¿Qué buscáis en Utopía?

14 Abr
Lo que me gusta de los mapas mudos es que no tienen fronteras o rótulos. Puedes escribir lo que quieras. ¿Qué escribiremos nosotros?

Lo que me gusta de los mapas mudos es que no tienen fronteras o rótulos. Puedes escribir lo que quieras. ¿Qué escribiremos nosotros?


Literalmente, una Utopía sería un lugar que no existe; un término paralelo sería la Ucronía (una línea de eventos que nunca sucedieron). Desde luego, aquí estamos empleando el término “Utopía” con una acepción más parecida a la que Tomás Moro
estableció en su momento: una forma literaria de referirnos a un lugar que no sólo no existe, sino que sólo se plantea como una especulación artística que su autor ya conocía condenada a la hoy agridulce antesala de la historia, las bibliotecas de literatura de ensayo.

¿Qué deseamos para una Utopía? Bien, es Nuestra Utopía. Nuestra. Nadie nos la puede quitar. Nadie la puede retorcer. En ella, nadie nos puede decir qué hacer y qué rechazar, salvo nosotros. Para eso es Nuestra, ¿no?

¿Qué queremos que sea Utopía? ¿Una pequeña comunidad agrícola autosostenida? ¿Una ciudad-estado con múltiples pueblecitos de agricultores y pescadores? ¿La típica ciudad del medio oeste estadounidense, con calles anchas y latifundios? ¿Una arcología? ¿El pueblecito de pescadores escandinavos? ¿O algo completamente diferente? ¿Cuál es Vuestra Utopía?

La cuestión es crear un debate sobre la sociedad perfecta… no, perdón por la blasfemia. Lo más “perfecta” posible. Expresaos. Hablad sobre economía, arquitectura, filosofía (desde luego), arte, sociología y psicología, hablad sobre política, legalidad o jardinería si os apetece… o simplemente describid cómo sería vuestra ciudad ideal. No os mantengáis atados por lo que sabéis. Aprovechadlo para perseguir lo que queréis conseguir. Es Nuestra Utopía, al fin y al cabo, ¿no es así?

 

Ciudad Minimal

Mi gusto por la estética limpia y austera del minimalismo me hace tender a la Ciudad Minimal. ¿Y a vosotros?

 

Ciudadano Alanthos

(PD: Sé que la pregunta es fuerte, pero si quisiéramos hablar de cómo cambiar el mundo en serio, tendremos que empezar por cosas poco concretas e ir subiendo; al principio, quería planteármelo al revés, empezando por las pequeñas cosas y pasar después a lo grande, pero es definitivamente imposible si queremos siquiera empezar a plantear algo en serio.)

Anuncios

19 comentarios to “¿Qué buscáis en Utopía?”

  1. Neogéminis 15 abril, 2009 a 5:49 am #

    Creo que para comenzar podría decir que mi Utopia sería el mundo donde cada comunidad tuviese elegir la forma en que quisiese vivir, así que la organización de cada grupo correspondería a su propia necesidad y decisión. Quizás pudiera decir algo de cómo sería la sociedad en que yo elegiría vivir. Por empezar sería un lugar urbano, de mediana escala, con abundante vegetación, y cielo a la vista…mucho cielo. Y alguna fuente de agua natural no contaminada. en ella habría diversidad de situaciones urbanas, cada barrio con su particular “color” y armonía, pero sin que haya marginación. Todos integrados en una sociedad en la que participarno fuera ni molestia, ni privilegio, más bien un derecho asumido y apreciado por todos los ciudadanos, donde debatir sobre los asuntos de la vecindad y la convivencia mejoraran el entendimiento y donde la diversidad fuese toelrada sin discriminaciones. Por supuesto que en esa sociedad ideal las fuentes energéticas no serían contaminante, los residuos serían correctamente reciclados y la producción alimenticia, cercana a las ciudades, lo más orgánica posible. El transporte sería principalmente colectivo, sobre todo en cuanto a la comunicación entre el centro y las periferias. Las energías solar y eólica tendrían preeminencia sobre la eléctrica y los combustibles fósiles. Las calles serían seguras, convirtiéndose en lugar de encuentro y no de mero traslado. Cada vecino sentiría como propio su barrio, su calle, apropiándose delespacio público con criterio participativo y de recreación. El respeto hacia el otro sería materia que ni se discutiría, y lasfiestas populares aumentarían el nivel de vecindad e integración.
    …bueno para empezar creo que es bastante, jejeje
    a ver quien sigue compartiendo sus utopías…!!

  2. Nikté 16 abril, 2009 a 10:35 am #

    El minimalismo no es mi tendencia, aunque amé a alguien que lo era, asi soy yo.
    La pregunta es fuerte, si, pero lo intentaré.
    Lo primero decir que la utopía no es tal y me baso en lo siguiente: Todo aquello que podemos imaginar, existe.
    Asi que mi utopía no es más que aquello que queda por concretar, nada más, el resto es el camino para llegar a ella.

    Una vez dicho esto…

    Mi utopía es la paz en todas sus formas, desde una casa en la montaña donde se divise el mar, con un jardín para cultivar no solo flores, también patatas, o un perro al que pueda hacerle feliz, o correr como cuando tenía veinte años, o volver a recobrar esa mirada de feliz expectación ante el futuro que perdí o amar a otro o que lo hagan conmigo sin romanticismos engañosos para siempre y por siempre o…o…yo que se

  3. anto 16 abril, 2009 a 12:43 pm #

    Es muy difícil para mí imaginar, rara vez sueño despierta. Me gustaría que “el ser humano” fuera realmente humano, sin comillas, me cuesta mucho creer en él. Si fuésemos menos egoístas, envidiosos, nos miráramos menos el ombligo para fijarnos más en los que tenemos cerca todo funcionaría mejor. La gente no es feliz y eso termina afectando a su entorno, es una cadena. No es más feliz el que más tiene sino el que menos desea. El respeto, el amor al prójimo son cosas que se van perdiendo en una sociedad que vive en edificios enormes y modernos pero no conoce a sus vecinos. Una sociedad que vive por encima de sus posibilidades y no precisamente por cosas necesarias.
    No me gustan las construcciones modernas si no saben respetar la historia de su entorno. Me gusta más la hierba que el cemento. A veces pienso que si pudiese viajar en la máquina del tiempo viajaría al pasado y no al futuro, no me atrae mucho. No estoy muy inspirada, lo siento. Pero tengo muy claro que el hombre es el único que ´puede hacer un mundo mejor pero no quiere.

  4. alanthos 16 abril, 2009 a 2:34 pm #

    Vale, la cosa va viento en popa. Resumiendo las excelentes respuestas hechas hasta ahora:

    Neogéminis cree que lo mejor es conseguir una ciudad basada en la armonía y la tolerancia, que no coarte la individualidad de individuos y comunidades o culturas independientes en su expresión, sin que estas dejen por ello de convivir y colaborar para mejorar y crecer, tanto en extensión como en profundidad. Sería una Utopía de autodesarrollo, mutua satisfacción y orientada al desarrollo sostenible, particularmente en lo referido a la eficiencia urbana: transportes colectivos, enrgías renovables, proximidad de la producción agrícola… me ha gustado especialmente la idea de las fiestas urbanas. Tu propuesta es, en definitiva, una “ciudad feliz”, ¿verdad?

    Lo que Nikté quiere decir (o eso he entendido) es que la sociedad utópica que buscamos es un ideal que podemos conseguir (en tanto en cuanto podemos imaginarlo), y que, por ello, lo deseable es recuperar la satisfacción y serenidad de la paz como centro de una comunidad, en la que conflicto y repugnancia sean conceptos del pasado. Es, posiblemente, la utopía a la que todos nos gustaría asistir, pero también la más difícil; en la naturaleza del ser humano está el conflicto, ¿o tal vez no? Es más, ¿es cierto que, si queremos, podemos? Una propuesta muy interesante, Nikté. La verdad es que me fuerza a plantearme bastantes cosas.

    Anto ha hecho una observación muy aguda, que, en mi opinión, se puede resumir en “lo que debemos buscar en una Utopía, en una sociedad ideal, no es una organización social, una estructura urbanística o una filosofía nueva, sino un cambio en la esencia misma del ser humano”. Las tres parecéis compartir este aspecto concreto de la búsqueda de Utopía: lo realmente importante en una sociedad es dar vida a través de la gente, y, para ello, la gente debe alcanzar un comportamiento ideal que quede plasmado en la sociedad, y no al revés. Supongo que, por ello, también prefieres una comunidad basada en principios menos tecnológicos y más “arcanos”. De nuevo, tropezamos con la necesidad de cambiar la naturaleza humana.

    Me da la impresión de que las tres alternativas de utopía que han llegado a la Agenda por el momento establecen como imprescindible un cambio profundo de mentalidad para que puedan funcionar. Estoy de acuerdo, por supuesto. Debemos buscar un equilibrio adecuado entre naturaleza y tecnología, un modelo social fundamentado en el sentido común y el respeto… que requieren una nueva percepción del mundo, la vida en sociedad y la pura interacción social para tener éxito.

    Todo esto nos lleva a una conclusión interesante: Utopía es la gente que la habita. No al revés.

    Sigamos… tal vez haya ideas en las que aún no hayamos caído.

  5. Jesu 17 abril, 2009 a 12:55 am #

    Mi Utopía es un poco diferente.

    Yo no soy nada práctico, ni realista. Vivo en una especie de nube. Y quisiera que mi nube y la de otros bajara por fin a este mundo. Si tenemos que fundar una ciudad me apunto a vuestras propuestas. Son geniales. Y, sobre todo, al resumen de Alanthos: Utopía son las personas.

    Mi idea, lo que yo pienso cuando pienso en éso es…

    Poder vivir en un lugar donde pueda ser feliz. Donde lo sean los demás y también yo. No, no es que no lo sea, lo soy a mi manera (a mi dificultosa manera), así que me gustaría serlo un poco más. Que la felicidad no sea cortita ni pasajera. Que estemos siempre enamorados, tontamente enamorados, locamente enamorados.

    Que no sea necesario decir adiós. Que los amigos no te abandonen. Que no exista el olvido. Que me sienta protegido. Que me quieran. Más aún. Muchísimo. Más imposible. Y que pueda querer yo aún más. Que pueda teletransportarme cuando me apetezca. Y viajar en el tiempo, en especial al futuro, mejor cuanto más lejano. A mí me gusta el futuro, aunque esté todo el rato hablando de lo que fue, o de lo que pudo haber sido y no fue. Ayer, hoy y mañana han de ser lo mismo en Utopía.

    Un lugar donde salga el sol siempre que llueva, simultáneamente. Con caracoles. Donde no haya que decir lo siento, ni guardar silencio por una ofensa, y un abrazo lo cure todo. Un lugar en el que los médicos sean súpermanes y curen cada cosa y la gente no sufra y la enfermedad sólo dure un rato, como de broma. Donde no me duela la espalda ni la cabeza y no tenga frío ni siquiera cuando hace calor. Que me pueda bañar dos veces en el mismo río y saludar a los peces del primer día sin que nadie se los zampe. Donde haya mar por todas partes y camine descalzo por la arena, que estará cubierta de castillos. Y a las diez desayune en una barquita contemplando estrellas y por la noche nunca sea de noche del todo, que haya un sol de guardia para las urgencias. Y millones de lunas igual que bombillas.

    Donde no exista hambre, ni tampoco niños serios de mirada triste. Ni ancianos serios de mirada triste. Ni adultos esquivos de ésos que pasan y no dicen hola. Donde las personas se toquen y acaricien. Y se besen mucho. Con banda sonora. Que haya siempre musiquita. No hará falta hablar mucho en ese lugar, porque todos se entenderán con la mirada y con una sonrisa. Un lugar donde haya paz y también juerga. Juerga a tope. Orgía sin fin. Y puedas dormir en una cama enorme que nunca se acabe.

    Mi Utopía es un pequeñito cielo en la Tierra. Que no haga falta morirse para conocerlo, porque morirse es un error, lo dijo Mihura. Si acaso, vivir hacia atrás, corazones con marcha atrás. Ser felices y desaparecer, naciendo, confundidos con el universo, nacer mil veces, mil veces mil, en eterno retorno, ser un árbol y un pájaro y una roca marina. Que el pájaro visite el árbol cada tarde, que no se le olvide. Y a la roca no le falte su ola marina. Que no se le olvide a la ola llegar a tiempo.

    Allí quiero estar yo. En ese lugar.

  6. Jäcob 17 abril, 2009 a 1:32 am #

    Sólo pediría algo en esta nuetra utopía:

    “Only love can change the world. No systems, from left or right, can bring peace and happiness in the world.” -J. Krishnamurti

    __

    Tióoooo!! Gracias por el enlace enviado a mi cuenta de correo. Un saludos enorme a todos desde este lado del mundo!

  7. Neogéminis 17 abril, 2009 a 5:35 am #

    Después de lo de Jesu…me quedé sin palabras… 🙂

  8. Lala 17 abril, 2009 a 1:43 pm #

    Ay madre, qué petición!
    Mi utopía sí es una utopía…
    Para mi, ese lugar ideal, donde las personas son lo único que importa, está basado en el respeto. Pero no por norma ni por la moral. Está basado en el respeto porque la humanidad que habita el lugar no conoce otra forma de relación ni de vida que no sea respetando al otro.
    En mi lugar ideal no existe el interés que no sea el beneficio de todos. No hay escala social. No hay maldad. Todos viven para hacer felices a los demás, consiguiendo así su propia felicidad.
    Y como dice Iesu, el amor existe!

    Utópico, verdad?

    Un besito a todos

    Lala
    (es el segundo nombre de Penélope, para que Alanthos me conozca, jajaja)

  9. Borsha 17 abril, 2009 a 3:20 pm #

    Bueno, al parecer, lo que buscamos es la igualdad, con ella la mayor parte de las cosas con las que soñamos se cumplirían.

    Por ello, mi utopía es vivir, a día de hoy, es un país con una democracia total en el que cada persona tuviera la conciencia de estar plenamente representada por sus ideas y que el peso de las mismas sirviera para producir subpolíticas de máximo bienestar a la ciudadanía, que se mantuvieran las señas de identidad de cada territorio, no de manera radical ni como un argumento nacionalista, sino para dar importancia a un pasado por el que hacerse preguntas y, a través de sus respuestas, evitar caer en guerras y otras desgracias que han afectado a la humanidad.

    Creo al igual Nikté que todo lo que podemos imaginar existe o, mejor dicho, podría existir. Sin embargo, llegar a una sociedad plenamente democrática es imposible porque significaría crear una mentalidad única (en la que todos aceptaran ese modelo o sistema) pero diferente (cada uno tendría sus ideas dentro de esa igualdad). Sería una paradoja y no tendría durabilidad.

    Si pienso esto es porque la mentalidad de la Humanidad, a día de hoy, esta tan pendiente del progreso que jamas podra caminar hacia un mundo feliz o igualitario, ya que cuanto más poseemos más efimera es nuestra felicidad y menos valoramos a los demás.

    Por otra parte, me gustaría recordar una conversación que tuve una vez con Iesu en la que hablábamos de la mentalidad que existe en Mejico, una mentalidad que, personalmente, envidió porque es un país que, al no estar tan desarrollado, cuenta con otro tipo de relaciones entre sus ciudadanos: salen a la calle para conocerse mejor entre ellos, comparten más cosas…no hay ese egoismo típico que nos han trasmitido las nuevas tecnologías en los paises occidentalizados.

    En definitiva, no tengo esperanzas de que lo que pienso día a día se cumpla verdaderamente, porque pongo la tele y siempre veo que la clase política de este país hace algo que es más sinónimo de corrupción que de política, porque la justicia aplica unas leyes que se tendrían que haber renovado o adaptado desde hace años, porque los ciudadanos son, cada vez más, apolíticos y votan por votar sin apenas valorar la cantidad de sacrificios y tiempo que ha costado llegar hasta esta democracia de pies de barro, porque aun estoy esperando ver a un mandatario que realmente se preocupa por los que le han apoyado desde las urnas.

    P.D: Mi utopía es puramente política.

  10. Jesu 18 abril, 2009 a 12:58 am #

    Desearía pedirle al compañero Alanthos que anote en su cuaderno particular las mejores ideas con que nos están obsequiando nuestros amigos. Pueden ser los primeros artículos de una Constitución revolucionaria.

    Si hemos de fundar una nueva sociedad hay que basarla, como coincidimos todos, en un cambio sustancial del ser humano, apostando por sus valores, por su potencial. Sería, entonces, una apuesta moral o ética.

    Pero es cierto que todo ello se plasma en relaciones políticas. Me ha resultado muy interesante la aportación de Borsha al respecto, y en especial me ha sorprendido comprobar que piensa -como yo- que no estamos viviendo democracias plenas, que la nuestra tiene todavía los pies de barro.

    Yo lo creo así. Quisiera que nos explicaras por qué crees éso.

    Y qué opinión tiene Mónica desde el otro lado del mundo en relación con las distintas democracias en países diferentes.

    Y por qué pensáis que la gente pasa de política. Si pasamos de las cosas, los demás, los de siempre, los que de verdad gobiernan al margen de todo gobierno, continuarán con su poder.

    Y cuál es tu Utopía, amigo Javier.

    ¿Es bonita?

  11. Mónica 18 abril, 2009 a 6:46 am #

    Desde este lado del mundo las democracias que por aquí se ven también tienen pies de barro, sobre todo las de escala nacional. Por suerte, a escala más inmediata la cosa viene mejorcita, según micriterio, claro. en el sentidode aumentar la participación se ha avanzado bastante en relación a lo que teníamos, pero poco quizás, encuanto a lo que se necesita. La falla sustancial se gún mi criterio, es que la gente se queda en la crítica irracional y no se detiene a asumir su condición de parte escencial de la democracia, aspecto que debería verse en cada gesto ciudadano, desde la identidad como parte de una sociedad hasta el compromiso por mejorarla. En ese sentido la nuestra es una sociedad muy corrupta, porque cada quien ve en función de su propio interés, emulando en mucho, lo que critican de los “de arriba”. Para que cambie y mejore el sistema pienso que hay que cambiar primero nuestras propias actitudes

  12. Mónica 18 abril, 2009 a 6:47 am #

    Ah! perdón!!! soy Neogéminis que entré desde mi otra cuenta!

  13. Saiph 18 abril, 2009 a 2:41 pm #

    Me gusta la idea del cielo en la tierra. Ya lo decían los utópicos que no debía ser necesario esperar a morir para vivir en un mundo perfecto.

    La verdad es que me gustaría vivir en uno de estos sitios, pero me gusta tanto viajar… Quizá la ciudad perfecta sería aquella abierta hacia dentro y fuera, con ciudadanos que se amasen entre ellos pero que no se consideraran tan sólo ciudadanos de ese lugar.

    Un saludo!

  14. Borsha 18 abril, 2009 a 3:51 pm #

    Efectivamente Mónica tenemos que cambiar nuestras actitudes y concienciarnos de nuestros privilegios.

    Y si la gente pasa de la política, no sera por las causas intrínsecas de la misma sino por los propios mandatarios, cuya única política es la de aparentar, dar una entonación efusiva a cada una de las palabras que leen y, como no, atacarse entre ellos con argumentos fuera de tiempo y de lugar. Es por esto que la gente pasa de la política, porque en realidad no se hace política.

    P.D: El detalle de leer los discursos aún hace la política más artificial. Si improvisaran todo lo que dicen, sus palabras tendrían un peso mucho mayor.

  15. Valeria 18 abril, 2009 a 6:50 pm #

    Cuando iba a la facultad un profesor de filosofía nos dijo cierta vez que la Utopía no es un lugar inexistente o irreal, sino que es el lugar hacia donde se orientan nuestros sueños y hacia donde nos dirigimos con nuestro trabajo concreto. O sea una meta alcanzable que estimula nuestro esfuerzo por lograr un mundo, una comunidad o una realidad mejor. Muchas veces me pregunté cómo sería una sociedad perfecta -bueno, casi perfecta- y si es posible construirla con seres humanos, jeje, es que la historia de la Humanidad nos muestra que las personas somos un poco jodidas a la hora de convivir con los demás. Tal vez las comunidades “ideales” sean las comunidades pequeñas con una producción comunitaria y una distribución de los productos equitativa, pero bueno, a veces una cosa es teorizar y otra distinta es poner las cosas en la práctica. De todas maneras supongo que la mayoría de los problemas sociales y ambientales, se deben a la desigual distribución de la riqueza y a la apropiación de los medios de producción por parte de una minoría (no quiero parecer marxista, pero hay que admitir que mucho de la teoría de Marx es tal cual la realidad). Un beso grande, es un tema muy interesante para meditar …

  16. alanthos 19 abril, 2009 a 12:36 am #

    Vale… esto es demasiado.

    Dos días sin conexión y me hacéis esto… Dios… Dios mío… dejadme dormir, por favor, mañana los leeré y los comentaré todos.

    *Muerte*

  17. Neogeminis 19 abril, 2009 a 3:46 pm #

    jajaja,,,pobre Alanthos!…va a tener que buscarse un cuaderno muy grande!!! ajaja

  18. Jesu 21 abril, 2009 a 12:42 am #

    Traslado mensaje desesperado de nuestro compañero Alanthos vía móvil, problemas de conexión le impiden comentar los argumentos expuestos. Volverá.

    Y volveré también yo. Tengo un montón de espacios amigos por visitar, espero poder hacerlo pronto.

    Saludos y gracias por participar.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Libre albedrío (a puro título personal) « Agenda de ideas - 20 abril, 2009

    […] este concepto hacia el plano social y atando el tema al de la ya incursionada Utopía, quizás sea atinado decir que podemos optar entre lamentarnos cuestionando las injusticias y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: