las tramas entre los distintos sectores de la sociedad, cómo se alinean los principales personajes, cuáles son los intereses que se mueven detrás de lo que aparenta ser orgánico y en realidad no es. Aunque para ser francos, tampoco se logra entender claramente desde nuestra propia óptica.

Intentar comprender, por ejemplo, que dentro del principal movimiento político hayan cohabitado desde sus comienzos los extremos más reaccionarios con grupos innegablemente progresistas -la derecha más conservadora, con la izquierda más contestataria- no es sencillo de racionalizar. Aceptar como proceso inherente a ese mismo movimiento la sucesión alternativa y la puja constante entre ambos sectores sin que ello haya nunca implicado una fractura determinante dentro de la estructura partidaria tampoco es algo que se comprenda fácilmente. Mucho menos si sumamos el detalle de que los personajes más destacados dentro de ese mosaico variopinto van siendo, según sean las circunstancias, referentes sólidamente aceptados tanto de uno como del otro extremo del abanico ideológico. Ambos sectores, en apariencia, irreconciliables y opuestos entre sí, comparten los mismos líderes ancestrales, las mismas referencias históricas que les dieron origen, las mismas banderas y los mismos himnos presidiendo sus actos partidarios. Incluso no son raros los dirigentes que, alternativamente, se van mostrando al frente de lo que se va dando en llamar oficialismo u oposición según sean los vientos.

A modo de ejemplo, Eduardo Duhalde fue -entre otras cosas- vicepresidente de su correligionario Menem, más tarde, cabeza visible del sector que surge como su antagónico. Luego, dirige en forma interina la presidencia de un país que se viene a pique, revirtiendo la política económica neoliberal que llevó a la Argentina al borde del abismo. Llamando a elecciones en el 2003 apoya y promueve al candidato Néstor Kirchner quien finalmente resulta electo. A partir del 2005 y luego de un periodo de cordialidad, Duhalde se transforma en uno de los principales líderes de la oposición anti K, buscando limitar los poderes extraordinarios y el desembozado personalismo de la política kirchnerista.

Para tratar de comprender por qué y cómo se pueden llegar a dar estas contradicciones es válido tener en cuenta que, en forma genérica, el argentino medio interpreta la adhesión a un partido político como la aceptación de una determinada paternidad. Se busca que el líder político unifique las funciones de padre, líder, y teórico, llegando a aceptar sus sentencias como inapelables y cualquier cuestionamiento corre el riesgo de interpretarse como una traición. Atada a esta tendencia nuestra de dividir la sociedad en opuestos irreconciliables -aunque esos opuestos paradójicamente lleguen a cobijarse bajo las mismas banderas- nos es intrínseca la búsqueda, imposición y aceptación incuestionada de indisimulados personalismos y con ello, una fuerte concentración del poder.

Los personajes políticos que llegan a destacarse -salvo honrosas excepciones- promueven en forma inmediata el surgimiento de propias corrientes personalistas que rápidamente adoptan el patronímico del líder como denominación partidista, generándose por ende y en forma paralela el surgimiento del concepto de “opositor” que abarca a todo el que no adhiera a su liderazgo.

El concepto de “nosotros y los otros” generalmente surge en forma irreconciliable llegando a pasarse por alto cualquier otra coincidencia ideológica que no se circunscriba al círculo interno de ese movimiento. Se llega al límite de ignorar los genéricos conceptos de “izquierda o derecha” universalmente aceptados como indicativos de un mayor o menor conservadurismo ideológico de referencia, a tal punto, que llegan a coexistir ambas posturas alineadas bajo el cobijo de un mismo líder. En este sentido es incuestionable que historiadamente ha sido dentro del partido Justicialista (léase peronismo) donde con mayor frecuencia y con mayores contrastes se ha dado -y sigue dándose- este fenómeno.

Dentro de ese contexto tan difícil de asimilar, acaba de darse para el futuro argentino una circunstancia totalmente imprevista que influirá, sin ninguna duda en nuestros proyectos más inmediatos. Ha muerto Néstor Kirchner, ex presidente y líder indiscutido de la corriente peronista que asumió el poder en el 2003, precisamente luego de la catastrófica crisis en la que sucumbió el país a consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas por Carlos Menem (también peronista, recordemos) y sucedáneos.

Como es de suponer, la coexistencia de posturas radicalmente opuestas no puede dejar de generar enfrentamientos internos a medida que cada una pugna por adquirir preponderancia sobre la otra, llegándose incluso al enfrentamiento armado.

Bien cabe recordar uno de los hechos más trágicos de la historia argentina reciente: la llamada masacre de Ezeiza de 1973, en ocasión del regreso del General Perón a la Argentina luego de su exilio en España. Claramente fue el suceso que más cerca estuvo de producir un quiebre efectivo dentro de las filas peronistas y paradójicamente nunca fue lo suficientemente asumido por sus propios protagonistas. Después de aquel violento enfrentamiento en el que se registraron varios muertos y del que nunca se buscaron responsables, los dos extremos antagónicos se fueron consolidando y cerraron filas en torno del viejo líder recién llegado del exilio. Uno de esos sectores, asumido como izquierda armada, será el que deriva más tarde en la agrupación Montoneros con la que se identifica -al menos en palabras- el mismo Kirchner.

De los sobrevivientes de aquellos años (entre los enfrentamientos, los atentados y el genocidio implementado por la posterior dictadura, fueron muchos los que cayeron) y luego de llegada nuevamente la democracia, los sectores de la intelectualidad de la izquierda peronista encontraron en torno Néstor Kirchner la posibilidad concreta de llevar a la acción algunos de los postulados setentistas.

La franja progresista de la sociedad argentina coincide en cuanto a las políticas referidas a derechos humanos aplicadas durante el gobierno K, sobre todo en relación a la restitución de identidades de niños secuestrados por la dictadura y al sostenido proceso de continuar con los juicios a torturadores y represores.

Instituciones emblemáticas de la lucha contra la dictadura, como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, así también la agrupación HIJOS (hijos nacidos en cautiverio de padres desaparecidos) encontraron en el gobierno de NK y CK la receptividad y el apoyo oficial que desde siempre habían reclamado (de hecho, muchos de los integrantes de estas agrupaciones están relacionados actualmente con la Cámpora, agrupación juvenil kirchnerista comandada por el hijo de NK y CK, Máximo). Desde este punto de vista es muy lógico ver que personajes como Hebe de Bonaffini y Estela Carlotto sean fieles e incondicionales seguidoras del gobierno de los K, llegando al extremo de enfrentar e insultar a la misma Corte Suprema que antes les fuera favorable.

Así mismo, la política de los Kirchner en relación a los sectores de la derecha peronista (que no sólo subsisten sino que, además continúan siendo fuertes) ha sido motivo de mayores críticas. En su entorno más cercano NK siempre tuvo algún grupo de choque que le fuera útil a la hora de movilizar masivamente a los sectores populares, bastión indiscutible del partido Justicialista desde sus orígenes. En su momento fue D´Elía y su grupo de piqueteros, actualmente Moyano y otros referentes de la oficialista CGT (Confederación General de los Trabajadores) alineados en torno del gobierno K, constituyéndose un duro lastre de sobrellevar a la vista de los opositores sectores medios que no ven con buenos ojos ni las formas ni los contenidos de los discursos y del accionar de estos personajes.

Por otra parte, la política del gobierno en relación a los sectores a los que se engloba como “la oposición” es la de marcado enfrentamiento. Cabe señalar que entre esos grupos antagónicos se encuentran también destacados dirigentes del propio partido Justicialista a nivel nacional, referentes de un proceso que, en su momento, fue determinante a la hora de catapultar al propio NK al gobierno en franca oposición al nefasto Carlos Menem (recordemos, también justicialista) que llevara al país a los limites del caos económico, social y financiero.

Tanto en el gobierno de NK como en el de su esposa CK, lejos de impulsarse el diálogo y el consenso, los distintos conflictos se han enfrentado con la estrategia de atacar y dividir el bando contrario (cabe recordar el antagonismo generado a raíz de los conflictos con el sector rural al que se etiquetó de oligarca y golpista, sin distinción). Quienes no aceptan los postulados o discuten la política gubernamental son inmediatamente asociados con los sectores más retrógrados y conservadores de nuestra historia, emblemáticos enemigos de aquellas banderas setentistas levantadas por los sectores de la izquierda peronista que, según sean las circunstancias, el gobierno pugna por agitar.

Las múltiples denuncias públicas en cuanto a enriquecimiento ilegitimo y corrupción tanto de la familia presidencial como de muchos de sus funcionarios, busca ser minimizado bajo la etiqueta de “falsas acusaciones” a las que, los sectores de la llamada izquierda progresista insisten en disimular, al punto de llegar a sostenerse que en la Argentina la corrupción es “estructural” por lo que es imposible pensar que esas cosas no sucedan también en este gobierno (!)

Capítulo aparte es el relacionado con los aspectos formales implementados para llevar a cabo las políticas de Estado. En el enfrentamiento franco y directo con el grupo Clarín (monopolio informativo al que se viene combatiendo sistemáticamente) no se consienten medias tintas y los aprietes llevados adelante, hasta por el propio secretario de Estado Moreno, ponen en evidencia la nula voluntad conciliadora oficial, mostrando a las claras que cuando se pretenden resultados, no se escatiman recursos, por más antidemocráticos y poco éticos que estos resulten.

Luego del inesperado fallecimiento de Néstor Kirchner (máximo líder de la política oficialista) después de las exequias y de las sinceras (o no) muestras de dolor que miles de personas manifestaran en el funeral, cabe ahora especular sobre qué pasará en el entorno de la presidenta Cristina Kirchner y si ésta se decidirá a lanzarse hacia su reelección continuando lo que proyectaba hacer su fallecido marido.

A consecuencia de la marcada tendencia necrófila de nuestro pueblo, al morir un personaje público se diluyen las críticas hacia él, se suavizan sus defectos y se minimizan sus errores y prepotencias, a la vez que se avanza en el endiosamiento del líder que ya no está. Por todo eso y por la tendencia de la opinión pública a solidarizarse con los deudos, la figura de Cristina Kirchner ha ido creciendo a consecuencia de su reciente viudez y el porcentaje de imagen favorable que le brindan las encuestas se ha elevado a casi el 70% (contrastando visiblemente con el bajo concepto de popularidad que venía teniendo anteriormente).

Lidiar con los sectores disidentes del propio peronismo, los intrincados y poco éticos manejos del CGT, los distintos frentes abiertos a consecuencia de las estrategias políticas de enfrentamiento, mientras se intenta llevar adelante el gobierno de un país, no es tarea fácil, menos aún si consideran las circunstancias tan especiales que le toca enfrentar a la actual presidenta.

Anuncios

24 comentarios to “Este país, mi país”

  1. RoB 3 noviembre, 2010 a 5:28 am #

    Hola Moni!
    Como bien decís en una parte de tu post, el concepto de “nosotros y los otros” es y surge de modo irreconciliable para la gran mayoría. Y, tomando al gobierno K como tema principal de tu entrada, te veo claramente embanderada del lado de los otros.
    Digo esto porque tildás al gobierno de autoritario y confrontativo, como si de la vereda opuesta no estuvieran parados gente tan confrontativa como Macri, Duhalde, Carrió, etc.
    Las denuncias de corrupción, si están seguros de las mismas, deberían ser llevadas a la justicia y no hacerlas de modo mediático… Y muchos de los que se llenan la boca denunciando se verían en serios problemas para justificar sus propias fortunas (el Grupo Clarín es uno de ellos).
    Más allá de los logros a nivel de Derechos Humanos (tan evidentes que muy pocos se atreven a cuestionar), me resulta inverosímil que quienes critican a este gobierno no recuerden como estaba el país en el 2003. Argentina era un país quebrado en default, al borde de una guerra civil, sumido en las “relaciones carnales” con USA, con gente de las grandes ciudades que buscaban comida en los tachos de basura, con provincias que creaban monedas paralelas para tener liquidez y poder hacer frente a su economía, con los enviados del FMI llegando todos los meses para decirle al gobierno que siguiera haciendo ajustes a costillas de los sectores más pobres mientras nos seguían dando préstamos usureros, con bancos que se tragaron los ahorros de miles de personas, con saqueos y cacerolazos, con protestas sociales que eran reprimidas y que costaron muchas vidas inocentes, con jubilados que tras más de diez años sin recibir aumento ganaban 150 dólares (hoy, pese a seguir siendo poco, este monto se duplicó) y además se le hizo una quita del 13% de su jubilación, con pequeños ruralistas que tenían que rematar sus campos porque el explotarlos les daba pérdidas, y una larga lista más de etcéteras.
    Te aclaro que yo no soy ni de “nosotros” ni de los “otros”…Estuve (y estoy) a favor de las retenciones (que son aplicadas a los grandes pooles que exportan y no a los pequeños productores), de la Ley de Medios (para que haya más voces y no que unos pocos le laven el cerebro a la gente), de la integración latinoamericana a través de la UNASUR, del fomento de la infraestructura (vos tenés la nueva autopista Rosario-Córdoba, ¿no?), de que cada alumno de secundario de cualquier punto del país pueda tener su netbook sin importar su nivel económico… Así también estoy en contra de las mediciones del INDEC y de su titular Moreno, de D’elía y sus bravuconadas, de la mafia sindical con Moyano a la cabeza, de los exhabruptos de Hebe, y algunas otras cosas más que ahora se me escapan.
    Me resulta revulsivo ver a Cobos hablar a favor del 82% movil cuan él siendo gobernador se lo vetó a los docentes de su provincia, o a los ex Alianza haciendo lo mismo cuando su gobierno les quitó el 13% de los haberes jubilatorios y los ahorros de toda una vida, o a Duhalde haciéndose el demócrata cuando fue responsable de organizar los saqueos de 1989 y 2001 y el responsable directo de las muertes de Kosteki y Santillán, que Clarín invoque la libertad de expresión y que por un lado tenga manejo discrecional de Papel Prensa y que por otro lado haya pedido un amparo judicial para impedir que a la grilla de sus cables se incorporen dos señales de noticias: TeleSur y CN23, que Lilita Carrió se lo pase criticando todo sin jamás dar una propuesta o plan alternativo…
    Yo creo que, al menos desde 1983 en que recuperamos la democracia, este ha sido el mejor gobierno que hemos tenido. Obviamente, no todo es perfecto y faltan muchísimas cosas por mejorar.
    Un abrazo!

    RoB

  2. Mónica Frau 3 noviembre, 2010 a 12:56 pm #

    Sabía Rob que ibas a ser el primero en responder y además firmemente ubicado en tus convicciones. Me parece estupendo!
    Sobre el estar ubicada en el lado de los “otros” en relación a los K, lo asumo. Ellos me posicionaron ahí cuando al comenzar a criticar la MANERA en que se impuso el cambio de las retenciones, me incluían entre los sectores “oligarcas vende patrias” que se alían con los enemigos del pueblo.
    En lugar de sentarse en una mesa para discutir junto con los dirigentes agrarios ANTES de tener ya definido las retenciones que pensaban implementar sin estar dispuestos a ESCUCHAR y si hiciese falta MODIFICAR los términos de las retribuciones o su implementación (recuerdo bien que los pequeños productores le marcaban al gobierno que en las provincias más alejadas de la capital el retorno que les correspondía de las retenciones resultaba casi IMPOSIBLE de cobrar en tiempo y forma) El gobierno, lejos de entender el consenso como una herramienta previa para la toma de decisiones, por parte del gobierno se asume que los distintos sectores deben aceptar sin posibilidad de aportar concretamente para la elaboración de las mismas. Cuando el discurso oficial se concentra en denostar las posiciones contrarias, ignorando las alternativas que se puedan elaborar atendiendo justos reclamos, menospreciando e insultando a quien piensa diferente se me ocurre que esa forma de gobernar bien puede calificarse como autoritaria y confrontativa.
    Sobre los logros de los derechos humanos y el juicio a los responsables de secuestros y torturas, no le otorguemos tampoco a este gobierno la responsabilidad univoca por lo que se viene realizando. Los organismos implicados han mostrado una sólida tarea a lo largo de los años, pese al mayor o menor impulso que encuentren en el gobierno de turno. Además se supone que la Justicia es independiente del Ejecutivo y asumir que si se ha llegado hasta donde nos encontramos ha dependido del guiño de un gobierno, es partir de un concepto equivocado. Por supuesto que cada gobierno transcurrido en democracia habrá mostrado distinto grado de identificación con la causa del juicio a los represores, pero de ninguna manera es una exclusividad que deba arrogarse ningún gobierno. Eso sí, durante el gobierno de los K , tanto Madres como Abuelas han recibido grandes aportes directos en subsidios y manejo de fondos específicos. Recordemos la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo http://www.madres.org/navegar/nav.php?idsitio=2&idindex=29&idcat= o las cooperativas de vivienda.
    Las denuncias de corrupción, según tengo entendido, sí se han llevado a la justicia, lo que, en nuestro país, lamentablemente no es garantía de nada. Recordemos todos los escándalos financieros (y de los otros) de la época de Menem y sabremos que ninguno llega a ser esclarecido. Además, en el caso Jaime, por ejemplo, las cifras salidas a la luz pública eran abrumadoras y sin embargo nadie pareció inmutarse demasiado. Tampoco lo hicieron con lo de la valija del venezolano y si mal no recuerdo ese asunto llegó a la justicia y se diluyó entre las nube de Úbeda (como diría el viejo Saadi) Capítulo aparte merece De Vido, recolector oficial de la caja kirchnerista. Eso es vox populi y jamás se dignaron a sacarlo del puesto de privilegio en el que está. Sé de primera mano el desenfado del señor en pedir de entrada a todas las empresas constructoras participantes de una licitación el sobreprecio de un diez por ciento para las arcas oficiales. Los participantes se quedaron shockeados por la total falta de pudor con la que abiertamente hizo el planteamiento apenas presentarse!
    Cuando hablamos de la situación terrorífica en la que quedamos en el 2001 tampoco olvidemos el apoyo abierto que Kirchner hizo en su momento a la política menemista. Abundan en la red discursos suyos de aquella época en la que sostenía exactamente lo contrario de lo que dice (decía) en estos tiempos.
    De los fondos de los jubilados ni hablar!. El ANSES se transformó en prestamista del Estado http://www.ieco.clarin.com/economia/caja-todo-fin_0_74100046.html
    Y el demagógico tema del fútbol para todos?¿De dónde sacaron la financiación para el famoso fútbol para todos? ¿Era imprescindible? ¿era prioritario? http://www.elmundo.es/america/2010/02/18/argentina/1266514447.html
    Cuando se habla de la política anti-monopólica que llevan adelante los K hay que tener en cuenta que el tema afecta casi exclusivamente al monopolio de Clarin y Papel Prensa. No he escuchado que se aplique la misma determinación para presionar a grupos industriales, mineros. Hace 10 años, 200 primeras empresas monopólicas concentraban el 24% del P. B. I, actualmente esas mismas empresas fusionadas tienen el 54% del mismo. durante el gobierno K se aprobaron numerosas fusiones de empresas: Friboi con Swift (carnes); Bimbo con Fargo (pan industrial); Quinsa-Quilmes-AmBev (bebidas); Bayer y Aventis (químicos); Pecom y Alto Paraná (petroquímica); Telefónica y Movicom Bell South (teléfonos); Sancor y Dairy Parners; Citigroup y Metlife (seguros); M & S con Petrobras (petróleo);Cablevisión con Multicanal. Etc etc
    Sobre la Ley de Medios (aclaro que no soy entendida) entiendo que es beneficiosa, pero lo que no se puede tolerar es el apriete que se vienen haciendo hasta con la Corte Suprema mandando una movilización frente al Palacio de Justicia con una exaltada Hebe de Bonafini insultando a los mismos jueces que antes destrabaron los juicios a los represores. Hasta ese punto llega el servilismo de los grupos fanáticos que responden sin mesura, sin razón y apelando al insulto y el agravio con todo el que no agite las banderitas del populismo…y que no me digan que el gobierno no los manda!
    Sin duda que da bronca ver los contrasentidos de los políticos de turno que pasan a ser de buenas a primera tanto héroes como demonios según sea la ocasión, y más me duele ver que en boca de los supuestos progresistas, personas antes respetadas dentro de su misma lucha son consideradas traidores y demás etc por el sólo hecho de animarse a cuestionar públicamente lo que considera inadecuado de un gobierno que se dice progresista. Si hasta al mismo Solanas lo han tildado de tibio y “cagón”!
    Creo que en nuestro país la hipocresía, lamentablemente, no está reservada a unos pocos.
    Gracias Rob por participar con altura en un debate que sabía se iba a dar, pero igual quise plantear desde la Agenda.
    Un abrazo.

  3. javier D 3 noviembre, 2010 a 1:06 pm #

    Hola a tod@s..
    bué, que me dió por pasar po acá.. y ya que estoy, además de saludar, pues dejo alguna que otra aportación..
    Ya, de entrada, confirmo que, desde la distancia, resulta dificil entender, con frecuencia, muchas realidades.. aunque tambien confirmo que, a mí, personalmente, a veces, me sucede lo mismo desde la cercanía de otras muchas..
    En este caso concreto, reconozco que me resulta difícil entender esa situación de un un “partido” o movimiento político como el peronismo o el justicialismo, con capacidad para albergar y dar cabida a ideologías tan opuestas y dispares.. y que he de suponer, es uno de los principales motivos por los cuales los conceptos de “izquierdas y derechas”, y las consecuencias que de ellos se puedan derivar, se puedan diluir hasta el punto de casi (o sin casi), desaparecer..
    Por acá, tambien es cierto que vivimos un período histórico en el que ambos conceptos tambien están bastante diluidos, y hasta con real riesgo de perderse.. pero no es tanto porque no se tengan más o menos claros.. sino por la imposición y exigencia de un todopoderoso sistema económico, el capitalista y de mercado, capaz de absorver, para eliminar, cuanta resistencia y disidencia se manifieste como un potencial enemigo a sus intereses y subsistencia..

    Quizás, lo más parecido a esa realidad política que vivís, fuera cuando, en alguna ocasión, algunos han planteado, y para algunos asuntos concretos, y en algún momento o lugar concreto, algún tipo de gobiernos de “concentración”.. Algo que, por ahora, al menos por acá, no ha constituido una realidad viable y, al menos por mí, tampoco deseada..
    De ahí,probablemente y como decía al principio, mi primera y gran dificultad para entender vuestra actual realidad política..
    Bué, seguro que con el tiempo,y con vuestra ayuda, ya iré conociéndola, y hasta comprendiéndola, al menos, un poquito mejor, che..

    Un abrazo para tod@s

  4. Cardenal Farenas 3 noviembre, 2010 a 2:16 pm #

    Dejo constancia de haber pasado, leido y callado. Me parece muy claro tu aporte para que los que no somos de acá, entendamos mejor lo que sucede fronteras adentro.

    Tu respuesta me encantó. Principalmente porque lo haces con altura y respeto por los pensares diferentes al tuyo. Esa es la forma de gobernar recomendada:

    Mónica para Presidente!!! y bendiciones muchas

    • Morgana 3 noviembre, 2010 a 2:39 pm #

      Como Carde leo y callo.Tienes una visión bastante amplia de lo que ocurre en tu país,para eso lo vives en primera persona.
      Me quedé enteradísima con tu entrada.
      Besotes.

      • javier 3 noviembre, 2010 a 8:49 pm #

        creí que estaba al corriente en temas de política y economía de vuestro pais
        agradezco el análisis sincero que mónica ha presentado
        como agradezco las discrepancias de rob
        verdaderamente esta es la democracia, la defensa respetuosa de las ideas
        me voy esperanzado por la responsabilidad tan alta que veo en el pueblo argentino
        gracias

  5. Carol 3 noviembre, 2010 a 11:28 pm #

    Sinceramente no tenía ni idea de lo que ocurre en Argentina, nada más lo que oigo en los telediarios, así que me ha resultado sumamente instructivo este paseo por aquí, tremenda realidad lo que sucede en política.
    Lo único que tengo claro es que casi siempre el afán de poder hace extrañas alianzas y esto en todas partes, lo único bueno es que el pueblo salga ganando con ellas algo que no siempre sucede.

    A sido un placer leer el artículo y los comentarios, por la elegancia en las respuestas, he aprendido mucho. Gracias.

    Besos Mónica.

  6. Camarandante 3 noviembre, 2010 a 11:32 pm #

    Mónica!
    Excelente artículo!
    El problema de nuestro gobierno es esa manera de dividir las aguas, gnerando antagonismos extremos. Eso nos daña como pueblo ya así pasan cosas como el asesinato del militante de izquierda el otor día.
    Sueño con el día que seamos un país para todos con un rumbo a perpetuidad, respetando libertades y pensares…
    Bueno no quería opinar! jajaja
    Muy bueno el artículo, repito.
    Abrazo

  7. Mónica Frau 4 noviembre, 2010 a 12:32 am #

    Para completar el debate, agrego un link en el que se critica, desde izquierda, el accionar y la política K

    http://edicion4.com.ar/e4blog/?p=6735

    Muchísimas gracias a todos los que se sumaron dejando sus comentarios.
    Saludos!

    • maruja 5 noviembre, 2010 a 12:44 pm #

      Que interesantísimo es todo lo que habeis escrito. Necesito tiempo para leer despacio, no sólo el post, sino también los comentarios. Mi abuela nació en Argentina, y en España os tenemos un recuerdo especial ¿Alguien puede facilitarme el manifiesto de la independencia?

      • Mónica Frau 5 noviembre, 2010 a 1:12 pm #

        Maruja, ante todo, muchas gracias por tu visita y comentario.Este lugar pretende ser un sitio de debate respetuoso y como tal se vienen intercambiando distintas opiniones. Me alegra que te resulte interesante.
        sobre el dato que nos pides, quizás en este link encuentres lo que solicitás. http://www.jstor.org/pss/20135914

        Un abrazo.

    • RoB Dangal TV 5 noviembre, 2010 a 3:30 pm #

      Acá te dejo otra opinión, de uno de los referentes de la izquierda: Pino Solanas.

      • Mónica Frau 5 noviembre, 2010 a 5:43 pm #

        Solanas es uno de los políticos argentinos que más respeto. Ha demostrado una gran coherencia entre lo que dice y hace.
        Gracias Rob por el aporte.

  8. Mónica Frau 24 mayo, 2013 a 2:59 pm #

    Como lo pronosticaba en el 2010, es oficial: La Cámpora se instaló como corriente unitaria dentro del kirchnerismo. Nunca más aquel intento de integración horizontal de papá Néstor para intentar sumar al progresismo de distintas corrientes! Ahora, por decisión de Máximo (su hijo) “quien quiera integrar las listas K para las próximas elecciones, debe ser de La Cámpora)

    Fuente:

    Máximo Kirchner dijo que quien no sea de La Cámpora no integrará las listas

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 3 noviembre, 2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Suponer que alguien de otro país, con otra realidad, otra historia, otras costumbres, otra idiosincrasia, llegue a entender en poco tiempo -viéndolos desde lejos- los pormenores de la política y la sociedad argentina es prete…..

  2. rssArgentina.com-Anuncios clasificados de inmobiliaria, motor y empleo - 3 noviembre, 2010

    […] https://republicavirtual.wordpress.com/2010/11/03/este-pais-mi-pais/ […]

  3. Tweets that mention Este país, mi país « Agenda de ideas -- Topsy.com - 3 noviembre, 2010

    […] This post was mentioned on Twitter by República Virtual, i e s u. i e s u said: Agenda de ideas | Este país, mi país: Suponer que alguien de otro país, con otra realidad, otra historia, otras co… http://bit.ly/bSi3iU […]

  4. Este país, mi país - 5 noviembre, 2010

    […] Este país, mi país republicavirtual.wordpress.com/2010/11/03/este-pais-mi-pais/  por Iesu hace 2 segundos […]

  5. Este país, mi país | El diario digital - 6 noviembre, 2010

    […] » noticia original […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: