Youarenotalone

27 Jun

A las seis cuarenta y cinco de la mañana Kiss FM Noticias me despierta diciéndome… Si te fuiste a dormir anoche antes de las once y media te impresionará saber que ha muerto Michael Jackson. Sí, me acosté pronto, mi vampiro anda sin pilas, estoy agotado y tengo una mezcla rara de frío y de calor por el aire acondicionado. Y ya, si se me ocurre coger la bici o ir a la piscina, ducha y a la cama. Me gusta Michael Jackson, me gusta su música, al margen de toda polémica o de cuestiones penales nunca resueltas. Me pareció siempre una de esas personas que buscan cobijo porque tienen miedo a vivir. Esas personas me atraen como un imán, porque quiero calmarles o porque me siento uno de ellos.

Un Ángel de Charlie menos tenemos también a partir de ahora. Farrah Fawcett no pudo vencer su lucha contra el cáncer. Me llamó poderosamente la atención el insensible relato del periodista en Antena 3: Tras unas recientes palabras de la actriz explicando que no estaba segura de ganar esa batalla y deseando quizá una pequeña intervención divina, afirmó rotundo el comentarista… Si Dios pretendía hacer algo, ha llegado tarde.

Cuando estoy cansado desconecto mi mundo virtual y me relajo con el mando a distancia hasta que llego a un punto abismal de no retorno en que el zapping compulsivo tumba directamente mis neuronas. En ese proceso mi cerebro hizo anoche una escala de quince minutos en los debates de Popular TV. Creí escuchar a Francisco Franco, estaba reencarnado en el escritor Juan Manuel de Prada, que con mirada soberbia, ademanes prepotentes y verbo despreciativo acusó a los contertulios de la fila de enfrente de asesinos por comprender la ampliación de la ley del aborto; delincuentes por asistir a quienes deciden no prolongar su vida con cuidados artificiales intensivos; ignorantes por querer creer en la educación de los niños por padres homosexuales y, en conjunto, por defender lo que ellos llaman cultura de la muerte y renunciar -dijo- al uso de la razón, que debiera guiarles. Imagino que a estas horas los habrán fusilado en el paredón, éso me lo perdí, menos mal.

Pese a todo, he tenido sueños felices y me levanté con ganas de hacer cosas. Aunque al rato he pensado que el mundo está muy mal. Tengo pendiente contestar a los compañeros para explicarles que en mi opinión lo que hacen las ONG’s deben de hacerlo los gobiernos. Pero cómo van a hacerlo, si los políticos y acompañantes de viaje no son normales.

Never say goodbye.

votar Ciudadano Iesu

Anuncios

9 comentarios to “Youarenotalone”

  1. Javier D 27 junio, 2009 a 8:25 am #

    …Pues mira, Iesu, no está mal la idea de trasladar un tema de una entrada a otra…ajaj.. sobre todo cuando empieza a formarse el pitote que tenías allí liao!!!… ajaj… y además ahora, con buena musiquita y tó (youarenotalone)… bueno, al lío… que digo yo, que a lo mejor los políticos y acompañantes no es que sean anormales… es difícil pensar, que todos y en todos sitios vayan a coincidir en tanta anormalidad… no digo yo que no pueda ser, pero sí digo que ya sería bastante casualidad!!!… y desafortunada, por cierto… A mí, desde mi particular punto de vista racional (a veces lo soy), me resulta más fácil comprender que el problema, no estaría tanto en el “político”, sino en en “LO POLÍTICO” (llámale poder, cargo, gobierno, estado… o como quieras)… a fin de cuentas, ESO es lo que tienen en común todos!!… vamos que este sería un ejemplo de que “Lo POLÍTICO hace al político… y no al revés”… de ahí, y recuperando el tema… que resulte algo complicado esperar que dichas estructuras puedan experimentar alguna Revolución de Fondo, y si me apuras, hasta de Forma!!!… No obstante, oye, que si hay que esperar… !!PUES QUE ME ESPERO!!… ajaj…
    PD1: ´Lo del 8 en snipheo… ajaj… viniendo de Tí, maestro, “me llena de orgullo y satisfacción”… ajaj… aunque he de decirte que la Mónica ha sido un poocoo “más generosa”… ajaj.. (será por lo que sufrió, la pobre, de tanto ir pallá y pacá…ajaj)…
    PD”: una pregunta, maestro… ajaj… el color que se nos adjudica a los que pasamos por aquí (de nuestra “muñequito”, me refiero), ¿es automático y para siempre?… ajaj… pues menos mal que me ha tocao el rojo..aja.. y no el “rosita chupao” de la Anto… ajaj..
    Alaa… Un abrazo

  2. Lala 27 junio, 2009 a 11:27 am #

    El otro día en el telediario del telecinco dedicaron creo que menos de 1 minuto a la muerte de Vicente Ferrer.
    Me indigé.
    Ayer, de paso, escuché en la tele que noséquién y nosédónde había detenido un exorcismo que la iglesia estaba practicando a un chaval para sacarle el demonio homosexual de dentro…

    Sí, el mundo está muy mal.

    Menos de un minuto en un telediario para ensalzar el valor de la bondad, la generosidad, el altruismo…..Qué coño vamos a aprender de la tele, si sólo se muestra el lado oscuro????
    Acaso no seríamos mejores si lo que nos mostraran es que ser bueno vale la pena????

    En fin…

    Lala

  3. Neogeminis 27 junio, 2009 a 10:27 pm #

    Lala, más argumento para mi propuesta de rescatar desde aquí a las personas casi anónimas o por lo menos, poco conocidas que han hecho y siguen haciendo grandes cosas para el bien de los demás.

  4. Alanthos 28 junio, 2009 a 11:28 am #

    Hola, gente. Tiempo sin veros. ^^

    La verdad, este año hemos perdido a bastante gente, pero creo que quienes más lo han sentido han sido quienes han perdido a Vicente Ferrer. Era un hombre excepcional, en todos los sentidos. Daba recursos y opciones a quienes no los tenían, a quienes no los esperaban. Y, aunque no he visto las noticias recientemente, estoy de acuerdo con Lala (por cierto, un placer conocerte): lo más decepcionante de este asunto es el hecho de que individuos tan maravillosos como Ferrer pasen desapercibidos, y es más que lamentable. Es más que vergonzoso. Es decepcionante.

    Al mismo tiempo, me ha parecido excesivo el tiempo que se ha dedicado a Michael Jackson. La verdad, reconozco que no he sido fan suyo, y que mi idea de la música no encaja del todo con lo que hacía él; pero, como artista y profesional, supongo que hay que reconocerle un mérito muy considerable. Su vida privada fue un desastre desde el principio, claro; tal vez sea por eso por lo que no sé si sentir lástima por él o limitarme a decir lo que he dicho hasta ahora. Supongo que es mejor dejarlo todo por escrito. En cuanto a Farrah Fawcett, tengo que admitir que nunca he visto ni un sólo capítulo de los Ángeles de Charlie, y que no sufro por ello; sólo puedo decir que el cáncer es una enfermedad que, en muchos casos, es terminal, y lo que tienen las enfermedades terminales es que rara vez acaban bien.

    Sin embargo, debo mencionar el hecho de que mueren personas maravillosas cada día, en todas partes, que son héroes de sus hijos, de sus hermanos y de sus nietos. Hace una semana y media, murió uno de esos héroes cotidianos: Pedro López Asensio, mi abuelo paterno. Le recordaré siempre como a una persona amable, honrada y muy trabajadora, a la que le encantaba su trabajo, su vida y su familia. Podría decir que estaba un poco chapado a la antigua, pero nunca había sido como esos cabezacubos de los que podríamos mencionar, aquí y allá. Nunca le vi decir una palabra más alta que otra a uno de sus nietos. Nunca le vi levantarle la mano a nadie. Era un personaje algo ausente, pero cariñoso, algo despistado, pero erudito. La clase de abuelo, en definitiva, que todo el mundo debería tener alguna vez en la vida. Un abuelo-abuelo.

    No ha aparecido en las noticias, pero su óbito me ha importado más que todos los demás. Supongo que es de esperar. Hace meses que no le veo. Y ya no voy a verle de nuevo. ¿Cómo me sentiré, si no me siento apenado?

    Por ello mismo, quiero decir algo acerca de las elegías que se dedican a ciertas personas a lo largo y ancho del mundo: nadie, nunca, recibe lo que se merece, ni antes, ni después de muerto. Algunos reciben más, casi todos reciben menos, y unos pocos reciben lo que se merecen. Para mí, mi abuelo recibió lo que quería: la despedida de quienes le querían. Para mí, un par de minutos en el telediario y una calle no significarían nada; pero, sin embargo, en comparación con lo que hizo en vida, con la enorme lista de pacientes a los que atendió y que le recuerdan, con todos sus familiares recordando los buenos momentos a su lado… un par de minutos en el telediario y una calle realmente no significan gran cosa.

    Sí, quería mucho a mi abuelo.

    Por eso mismo digo que no estoy por lamentar mucho la muerte de Michael Jackson, a quien debo decir que no conocí personalmente. Los grandes hombres, quienes han hecho tanto por los demás, las grandes personas que nos dan un ejemplo maravilloso e ilusiones casi ilimitadas para el futuro… esas personas son las que más deben importarnos en este mundo, incluso cuando ya no están.

    Esas personas, aunque no estén para siempre con nosotros, son las que deben dejar en nosotros una marca más indeleble.

    Bueno, escribiré más en un par de horas. Ahora, a ponerme al día.

    ¡Nos vemos!

    • Jesu 5 julio, 2009 a 10:21 pm #

      Hola Javier!

      Me alegra que compartas con nosotros tus sentimientos, las vivencias con tu abuelo. Ya nadie habla de sí mismo o de sus asuntos; se van quedando camuflados entre los demás asuntos, los que nos mueven diariamente y nos hacen olvidar -o no querer ver- lo realmente importante.

      Piensa en él y estará contigo, no es necesario sentir pena, ni una excesiva alegría, sino paz. Lo mejor de las personas que quieres te acompañará a lo largo de tu vida, es una gran suerte, un inmenso tesoro que nadie ve, sólo tú.

      No, no podemos comparar muertes, ni tampoco seres humanos. Somos diferentes, mucho, muchísimo. De todos podemos aprender, a todos podemos ayudar. Y a todos, casi, querer.

      Me alegra verte de nuevo, disculpa por no haberte podido contestar antes, creo que andamos todos con las agendas repletas de no se sabe bien qué.

      Un abrazo!

  5. Alanthos 28 junio, 2009 a 1:13 pm #

    PD: No negaré que Juan Manuel de Prada requiere un bozal. Tal vez también un traductor. Los gruñidos se le entienden cada vez peor, últimamente.

  6. Neogeminis 28 junio, 2009 a 5:21 pm #

    Alanthos, conmovedoras tus palabras hacia tu abuelo. Cada cual lleva por siempre las huellas de sus afectos, es nuestra herencia.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: