Cristianismo comprometido

9 Nov

MalditosEl pasado 12 de octubre nos dejó Enrique Miret Magdalena, teólogo seglar especializado en ética y sociología de la religión y autor coetáneo de Xavier Zubiri, Julián Marías, Ignacio Ellacuría o José Luis López Aranguren. Comprometido en causas sociales y políticas, desempeñó el cargo de presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (COPYME), Director General de Protección de Menores del Ministerio de Justicia de España, cargo que desempeñó durante cuatro años, durante el primer gobierno de Felipe González. Presidente honorario de ONG Mensajeros de la Paz, ganadora del Premio Príncipe de Asturias.

Heterodoxo y progresista, ejerció a lo largo de toda su vida una intensa actividad como profesor, escritor y conferenciante, reseña El País. Padre de siete hijos, en 1974 recibió el premio Popular de Periodismo del diario Pueblo y en septiembre de 2006 la Medalla de la Orden Civil de la Solidaridad Social del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Siente, no seas una máquina de pensar

Cuando le veo o pienso en él oigo su voz cálida,  pausada, acogedora. Me maravilló en todo momento su capacidad de escuchar, hablar con serenidad y actuar con discreción y firmeza. Su nombre no estuvo ligado a movimientos revolucionarios como pudo ser la teología de la liberación, pero siempre me viene a la mente por asociación de ideas, dispares pero comprometidas, por admiración a quienes realizan un trabajo ejemplar desde sus distintas realidades culturales.

Se cumplen ahora veinte años del asesinato de Ignacio Ellacuría, filósofo y teólogo vasco, naturalizado salvadoreño, activo representante de la llamada Teología de la Liberación.

En 1979 se produce un Golpe de Estado de la Junta de Gobierno en El Salvador. Fracasa este intento y se desencadena una cruel violencia y guerra en el país. En 1980, el 24 de marzo, es asesinado el arzobispo Óscar Romero durante la eucaristía. Y, a finales de ese mismo año de 1980, Ellacuría sale de nuevo, esta vez ‘desterrado’ a España, bajo la protección de la Embajada Española. Desde entonces, Ellacuría aprovecha los viajes a España para dejar oír su voz en Europa y activar la publicación de algunas obras de Zubiri.

Ellacuría adelantó su regreso a El Salvador sobre el 13 de noviembre, para intentar mediar una vez más en pro de la paz y la convivencia. Pero, como altavoz de la Teología de la Liberación, dado su prestigio intelectual y su valiente denuncia de la situación del país, como defensor de la liberación del pueblo y de las mayorías populares, se había granjeado la enemistad de algunos sectores financieros y militares que le amenazaron con insistencia para acallar su voz.

El 16 de noviembre de 1989 fue asesinado por un pelotón del Batallón Atlacatl de la Fuerza Armada de El Salvador, en la residencia de la Universidad, junto con los jesuitas Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno Pardo, Joaquín López y López. Fueron también asesinadas Elba Julia Ramos, persona al servicio de la Residencia, y la hija de ésta, Celina, de 15 años.

Ellacuría, crimen sin castigo

Desde este foro hemos sido a menudo altamente críticos con las influencias de las ideas religiosas en el devenir de la historia de la humanidad; yo quisiera hoy, de manera apresurada, enlazando textos e imágenes, dejar constancia de esos dos hombres, esos dos nombres que tengo en el pensamiento desde hace unas semanas. Son las personas -creo yo- más allá de sus ideales; el talante, la fuerza, la voluntad, lo que determina la grandeza de sus obras. De muchos de ellos podemos aprender a dialogar, a pensar, a querer. A otros debemos agradecerles que con su vida misma nos abrieran caminos nunca recorridos.

Deberíamos escribir una lista infinita con todos los nombres de las mujeres y los hombres que hemos ido aniquilando a lo largo de nuestra historia por querer creer que es posible un mundo más justo y feliz. Y esa lista, cuando esté confeccionada, estamparla a lo alto de la efigie de La Libertad, que quede allí bien visible y expuesta para nuestra vergüenza, cuando los simios conquisten este planeta.

votar Ciudadano IesuShare/Bookmark

Anuncios

4 comentarios to “Cristianismo comprometido”

  1. Neogeminis 10 noviembre, 2009 a 5:12 am #

    Jesu, son muchos, por suerte, los que han peleado con dignidad por sus ideales. Me permito acotar que no todos hemos intervenido en los aniquilamientos de esas personas tan valiosas. Comprendo tu intencionalidad de generalizarnos como humanidad, pero de veras creo que hay que hacer la diferencia: los que aniquilan son los que no creen ni dejan creer. Dentro del resto, estamos los que aún seguimos soñando y valoramos sus ideales.
    Habría que hacer la lista. Creo que serviría de mucho, inclusive para levantar la moral de quienes creen que están solos en la lucha.

    un abrazo!

    P.D el asesinato de Arnulfo Romero fue una de las cosas que más me impresionó en aquella época

  2. Lala 10 noviembre, 2009 a 6:12 pm #

    Alguien que lucha por el bien es digno de mención y de homenaje, independientemente
    de que pertenezca a la institución que sea, en este caso eso qué importa?
    La cosa es el crimen, el asesinato de las personas por defender a quien tienen que defender, a los que necesitan ser defendidos.
    Qué horror de simios…
    Cuánta gentuza puebla el mundo!
    😦

    Un besito

    Lala

  3. Carlos 21 noviembre, 2009 a 1:47 pm #

    En fin… no merecemos que tanta y tanta gente haya entregado su vida para intentar ayudar a aquellos que, si tuvieran la oportunidad, los matarían.

    Un abrazo Iesu. En el caso de que realmente estés confeccionando la lista, podría darte algunos nombres, jeje.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 9 noviembre, 2009

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El pasado 12 de octubre nos dejó Enrique Miret Magdalena, teólogo seglar especializado en ética y sociología de la religión y autor coetáneo de Xavier Zubiri, Julián Marías, Ignacio Ellacuría o José Luis López Aranguren. Comp…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: