Grandes enfermos de la Historia | Akhenatón

1 May
Amenofis IV | Akhenatón

Amenofis IV | Akhenatón

Es casual pensar que aquellos grandes personajes de la historia destacados, bien por su condición, bien por sus hazañas, estaban exentos de todo mal ajeno a su situación al contar con esa especie de idealismo que sus coetáneos les proporcionaron, a lo largo de su vida, de manera gratuita. Pero pocos se libraron de no padecer desgracias físicas o psíquicas que determinaron su forma de actuar y su período vital.

Lo que pretendo con esta serie de artículos es, por tanto, recapitular sobre algunos de aquellos personajes que nos enseñaban en la escuela que tantas veces nos permitieron soñar junto a la fuerza de sus palabras, el blandir de sus espadas o la apariencia de sus heroicas actuaciones.

Me ha parecido conveniente establecer un listado por orden cronológico en el que se alternen personajes de toda condición social -aunque no siempre resulta fácil-, hombres y mujeres pero, sobretodo, personajes de esos que entran dentro de lo que podríamos llamar culturilla general.

Nota. Dada la extensión de los artículos los personajes se irán intercalando con otras entradas, en este recién estrenado Cuaderno de Historia.

Amenofis IV (Akhenatón) 1372 a.C. – 1354 a.C.: El sucesor de Amenofis III y décimo faraón de la dinastía XVIII es uno de los casos más ejemplares de la Antigüedad en cuanto al tema que nos ocupa. Es, sin duda, una persona de gran controversia por haber revolucionado las perspectivas religiosas y culturales de su época, siendo este detalle uno de los más importantes para la hipótesis que voy a detallar a continuación.

Se baraja que Akhenatón padeciera el síndrome de Marfan, una enfermedad poco común causada por la alteración del cromosoma quince y, en apariencia, viene reflejada por una gran altura del individuo en cuestión, manos grandes con dedos muy alargados, una excesiva prominencia del hueso sacro produciendo unas estrías características, deformación de la columna, pliegue doble en el cuello y paladar ovoide.

A grandes rasgos, la enfermedad se trasmite genéticamente es un 50% de los casos, por esta razón, aunque el faraón presente algunas de las características físicas se especula con que sus antecesores no la hubieran padecido y que hubieran sido simples portadores. En definitiva, he elegido la hipótesis de este síndrome porque me ha parecido la que mejor se refleja en algunas de las esculturas que han llegado hasta nuestros días pero todo son conjeturas por el gran espacio temporal que nos separa y que, por el momento, la arqueología no ha desvelado.

Retrotrayéndome a lo que he señalado antes sobre la revolución que este faraón provocó en su reinado y, en el caso de que padeciera este síndrome, hay que señalar que la alteración cromosómica señalada no afecta a las capacidades cognitivas del enfermo, ni a su inteligencia. Aunque se sabe que su enfermedad pudo afectar en las relaciones familiares, siendo su madre la única persona que le diera un gran afecto y le apoyara en los momentos decisivos del cisma religioso entre el clero de Amon y el clero de Aton, la nueva religión monoteista y de tintes naturalistas que instituyo, tomando el disco solar como dios de esta nueva religión.

Finalmente, su muerte prematura, siguiendo la línea de la hipótesis, entre los treinta y los treinta y seis años pudo deberse a este síndrome, aunque no se han hecho demasiadas conjeturas sobre este asunto.

CiUdAdAnOBoRsHa

Anuncios

9 comentarios to “Grandes enfermos de la Historia | Akhenatón”

  1. Lala 2 mayo, 2009 a 1:29 pm #

    Las carencias afectivas de las que hablas seguro que influyeron mucho en su modus operandi también, aunque la enfermedad no mermara sus facultades mentales.
    A todos nos afecta el estado sentimental, no?

    Grandes enfermos de la historia….
    Estoy deseando saber qué clase de enfermedades mentales tienen algunos personajes de hoy y ahora, jejeje! Nos lo contarás? 😀

    Un beso

    Lala

  2. Borsha 2 mayo, 2009 a 1:57 pm #

    Si, eso siempre fue algo importante, de hecho hay otro personaje que estoy preparando que aún tuvo más problemas. A los enfermos de apariencia casi siempre se les consideraba malditos y se les apartaba del circulo de confianza de la familia, aunque si tenían una faceta política, aparecían esporádicamente para dar fe de su existencia. Supongo que funcionaría así, no tenían una vida normal.

    Bueno, al final del artículo incluire varios personajes de actualidad, pero si siguen vivos es un poco más dificil de saber que enfermedad/es padecen porque hay muchas especulaciones sobre su estado.

    Agradezco tu comentario.

    Un saludo!!

  3. Neogeminis 3 mayo, 2009 a 4:28 pm #

    No soy una entendida en el tema, desde ya, pero me parece haberescuchado o leido por ahí que en algunas culturas (como la hindú de la actualidad) las deformaciones físicas son vistas con buenos ojos, como bendiciones o manifestaciones de los dioses. Caso concreto, la nena con cuatro piernas nacida hace un par de años, venerada ne su aldea como encarnación de una diosa. Talvez en el antiguo Egipto se diera algo similar. Además, ahora me viene a la memoria, los miembros de la familia del faraón tenían al nacer cierto tratamiento especial: se vendaba su cabeza de manera de que su cráneo se deformara un poco, provocándole mayor protuberancia en su parte posterior, pasando a ser éste un signo distintivo de la realeza.
    Muy interesante el tema y sé que a lo largo de la historia han sido muchos los miembros de la realeza que han padecido enfermedades congénitas y a pesar de eso igualmente ejercieron el poder.

    saludos!

  4. anto 3 mayo, 2009 a 9:42 pm #

    ¿Doña Juana La Loca o La Esquizofrénica?
    Esta reina vivió en una época en la que se confundía la locura con la posesión diabólica. Pero lo cierto es que fué víctima de su herencia.Al igual que su abuela materna Isabel de Portugal, la loca de Arévalo, sufrío esquizofrenia.
    Desde que se casara con su amado Felipe el Hermoso su enfermedad fué en aumento, marcandola de por vida. No era un simple desequilibrio emocional atribuible a los celos. Su primer brote esquizofrénico apareció en su primera gestación. Aparecieron los celos y el exagerado amor por el esposo. Una expresión típica del monoideísmo y de la perseverancia ideativa propias de la enfermedad, con una clara reacción autista de pérdida del contacto con la realidad y proclividad hacia la introversión.
    La conducta irracional y el aislamiento que con ella se siguió furon determinantes para su agudización y empeoramiento.
    Habrá que pensar entonces si el amor,como afirma la leyenda,la llevó a la locura o si ésta le hizo concebir aquel amor desenfrenado en su delirio esquizofrénico.

    Saludos locos y amorosos.

    • Jesu 5 mayo, 2009 a 7:30 pm #

      Le condujo el amor a la locura o le llevo la locura a concebir aquel amor delirantemente loco!

      Interesantísimo.
      Ya dirá el profe…

  5. Borsha 8 mayo, 2009 a 12:54 pm #

    Bueno en cuanto a la observación de Neogemenis estoy totalmente de acuerdo, de hecho tuve ocasión de leer, hace unas pocas semanas, sobre la llegada de un inmigrante albino procedente de un pais africano, que se había escapado de los chamanes de su aldea porque querían sacrificarlo.

    También vi un documental sobre una tribu amazónica que incineraba a sus muertos y luego formando una pasta de cenizas, se iba pasando por los miembros de la tribu que consumían tal “manjar”. Esto quiere decir que una parte del alma del muerto sigue viva en cada uno y, con ella, todos sus conocimientos.

    En conclusión, existen una serie de ritos muy importantes en las tribus actuales que pueden usarse de estudio comparativo -etnología comparada- para teorizar sobre la existencia de esas mismas costumbres en tribus desaparecidas, como prehistóricas, etc…

    Respecto a la cuestión que plantea Antonio, no estoy seguro de si se ha llegado ya a una planteamiento seguro sobre su locura pero creo que la muerte prematura de su esposo, Felipe el Hermoso, le pudo causar un tremendo choque emocional que agravo, progresivamente, su estado mental.

    En tal caso, lo que sí me parece importante señalar, es la consecuencia política que derivo de su encierro en Tordesillas, pues este hecho fue la base del conflicto comunero, como respuesta al rechazo del reinado de su hijo Carlos de Gante. Mientras los comuneros veían en Juana a su auténtica reina, la situación real era que su propio hijo fue nombrado rey de España y había implantado una nueva administración extranjera que provocaba los recelos de la sociedad. Aunque el conflicto comunero desapareció por sus propias disensiones, la firma de la propia Juana podría haber supuesto el destronamiento “burocrático” de Carlos pero su madre se negó.

    Años después, cuando su enfermedad ya estaba avanzada y se creía que estaba endemoniada, fue su nieto y futuro Felipe II (sucesor de Carlos de Gante, CarlosI) el que mandó a San Francisco de Borja a hablar con ella para comprobar esta afirmación. Poco después, San Francisco afirmó que su estado se debía a la falta de cuidados recibidos, pero, sobretodo, se sabe que Juana estaba encerrada en una estancia casi a oscuras, por lo que no resulta difícil que su enfermedad se agravara con más fuerza.

    Fue ya en 1555 cuando el santo volvió a visitar a Juana y cuando este se convenció de que la proximidad de su muerte le había hecho recuperar parte de la razón. Finalmente fallecía en Tordesillas el 12 de abril de 1555, a los 75 años, tras cuarenta y seis años de reclusión.

    ¿Quién podría haber aguantado cuerdo tanto tiempo?

    P.D: Me han parecido interesantes vuestras aportaciones.

    Un abrazo a todos.

    • Jesu 8 mayo, 2009 a 1:42 pm #

      Hummm… Antonio es… Antonia.

      😐

      • anto 8 mayo, 2009 a 11:33 pm #

        gracias por aclarar mi sexo jajajaja.

  6. Borsha 8 mayo, 2009 a 1:46 pm #

    Vaya, lo siento…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: