País de traca

26 Ago
Tomatina | Buñol | Valencia | Spain | Globo Terráqueo | Universo

Tomatina | Buñol | Valencia | Spain | Globo Terráqueo | Universo

No, no es mi título sino el del reportaje que ofrecen de nuevo esta noche los chic@s de Comando Actualidad en La 1 de TVE. Incluso han creado escuela, llevan tres meses entre todos paseando la imagen de España que ellos ven, la España de chiringuito, de la pandereta de antes, la de gente inculta, maleducada, cutre, friki, simple. Meten el dedito en llagas con el buen propósito de enmendarnos y hacer de nosotros mujeres y hombres de provecho. Pólvora, tomates, toros, playas, cerveza, coches, todo en un mismo kit, un caos horrible.

Yo veo otra España, la que forman ciudadanos que trabajan y disfrutan. La que sobrevive con el esfuerzo de sus compatriotas: dos de cada tres españoles son mileuristas y hasta tienen casa, es más, la pagan. Se necesitan cojones para montarse quince días de vacaciones -con la que está cayendo-, caminar a la orilla del mar y estar contento; meditar en lo alto de una montaña o abanicarse sobre el asfalto y creer que todo va bien.

Creer que todo va bien y querer que ocurra, podría valer éso para levantar una supuesta crisis; no es nuestro caso, estamos en crisis desde que somos país, un país de traca donde los cerebros no piensan, explotan.

votar Ciudadano Iesu

Anuncios

10 comentarios to “País de traca”

  1. Jorge 26 agosto, 2009 a 11:29 am #

    Jesu, por más que nos gusten nuestras “bonitas y curiosas” tradiciones populares, ésta que ilustras con la fotografía sí me parece de traca. Destinar 100.000 kilos de tomate a volar por las calles de un pueblo me parece una indecencia, se lleve haciendo cinco, diez o doscientos años. Que un Ayuntamiento -institución pública- destine 90.000 euros -el municipio tiene más de 9.000 habitantes, haz cuentas- a semejante despropósito, me parece otra mucho mayor. Y si a eso le añadimos los tiempos que corren, podemos encumbrarla como una de las mayores que conforman nuestro variado ambiente “sociocultural” y tradicional.

    Por desgracia no es la única, no: efectivamente, también tenemos la vergonzosa ¿fiesta? de los toros, o la genial fiesta del Agua del barrio de Vallecas de Madrid, en la que se tiran por las calles miles de litros del preciado elemento con camiones también pagados por el Ayuntamiento para que la gente se moje un rato. ¡Qué divertido! Porque se trata de pasárselo bien, ¿no? Pues tal vez España tenga que revisar su concepto de diversión, porque a mí algo no me cuadra.

  2. Lala 26 agosto, 2009 a 1:05 pm #

    Creo que hay que encontrar un equilibrio entre divertimento y sostenibilidad. Se dice asínnn?
    Como no soy festera…
    Yo veo ahí muchas latas de tomate desperdiciadas.
    Pero bueno, no quiero ser cutre radical y diré que todos, todos los ayuntamientos gastan su dinerito en fiestas, tomates o lo que sea, porque la gente quiere fiestas y tiene derecho a divertirse.
    En esta época de crisis, yo cortaría el chorro a todos los departamentos, y a todos los ministerios, para acumular el capital en lo primordial: trabajo. Y luego ya vendrían fiestas de nuevo, cuando las vacas volvieran a engordar.
    Chico, paranoias mias, no me hagas caso, no ando muy bien, tengo que pelear muy pronto con ocho dragones…

    Un beso colorao

    Lala

  3. Jorge 26 agosto, 2009 a 2:28 pm #

    Lala, no sé de dónde eres, pero es que en España la fiesta es la fiesta.

    Muchos gobiernos municipales de la Comunidad de Madrid están reduciendo o incluso llegando a eliminar los presupuestos en festejos y redestinándolos a concejalías de servicios directos, como obras o política social. No hay una sóla corporación municipal en España que no esté endeudada hasta las trancas. Alguna, incluso, ya no paga a sus empleados públicos o no presta servicios básicos, como recogida de basuras o mantenimiento de infraestructuras. ¿Y qué pasa? Que la gente protesta indignadísima, grita y patalea… por una corrida de toros menos, o por cinco chiringuitos festivos que ya no están. Y luego queremos que no nos llamen frikis, cutres, incultos, etc. Que no digo que lo seamos, pero disimulamos muy bien lo contrario.

    En el caso de mi ciudad se ha decidido reducir en más de un 80% el presupuesto de las dos fiestas municipales y reinvertir esos fondos en mejoras públicas que se notarán más allá de los 15 días de juerga. El resultado ha sido incluso unas fiestas mucho más bonitas, más populares, cercanas y con muchísima más participación e interacción ciudadana. ¿Y qué le pasaba a la gente?, ¿qué opinaba? Pues que estaban al borde de hacerle una revolución al alcalde, guillotina incluída, porque ya no tenemos 20 conciertos gratuitos de geniales estrellas nacionales o fuegos artificiales por todo lo alto -ahora son más modestos-, o a estupendas estrellas mediáticas paseando por nuestras calles con cargo al erario público; modelo festivo que además es mucho menos creativo, participativo o incluso, desde mi punto de vista, divertido -esto sí que es algo muy personal, claro-. Creo que además nos gusta ser observadores pasivos de espectáculos horteras.

    Lo que quiero decir es que sí, me avergüenza un país en el que pasan cosas como ésta ( http://www.pablourbiola.com/2009/mas-mileuristas-que-nunca/ ) pero sólo pensamos en fiestas, o en el daño que hacen a nuestra herida sensibilidad nacional, regional, local, comarcal, o la que corresponda en cada caso, cuando alguien discrepa con nosotros y, además, nos dice: “ey, tú, que ésto no es un asunto de fronteras o banderas, sino de sentido común”. Pero nuestro sentido común es el que va en dirección a lo simple, sí. La única manifestación popular masiva que recuerdo en Móstoles de forma espontánea fue hace unos años, con el anterior alcalde, y consistió en que varios miles -miles, sí- de energúmenos se dirigieron, piedras en manos, a la plaza del Ayuntamiento a apedrear la ventana el alcalde porque los toros del encierro habían corrido muy rápido y sólo había durado dos minutos. Tal cual. Que en uno de los municipios de mayor población y, a su vez, menor renta per cápita de España se vendan pisos de 100 metros cuadrados por 700.000 euros, nos la sopla -es más, nos parece estupendo e hipotecamos a nuestros bisnietos para participar del engaño colectivo-; pero los conciertos y los encierros que no nos los toquen. Venga ya…

    Sí Jesu. Lo siento. Quiero y adoro a España, que es mi tierra, y a cada una de las regiones, nacionalidades y culturas que la integran; pero efectivamente me parece que este es un país friki, de pandereta y taconeo, donde mientras nos den espectáculo, algo de fútbol y cualquier mierda precaria, nos conformamos y somos felices, donde nadie tiene espíritu por luchar y mejorar su vida; donde preferimos recortar en el gasto de la educación de nuestros hijos que de las vacaciones en Torremolinos. Así somos.

    En todo caso, este discurso no era el tema del post, y pido disculpas por el desvío. Pero no, por todo lo anterior no puedo entender que estemos contentísimos porque sale del dinero público una lluvia de tomates por las calles de un pueblo. Y en todo caso: tampoco podría entenderlo si lo pagasen los propios vecinos de su bolsillo -perdón, eso ya pasa- o una empresa privada . Me parece un despropósito insostenible e impropio de un país avanzado. Las cosas no son buenas o malas por ser tradicionales, o por el cariño interior que les guardemos. Hay que tener algo de conciencia pública y social. Si nuestras ideas están por debajo de nuestra diversión, entonces es que no tenemos ideas.

    Saludos para todos.

  4. Neogeminis 26 agosto, 2009 a 3:35 pm #

    Hola chicos!!!
    en este tema, viéndolo de afuera y comparándolo con los sinsentidos que por aquí al sur también tenemos (toda nuestra historia parece serlo!) me voy a inclinar a coincidir en mucho con Jorge. Es cierto también como bien dice Jesu que son muchos también los que se ubican en forma constructiva frente a las crisis y los momentos de euforia. Pero me da por pensar que muchos de los que reclaman por más eficiencia del estado, racionalidad en la utilización de recursos y demás yerbas apelan al facilismo de darle a la “masa” lo que la entretenga y mantenga alejada de lo que en verdad les importa: conservar el poder y los privilegios a toda costa. Por aquí, vemos azorados como, de un plumazo el ex presidente (hoy parte del increíblemente conformado de hecho “matrimonio presidencial”) decide un día intimar a la AFA (asociación argentina de fútbol) para que rescinda el contrato monopólico firmado hace unos años con una empresa de TV privada y que, sin consulta ni intervención del Congreso, la televisación de todos los partidos pase a hacerse ahora desde el canal estatal de aire (que tampoco llega adecuadamente a todo el pais) haciéndose cargo el Estado de todos los gastos que surjan del traspaso (incluso el resarcimiento económico que seguro pretenderá la empresa privada al no cumplirse el contrato que tenían) y semejante despropósito en medio de un cuadro social de necesidades básicas insatisfechas, el nivel de desocupación en alza, montañas de conflictos sociales, tensiones políticas por resolver, sospechas de grandes negociados por parte de los KK (la presidenta y su marido) y muchísimos otros items fundamentales en los que sería mucho más necesario que el Estado destinara recursos…y sin embargo, dada la popularidad del fútbol, para la mayoría, resulta ser una “buena noticia” que ha hecho mejorar notablemente la imagen de los KK!!!!…como verán, aquello de que “para mantener contenta a la masa hay que darle pan y circo” es verdad.

    Un abrazo.

  5. Lala 26 agosto, 2009 a 11:10 pm #

    Lala es de España, de un pueblo de Alicante.
    Pero Lala no se entera de las fiestas porque no le interesan, la verdad.

    Iesuuuuuuuuu, jajaja, te imagino tomando dos gintonics mientras nos lees. Ay, hijo, qué quieres, no somos tan festeros como tú, jajajaja!
    Has vuelto ya de las vacances?
    Tienes depre post vacacional?
    Es que no me echas de menossssssss?
    Ggrrrr….

    Y aún así te dejo besitos

    Lala

  6. Jesu 27 agosto, 2009 a 12:58 am #

    En un episodio anterior de Comando Actualidad, uno de los reporteros realizó el seguimiento de varias familias en vacaciones. Algunas, de ésas que parece que ya no existen, de las que viajan con el coche repleto de maletas, niños, padres, suegros, gato, perro y canario. Al llegar a su destino, todos tan contentos, el periodista no dejó de incordiar…

    – ¿Por qué le gusta a usted la playa, señora? ¡Si está llena de gente!

    – Me da igual, me lo paso bien, me encanta.

    (afirmó la mujer con una sonrisa de oreja a oreja)

    – Por la mañana (prosiguió) nada más levantarme, lo primero que hago es asomarme al balcón a ver el mar, mire qué bonito!

    – Si está muy lejos! Casi no se ve!

    – Sí se ve, mírelo…

    Aquella conversación me recordó las lucecitas del puerto que sólo ve Dionisio.

    Realmente no pretendía tratar los festejos populares, con muchos de los cuales puedo estar en desacuerdo parcial o radical, sino citar una determinada y nueva forma de hacer periodismo consistente en mezclar cosas muy diversas, mostrarlas similares, utilizar un mismo argumento para ese conjunto desigual, ver el lado negativo de todo y concluir con una imagen global de país caótico.

    Otros programas hacen lo contrario, como es el caso de Españoles en el mundo. A menudo relatan historias de precariedad y dificultades extremas y reflejan el lado positivo de su experiencia.

    No nos hacen falta cenizos, sino gente que nos dé confianza, que nos haga creer en nosotros mismos.

    Este país saldrá de su supuesta crisis solo, sin ayuda, mirando mares aunque sea de lejos. La clase política está en otras cosas, destruir al adversario, por ejemplo.

    Soy muy crítico con el carácter español, aquel vídeo famoso de Sánchez Dragó (…lamento profundamente haber nacido español) logró unirnos casi unánimemente. Aún así, soy todavía más crítico con quienes tratan con desprecio a la ciudadanía; porque nadie merece desprecio sino comprensión y respeto, aunque sea desde la posición ideológoica más opuesta.

    No es lo mismo lanzar un tomate que maltratar a un toro. A todo ésto, una cadena pública denuncia el maltrato a los animales mientras transmite en directo los encierros de Pamplona, muertes en vivo incluidas, casi en formato de arte y ensayo. Junto a todo ese maremágnum caótico incluyeron en el famoso País de traca -no lo recordaba, volví a ver hoy algún fragmento- unas escenas y entrevistas en tono burlesco sobre el Misteri d’Elx, representción popular declarada Patrimonio de la Humanidad, Oral e Inmaterial, por la UNESCO. Menudo poupurri informativo!

    No, no me gusta el tono, la intención, los modos.

    Podemos ir de vacaciones aunque tengamos poco dinero, no hacemos mal a nadie, verdad! Sólo hay que hacer juegos malabares. Para vivir hay que hacer juegos malabares. Y hasta para morir.

    Podremos encender hogueras en la noche de San Juan, pedir un deseo o lanzar fuegos de artificio pintando el cielo de colores… no sé si podremos el año que viene, a la Unión Europea no le gusta todo éso.

    Qué seremos. No sé.

    Bien, creo que lo que quise decir quedó expresado entre líneas en mi post.

    Claro que te echo de menos, Lala! Un beso colorao para ti también.

    Y un abrazo para todos y cada uno.

  7. Jorge 27 agosto, 2009 a 11:25 am #

    Estamos casi de acuerdo, pero yo no creo que el espectador no entienda la supuesta mezcla. A mí que la señora vaya a la playa me parece estupendo, faltaba más, no me van a convencer de lo contrario. Que otros se tiren tomates, si me parece perfectamente criticable. Y me junten ambos hechos en una sucesión de imágenes, o me los presenten por separado, voy a seguir pensando igual. Se supone que hasta ahí si llega la madurez del espectador.

    En todo caso, creo que vivimos en una sociedad endémicamente pesimista y de espíritu quejica -en el mal sentido de la palabra-.

    Un abrazo.

  8. javier d 27 agosto, 2009 a 1:30 pm #

    Hola, hermano Iesu… ejej… es que acabo de llegar de mi retiro meditacional del monasterio de Leire!!.. ejej… y me he pasado porque sospechaba que necesitabas de un empujón espiritual!!.. ejej… Jeesúuus..!cómo has vuelto de las vacaciones!!.. ejej.. escéptico y descreídooo… ejejj… hasta con el espíritu patrioo!!.. ejejj… bueeno, tranquilo, que eso, en un par de semanas… !!se superaa!!… (bueno, y con un par de gintonics, como dice la hermana LALALA, en menos tiempo aún)… ejejj… En fin, que un besote CASTO para tí y para todos y toas!!…
    PD: ¿la hermana LALALA, es de Alicante?.. dioos de lo que se entera uno!!!.. ejejj… y yo que creía que era del otro lao del charcooo!!.. ajajajjj..

  9. Lala 27 agosto, 2009 a 3:39 pm #

    Este Javier no debe ser Alanthos, que el Javier Alanthos sabe que soy de este lado del charco, del charco mediterraneo.
    LALALA no era un trío que cantaba con Massiel?
    O era LALALA la canción de Massiel?
    El caso es que yo con dos LA me conformo, jajajaja!
    Pero si hay que cantar se canta, eh?

    Iesu, quien meta en el mismo saco el Misteri d’elx y la tomatina o una corrida sangrienta de esos pobres animales, mae mia…
    Me paece a mi que las churras y las merinas están toas mezclás en su mente. _Se ha tomao 5 gintonics de más.

    Pero fíjate que sí, que quien suele halar de Ejpaña, suele hacerlo tirando piedras a su propo tejao. Es cierto. Por qué no nos autoamamos más como país? Mmmm…
    Reponde, responde Iesu!!!

    😛

    Besotessssssss

    Lala

  10. Carlos 27 agosto, 2009 a 7:26 pm #

    Jorge, algo endémicamente pesimista ya eres, sí, jeje. En fin, creo que en realidad es cierto tanto que en la tele pretenden reflejar con exajeración la mentalidad con la que los españoles cogemos las vacaciones y las aprovechamos en una especie de miscelánea morbosa e idiotizante. Es verdad que ver cómo exponen tan tranquilamente un baño de barro en formentera con el baño y el desperdicio de una barbaridad de kilos de tomate que bien serviría para dar de comer a gente que se muere de hambre atonta en un alto grado la capacidad de distinción entre ambos, y también es tanto más cierto que hay que tener dos dedos de frente.

    Evidentemente podemos darnos cuenta de que la diversión es importante, conforma gran parte de nuestra vida y en muchos casos consigue darle, sino todo, algo del sentido que tiene- o no tiene-. No diría que no me sumo al carro del desenfreno más reprochable. Aquí en Huesca me dejo llevar por el rebaño cuando cada 9 de agosto nos bañamos en vino y nos rompemos la camiseta entre todos los reunidos con motivo de San Lorenzo- o al menos eso se comenta por allí antes de que tiren en cohete anunciador de fiestas-. También es cierto que está en nuestras manos, precisamente de los que nos dejamos llevar, que actos tan estúpidos e ilógicos que pertenecen a nuestras tradiciones o raíces culturales desaparezcan de una vez.

    Como ves, no voy a echar la culpa a los gobernantes, aunque tal vez haya pensado en un principio que son ellos quienes tienen que librarnos a través de nuestra representación de dichos actos. El hecho de que el alcalde de Móstoles tenga que aguantar ser apedreado no tiene nombre. Y precisamente por los que nos quedamos mirando. O escuchamos y no hacemos nada. Vaya, que tal vez sea de la pasividad más que del gusto por estos espectáculos y/o taconeos varios.

    Es tan fácil dejarse en verano llevar por las olas, que aunque pocas como gostas en el océano, nos sumerjen lentamente. Lo malo es que estén los programas como Arena mix para decirnos, mirad cuánta mierda hay en la playa, y nosotros digamos, es igual; total, me puedo bajar de la cresta en cuanto quiera y decir que nunca estuve de acuerdo con nada de lo que ocurre a mi alrededor.

    A ver si el invierno nos devuelve la cabeza y las manifestaciones el honor de nuestra cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: