Claudio ‘Pocho’ Lepratti | El ángel de la bicicleta

12 Sep

El ángel de la bicicleta

Por aquel tiempo la Argentina pasaba por uno de los momentos más negros de su historia reciente. El Gobierno de Fernando de la Rúa se desmoronaba como una marioneta desarticulada.

La continuidad del modelo neoliberal menemista, la concentración de la riqueza, la ciega obediencia al FMI, la política de ajuste, el desmesurado aumento del desempleo y la vertiginosa multiplicación de la pobreza, provocaron una desesperante situación en todo el país.

Manejados, en su mayoría, por activistas contrarios al gobierno, sectores de las clases más empobrecidas salieron a las calles a saquear negocios y supermercados. El miedo y el caos se apoderaron de los centros urbanos más importantes, mientras el gobierno no atinaba ni a controlar ni a calmar los descontentos.

Con la orden de reprimir, las fuerzas de seguridad salieron a frenar los saqueos y en más de una situación, el accionar se pareció más a una cacería indiscriminada.

En esas jornadas, en la ciudad de Rosario, con un alarmante índice de pobreza, se reflejó la situación nacional. Con más del 20% de desocupación, y más del 10% de la población en villas miseria, los vecinos de los sectores más pobres se movilizaron en grupos con el propósito de protestar y saquear los supermercados cercanos.

Pocho Lepratti trabajaba como auxiliar de cocina en el comedor de la escuela número 756 José M. Serrano de Las Flores, un barrio duramente azotado por la desocupación y la pobreza.

Mientras se desataba la movilización, Pocho se mantuvo expectante. Junto con sus compañeros, subía al techo de la escuela, desde donde se ve la avenida de Circunvalación, una las principales arterias de circulación de la ciudad. El conflicto se desarrollaba a más de 300 metros de la escuela, y cuando pasó el móvil 2270 del comando radioeléctrico, disparando hacia el aire, para reprimir la movilización, Lepratti los increpó a detenerse, porque las balas podían herir a alguno de los niños de la escuela.

Fue entonces cuando el patrullero dio la vuelta y se detuvo frente a Pocho. El agente Velásquez, que salió de la parte posterior junto con el agente Pérez, hizo el resto. Claudio Pocho Lepratti, de 35 años de edad, quien supo hacer del compromiso y la solidaridad una forma de vida, cayó asesinado por la policía, fusilado de un tiro que le reventó la tráquea, efectuado con un perdigón de plomo de una escopeta calibre 12,70, disparado por el policía Esteban Velásquez a siete metros de distancia. El disparo lo arrojó hacia atrás y su cuerpo se desplomó sobre el techo de chapa.

'Pocho' vive!

Pocho estaba comprometido con la fe cristiana, ex-seminarista, siempre estuvo en contacto con la gente humilde. Pensaba que la fe y la acción no debían marchar separadamente. Decidió instalarse directamente en una villa de Rosario ubicada en el barrio Ludueña Norte, donde continuó con sus votos de pobreza y castidad. Era un pacífico, comprometido con el barrio; el sueldo que sacaba en la escuela lo ponía a disponibilidad de la gente de la villa que lo necesitaba, le decían El ángel de la bicicleta, porque andaba todo el día en su bicicleta, visitando y buscando la ayuda para cada familia. Si bien el 19 de diciembre de 2001, la ciudad de Rosario se quedó sin su Ángel, por las calles de la ciudad se fueron multiplicando las bicicletas aladas pintadas en los muros, recordando a Pocho.

Pero no sólo quedan de él pintadas simbólicas en las paredes. Han pasado ya casi ocho años de su asesinato, los responsables están juzgados y presos.

Muchos podrían pensar que la obra y el empuje de aquel muchacho soñador se diluiría en el tiempo junto con su desaparición física, pero no ha sido así.

Felizmente a partir de su memoria y sus ideales se ha abierto un abanico multifacético de expresiones y acciones que consiguen multiplicar día a día los principios que Pocho soñaba hacer realidad. Les dejo una serie de enlaces a sitios que muestran cómo crece su legado solidario.

Biblioteca Popular Pocho Lepratti

Agrupación Claudio Pocho Lepratti

Pochormiga

votar Ciudadana Mónica

Anuncios

15 comentarios to “Claudio ‘Pocho’ Lepratti | El ángel de la bicicleta”

  1. Manu 13 septiembre, 2009 a 2:30 am #

    De ese pueblo heroico han surguido seres nobles,he aqui un ejemplo,vaya mi solidaridad a las personas que aun mantienen en la memoria un espiritud de vida a seguir.

    abrazo fraterno desde este Montevideo

  2. Manu 13 septiembre, 2009 a 2:33 am #

    desde este Montevideo yonky

  3. Tere 13 septiembre, 2009 a 5:57 am #

    Muy buena esta nota, la verdad no sabia su historia y su obra, que suerte que continua.
    Un abrazo.
    Tere.

  4. Lala 13 septiembre, 2009 a 4:27 pm #

    Pues gracias a ti que conozco esta historia y a este hombre, pues lo leí en uno de tus espacios anteriores hace tiempo.
    Me alegro de que su memoria sirva para seguir esos pasos o pedaleos en pro de los desfavorecidos. Ojala todos siguiéramos las huellas de personas así y nos olvidáramos de querer parecernos al poderoso.

    Un besito

    lala

  5. Etel 13 septiembre, 2009 a 5:10 pm #

    Que historia más bella. En el último cd de Mercedes Sosa hay una canción que se llama “El ángel de la bicicleta” , hermosa por lo demás, y yo desconocía la historia que ahi se narra. Gracias a ti, la he conocido y en verdad, una se queda con sentimientos encontrados. Una vez más, se comprueba que la bondad es eliminada en un abrir y cerrar de ojos, por quienes van por la vida con los ojos y el corazón ciegos. La única esperanza que queda, es que el legado de estas hermosas almas, alguien lo recoge y sigue regalando bondad a quienes la necesitan.
    Moni, este ha sido un verdadero hallazgo. Gracias por tu regalo.

  6. neogeminis 13 septiembre, 2009 a 7:28 pm #

    Manu! gracias por tus palabras. Espero que sigas visitándonos.
    Querida Lala, es cierto, ya había hablado de Pocho en mi viejo espacio pero vale la pena traerlo hasta aquí.
    Tere, y Étel me alegro que esta entrada haya servido para que conozcan la historia y de Pocho y su entrega hacia los más necesitados.
    Ojalá se contagie su ejemplo.

    gracias a todos por su interés.
    Besso!

  7. Jesús Garrido 16 septiembre, 2009 a 10:42 pm #

    Si quieres creatividad tal como predicas por ahí abajo ¿por qué utilizas una foto de mi propiedad y más sin citar la procedencia?
    Me refiero al niño de espaldas y las palomas.
    Gracias.

    • Jesu 17 septiembre, 2009 a 10:32 am #

      Estimado amigo Jesús:

      En relación con el comentario que publicas en nuestra web colectiva Agenda de ideas, referente a la inserción de una imagen tuya en el post

      https://republicavirtual.wordpress.com/2009/05/14/me-ensenaron-esto-de-pequeno

      he de precisar que, aunque la prioridad nuestra son los textos propios, solemos en lo posible citar claramente cada artículo mencionado o imagen insertada, respetando así la identidad de su creador.

      La etiqueta de la imagen referida aparece deslizando el puntero del ratón sobre la misma, e indica el título, autor y ubicación original de donde se ha extraído:

      ‘El niño entre las palomas | Galería de Jesús Garrido | flickr’.

      Creo aclarar con ésto tus dudas. Aún así, si no contáramos con tu aprobación retiraríamos la imagen; preciosa por otra parte.

      Gracias y un saludo.

      Jesús V. Ferrer
      Administrador

      Vivir en red es compartir

      El que comparte nunca está solo

      • Jesús Garrido 17 septiembre, 2009 a 5:57 pm #

        Si os gusta la foto no hace falta que la quitéis, malentendido aclarado, con la mención sirve y se convierte para mí el asunto en todo lo contrario.

        Gracias y perdonar por el entuerto. Veré si también puedo agregar el blog si veo los temas.

  8. neogeminis 17 septiembre, 2009 a 7:02 pm #

    Me alegra que el asunto se haya aclarado.
    Hablando se entiende la gente!

    Saludos!

  9. Canalla 5 octubre, 2009 a 7:05 am #

    Pasadas horas del deceso, de quizàs la persona con la voz mas hermosa de amèrica latina-Mercedes Sosa, el Angel de la bicicleta recorre los cielos.

  10. Jose 17 octubre, 2009 a 12:34 pm #

    En nuestra vida diaria con nuestros problemas y felicidades, nos sentimos tan pequeños frente a este gran Angel de carne y hueso que vivio entre nosotros.
    Nos lamentamos no haberlo conocido.
    Renace en cada hombre ó mujer de bien cuando conocen su historia.
    Y nos dejo el mensaje que lo que se desea se puede hacer.

  11. juan 19 octubre, 2009 a 6:24 pm #

    la verdad que desconocia la historia pero la cancion de leon gieco me iso lagrimiar grande pocho

  12. damian 19 septiembre, 2010 a 12:34 pm #

    hola soy damian y quiero decirles que es muy lindo recordar a pocho lepratti nunca lo olvidemos porque ese hombre fue un ejemplo,pero tampoco olvidemos lo que hizo la policia porque este fue uno de los tantos casos de gatillo facil,a mi me emociona ver las pintadas de la gente
    por toda rosario pero me gustaria que se unieran todos a hacer justicia no podemos mas dejar que estos personajes nos maten asi,nosotros les decimos locos a los musulmanes
    a los de iran pero la otra vez ahi hicieron justicia hacia una comisaria hicieron estallar un coche bomba,la policia alla le temen a la gente aca en argentina la policia nos pasa por arriba tenia razon el che cuando decia si voy a la argentina tengo que ir con una metralleta y matar a varios,el che dejo una carta a los hijos y en un pedazo decia sean siempre capaces de sentir en lo mas hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo.es la cualidad mas linda de un revolucionario.pocho vive”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: