El espíritu de la Navidad

30 Dic

Una ambulancia abandona a un anciano de Mislata en pañales en el patio de su vivienda

El servicio de vehículos de emergencia dice que su obligación “se limita a dejar al enfermo en la puerta de su domicilio”

Tras la intervención de la Policía Local de Mislata (Valencia) en los hechos del pasado viernes, los Agentes decidieron presentar denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional de Mislata con el fin de que la Fiscalía actúe si lo considera oportuno. Además de la denuncia, los agentes contactaron con los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

…/…la respuesta del responsable del servicio de ambulancias fue que su trabajo consiste en trasladar al enfermo del hospital hasta su domicilio, “y que aún habían hecho demasiado, llamando a un vecino para que les abriera la puerta”

Posiblemente el convenio, estatuto, acuerdo, decreto, o lo que sea, del servicio de ambulancias y la responsabilidad del Hospital, no les obligue a más. Me gustaría preguntarles a los protagonistas, celosos defensores de sus competencias, si su convenio, estatuto, acuerdo, decreto o lo que sea habla de tratar a los demás con el respeto y dignidad que merece un ser humano. Y también, si es necesario que alguien lo diga, o que esté escrito, para que actúen.

Ciudadano Iesu

Anuncios

7 comentarios to “El espíritu de la Navidad”

  1. Jesu 30 diciembre, 2008 a 2:10 pm #

    Una precisión. He podido conocer de bien cerca los recursos humanos y materiales de la sanidad pública valencana y sé -sabemos- que, en su mayoría, son admirables, por su profesionalidad y entrega. Pero un caso, sólo un caso como el que nos ocupa, es suficiente para desatar todas las alarmas de una sociedad que se deshumaniza a pasos de gigante.

    Mañana brindaremos con cava por un año mejor, por un mundo mejor. Mejorarlo está en -buena medida- en nuestra mano. Con simples, pequeños, grandes gestos cotidianos. Y es fácil, es gratificante. Pero no sabemos hacerlo.

  2. anton cortes fernandez 30 diciembre, 2008 a 2:38 pm #

    Los medicos estan para curar no solo parahacer su trabajo y despues irsecon su parienta y serun hijo de puta despues cpbran el sueldo solo es un bastardo

  3. neogeminis 30 diciembre, 2008 a 4:03 pm #

    La falta de “humanidad” (en el mejor sentido de la palabra) es lo que falta. Lo que hace la diferencia. Desde ya que es muy respetable el criterio de que cada gremio tiene acotadas sus responsabilidades, cada quien debe ser exigido hasta el límite de sus competencias, pero la parte humana, la más sensible, debe tener por escrito el que debe ser su correcto proceder?…no es suficiente saber qué es lo que está bien y qué es lo que está mal en lo que respeta a un semejante?. Si cada quien se limitara a hacer estrictamente lo que establece el estatuto de su trabajo quizás podríamos ser reemplazados por máquinas y nadie se daría cuenta (y hasat en algunos casos, hasta ciertos servicios mejorarían…pero esa es otra historia) ahora, en cuanto a la calidad humana, eso no se mide con la misma vara que la eficiencia…esa se mide con el corazón y el saberse parte de una sociedad que necesita mucha más solidaridad y amor por el prójimo, sin duda.

    P.D
    veo Jesú, que has enlazado también tu blog Imagine a nuestra querida república! jejejeje…hay que aprovechar las opciones que nos brindan!

  4. Penélope 30 diciembre, 2008 a 5:41 pm #

    Cuando hablo de plástico, de falta de valores, de mala educación, me refiero justo a esto que cuentas.
    Me parece algo terriblemente trágico. Las personas deberían actuar como personas sin que haga falta una normativa, por dios! No sé dónde vamos a ir a parar…
    Así que no me cansaré de decir que el fallo está en la falta de humanidad desde la más tierna infancia, donde esos valores humanos deberían inculcarse en escuelas, hogares, en cualquier parte! Cada vez somos más bestias que otra cosa, Iesu, y me entristece…

    Un besito

    P

  5. Jesu 30 diciembre, 2008 a 6:07 pm #

    Justamente iba a dejar una segunda precisión, pero lo has explicado tú muy bien, Mónica, así que no me extiendo.

    Como dije en el breve post, posiblemente los auxiliares sanitarios hayan cumplido estrictamente su competencia: trasladar a un familiar a su domicilio. Tal vez no han incumplido nada. Sin embargo, están siendo noticia hasta en los programas de actualidad de televisión en la mañana de hoy. ¿Qué les ha faltado hacer? Les ha faltado ese poco más que determinadas situaciones cotidianas exigen para realizar bien un trabajo (quizá algo tan sencillo como haber contactado directamente con los servicios sociales autonómicos o locales entre otras muchas cosas), y sobre todo, realizarlo con humanidad, con espíritu constructivo. Ese poco más es el que muchos trabajadores no están dispuestos a realizar en el desempeño de sus funciones. Y tampoco muchos particulares en su vida diaria personal.

    Tampoco creo -por si surge- que sea un problema de sanidad pública frente a servicios privados. Es un tema de calidad humana, como bien dices. No obstante, debemos estar vigilantes en este crucial servicio de nuestro entramado social; cada vez son mayores las competencias que se delegan o gestionan a través de empresas intermediarias o colaboradoras que pueden desvirtuar aún más el concepto público y universal de temas transcendentes como la sanidad, la educación o la propia administración de la función pública en su conjunto. Si no somos capaces de actuar debidamente por nosotros mismos, que esté legislado y punto.

    (sí, tengo enlazado mi blog i m a g i n e, aunque creo que cumplió su etapa y allí está, estoy dedicado a otras cosas y en otros lugares, cuando buenamente puedo; quizá en un tiempo lo retome, no me gusta borrar nada ni decir adiós a nada, aunque de lejos me parezca un montón de tonterías, de pequeñas historias que me suenan de algo, una montaña de cosas -me gusta esaa expresión- pero tampoco que acumulen polvo, hummm… veremos)

  6. Jesu 30 diciembre, 2008 a 6:13 pm #

    Se nos han solapado los comentarios, Penélope. Sí, veo que llegamos a una conclusión clara, no deberían estar legislados los comportamientos que nos muevan a actuar con calidad humana…

    Las personas deberían actuar como personas sin que haga falta una normativa

    Es duro y trágico que caminenos hacia un mundo en que todo éso tenga que estar descrito en textos legales.

    (qué es la política, si no! y las modernas constituciones, plasmación de ideas de justicia y progreso social; pareciera que algunas cosas no hicieran falta ser dichas o escritas porque debieran formar parte de nuestro cerebro, de nosotros mismos, y al parecer no es así)

    Un abrazo koala!

  7. mitomi 31 diciembre, 2008 a 12:19 am #

    me parece una pasada , no se a donde bamos a llegar ,si esa persona no se valee por si misma que menos que trasladarla hasta dentro de su vivienda ,me parece horroroso oir estas cosas,cada vez hay mas egoismo y menos humanidad,neo saludos y muchos besotessssssss…..inma……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: