La pesadilla de Darwin

18 Dic

La pesadilla de Darwin

 

Siguiendo la idea de que bloguear es tender hilos para que quien pase se vea tentado a seguir ovillando y así llegar a otra punta para tender, les cuento que he entrado en la página de CeiMigra, que Jesu nos dejó enlazada; curioseando desde allí, llego a una de las actividades propuestas para noviembre, la proyección de una película-documental, de la que no tenía ninguna referencia: La pesadilla de Darwin.

Buscando luego por la red más información, llego a una página donde se hace la crítica opinando y contando pormenorizadamente el trasfondo de la misma.

Me pareció una estupenda manera de enterarnos de los detalles de una realidad que – tal vez- no esté lo suficientemente esclarecida: la explotación indiscriminada de África por parte de los países más desarrollados.

Les dejo el enlace para quien le interese el tema, después lo comentamos, si les parece.

Ciudadana Mónica

Anuncios

8 comentarios to “La pesadilla de Darwin”

  1. Penélope 18 diciembre, 2008 a 5:25 pm #

    Sí, lo he escuchado alguna vez. El primer mundo es primer mundo gracias a la humanidad que se muere de miseria…
    Supongo que otras causas, diferentes a las de la película, causarán efectos terribles en cadena también. Es un abuso, un tremendo abuso, una vergüenza, para todos.

    Un besito

    P

  2. neogeminis 18 diciembre, 2008 a 5:55 pm #

    No he visto la película, pero leyendo tan completa crítica he sentido hasta el mal sabor de boca, que, sin duda debe dejar el documental después de verlo. Creo que está perfectamente narrado el círculo vicioso causante de la pobreza y postergación de países como Tanzania, producida en gran parte por el primer mundo que explota sin reservas y, a cambio trafica con armas y prostitución.

    Me permito extraer de la crítica un párrafo muy esclarecedor:
    “La imagen que devuelve el espejo inevitablemente molesto del subdesarrollo no podría ser más nítida: es la falta de escrúpulos de aquellos que continúan expoliando a los más débiles a través de un nuevo orden de colonialismo, pero también la connivencia de los que la aprueban y la indiferencia de quienes, finalmente, apartan la mirada hacia otro lado. Es algo que a nadie le gusta escuchar, pero que no por ello deja de ser menos cierto: el Primer Mundo vive bien gracias a que en el Tercer Mundo se vive muy mal. Y es esa responsabilidad compartida lo que, en última instancia, tanto nos cuesta digerir.”

  3. alanthos 19 diciembre, 2008 a 4:47 pm #

    No es nuevo… si bien no está muy bien el decirlo.

    Muchos sabemos desde hace tiempo que África está realmente abandonada por el gran “público” occidental, a un tiempo que es explorada minuciosamente por quienes siempre siguen ganando dinero.

    Exactamente. Por “ellos”.

    Pero, al mismo tiempo, el que se recuerde constantemente al espectador, con cada minuto de película, que ESTÁ PASANDO, que HA OCURRIDO… y que, si no nos movemos, SEGUIRÁ SUCEDIENDO, indigna a cualquiera. Es difícil saber si te indignas contigo mismo o con los demás. Es complicado comprender tus emociones cuando eres a la vez destinatario de un mensaje y espectador (en teoría) del mismo.

    Es muy triste que cosas como la guerra y la destrucción de los recursos naturales se estén llevando a cabo con el silencio de toda una sociedad, pero ¿qué hacer? Es difícil decirlo. Si no hay voluntad política y social, difícil hacer nada. Como de costumbre.

    Tenemos que movernos y hacer que los demás se muevan. De lo contrario, el mundo no sólo no podrá mejorar, sino que irá rápidamente a peor.

  4. neogeminis 19 diciembre, 2008 a 7:46 pm #

    De acuerdo en todo, Javier, por eso el primer paso es darlo a conocer, después vendrá el despertar de las coniencias, y así puede que alguna vez tomemos conciencia de las cosas realmente importantes y que nos afectan a todos.

  5. Jesu 21 diciembre, 2008 a 1:00 pm #

    Sobre este tipo de asuntos que ponen en cuestión la capacidad de desarrollo global de la especie humana (la estamos poniendo verde durante los últimos días!) ocurre además que cualquier cosa que digas o hagas no parece valer porque te dicen que es demagogia, que te vas por las ramas, que en qué mundo vives, que estamos aquí y no allí y que cada cual defienda lo suyo, en fn, frases de ese tipo que no son sino una vergonzosa invitación a la claudicación permanente, sumisa, egoísta e insolidaria.

    Una amiga, Ana, de la cual os habré reenviado correos en ocasiones, pertenece a ONG’s y Fundaciones de estudio y desarrollo, mediante las cuales pasa grandes temporadas trabajando y estudiando en países como la República de Mozambique. Cuando le dejas un rato te habla apasionada de culturas desconocidas, de esos hombres y mujeres cuyo sufrimiento jamás constará en la historia, ni la historia grande ni la pequeña, que a nadie parce interesarle ninguna de las dos.

    Pero sobre todo, habla de los niños (ahora que se acercan fechas tan señaladas donde a los nuestros nada parece satisfacerles), unos niños que no lloran, porque por no tener ya no tienen más lágrimas y que la poca fuerza que les queda la emplean en sonreír, por sobrevivir y también por agradecer cada gesto que alguien tiene con ellos.

    Me dan ganas muchas veces de dejarlo todo y dedicarme a todo éso, a lo que está olvidado, a la gente que tanto necesita una palabra de aliento, un abrazo, una caricia o un simple vaso de agua con que calmar su sed, mientras nosotros debatimos nuestro orgullo en cumbres bochornosas.

  6. Jesu 21 diciembre, 2008 a 1:37 pm #

    ¿No te gustaría ser un médico sin fronteras, Javier?

    Debe ser muy bonito.

    Hoy hace un día esplendoroso, de los que invitan a vivir!

    😉

  7. neogeminis 21 diciembre, 2008 a 2:00 pm #

    Creo que antes estas situaciones en que las injusticias se generan desde lejos, las acciones tendientes a solucionarlas se deben generar en las dos puntas:
    1 -donde se sufre, poniendo “paños fríos” en las urgencias y trabajando en las conciencias de quienes están sometidos (teniendo especial cuidado en no caer en manipulaciones)
    2 -donde se encuentran los que se aprovechan, combatiendo estas acciones, no colaborando, no consumiendo, dando a conocer los pormenores de la explotación, exponiendo a la luz pública a los responsables y aceptando a quienes arriban desde esas tierras explotadas para integrarlos a nuestras sociedades.
    Creo que las dos actitudes son complementarias.

  8. Alanthos 21 diciembre, 2008 a 2:08 pm #

    “Bonito”. No, no creo que fuera bonito. Pero sí creo que sería una buena idea. Aparte de como experiencia personal y profesional (todo puede ser una experiencia personal y profesional, depende de cómo te lo tomes), es una oportunidad de ayudar a otros de una forma única, que nadie más puede llevar a cabo.

    Tal vez lo haga en el futuro, aunque no sé si lo haré. Admiro mucho el trabajo de Médicos Sin Fronteras (mis padres son socios, de hecho; a veces ojeo la revista que mandan), pero no sé si seguiré teniendo un empuje juvenil de ayudar a los demás cuando termine al carrerita de marras. Por otro lado, si no quieres ayudar a los demás, ¿qué te queda?

    Con respecto a todo lo demás, la verdad, no sé qué decirte… Hace tiempo que he decidido que una gran parte de la humanidad necesita cerebros nuevos, con un poco menos de serotonina (hormona de la “satisfacción”) y un poco más de alma y voluntad. No hay preparados químicos para activarlas, por desgracia.

    Y sí que es cierto que nosotros, gentes que hemos vivido entre algodones toda la vida, no valemos tanto, en muchos sentidos, como los que viven existencias al límite de la resistencia humanamente posible… Ellos tienen en sus manos gran parte de nuestro propio futuro. Para empezar, cuando las cosas cambien y todo esté en sus manos, tendrán que decidir si perdonarnos por lo que les hemos estado haciendo durante décadas, o incluso siglos.

    Bueno… la verdad es que hoy hace un buen día ahora que lo dices, Jesu. Esperemos que, para variar, todo el mundo tenga hoy un buen día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: