Mundo violento

17 Dic

El mundo se hizo más violento en 2008, según un instituto alemán

Copyright © 2008 EFE
Copyright © 2008 EFE

  

 

Berlín, 15 dic (EFE).- El mundo se hizo más violento en 2008 y el número de guerras y conflictos aumentó, según el informe anual del Instituto para Estudios Internacionales sobre Conflictos de Heidelberg (Alemania)

¿Somos más violentos hoy que ayer?

Ciudadano Iesu

Anuncios

4 comentarios to “Mundo violento”

  1. Alanthos 17 diciembre, 2008 a 11:05 am #

    ¿Hoy que ayer? Bueno, hablamos de algo que ha estado aquí desde siempre, desde antes que el hombre. La violencia.

    Es parte natural de la entidad animal el ser violento. También el ser cariñoso, posesivo o persistente. En tiempos, fue un rasgo de supervivencia que los individuos cazadores necesitaban. Como omnívoros, supongo que está en nuestra naturaleza (hasta cierto punto).

    Hace muy poco tiempo, no obstate (unos meros doscientos o trescientos mil años) empezaron a aparecer individuos armados de una especie que luchaban con otros individuos de la misma especie. El hecho de que lucharan por comida, apareamiento o nichos ecológicos no nos interesa tanto como el hecho de que se combatían con instrumentos. Eso nos distingue mutuamente.

    Cuando esos individuos se desarrollaron técnica y socialmente, los diferentes componentes de las sociedades empezaron a aparecer. Sorprendentemente, eso no hizo desaparecer la violencia, como cabría esperar; no convirtió a los seres humanos en seres ansiosos de paz y armonía, sino en individuos enfermos de resentimiento mutuo, llenos de ira y rabia… pero también capaces de admirar, de ensalzar y de aprender de los demás. Por desgracia, todo eso también favorecía los enfrentamientos entre individuos y entre grupos.

    El problema llegó, por supuesto, cuando las sociedades en cuestión alcanzaron un nivel de sofisticación suficiente como para concebir la guerra.

    Hoy en día, la cosa es bastante más triste. Creo que fue Montaigne (a lo mejor me equivoco) el que dijo “la guerra ya no es un arte, sino una demolición”. No es que crea que la guerra tenga una cualidad artística, pero, sin duda, ya no hay queda nada que pueda confundirse con el arte.

    La nueva guerra es lo que nos debería preocupar. El número de guerras y conflictos crece. ¿Crece también la violencia humana? No, en mi opinión la “violencia humana” no tiene tanto que ver con la guerra como se hace creer a la gente. La violencia se aplica entre dos personas; sin duda, hay mucho de eso en una guerra, pero no hay violencia en el lanzamiento de una bomba nuclear, por ejemplo. O en un bombardeo desde una aeronave a unos cuantos kilómetros de altura. O en un barco con misiles mar-tierra.

    Llega un momento en el que la lucha entre soldados es sustituida por una guerra de explosiones, una guerra en la que los muertos se cuentan por millares y los destrozos son tan terribles como incontables. Esa es la guerra de hoy en día, tal y como la asumen las grandes potencias del Occidente Todopoderoso, con su arsenal y su hipocresía.

    Lo peor de todo es que, al mismo tiempo, cientos de miles de personas luchan en conflictos absurdos, estúpidos o irracionales, en explosiones de auténtica violencia, con emociones agresivas, con intenciones abyectas, con un trasfondo devastado y devastador para el que lo contempla. Todas estas palabras, por supuesto, son vacías para los que han vivido esos conflictos.

    No somos más violentos, no; como individuos o como especie, tal vez no. La única diferencia es que ahora:

    a) se sabe más de cuánta violencia hay en el mundo, gracias a los medios.

    b) se sabe más de cómo provocar más violencia, gracias a pensadores y científicos.

    c) se puede insuflar más poder a la violencia, gracias al dinero y/o al fanatismo.

    Lo dicho, la guerra es ahora al por mayor. Lo único que ha cambiado desde las lanzas de bronce es que todo está más organizado. U organizado de forma diferente, en todo caso.

    Lo mismo pasa con los conflictos; las guerras de exterminio del pasado son una broma si se comparan con las masacres que, tal vez, se estén llevando a cabo en diferentes lugares del mundo ahora mismo.

    “Nosotros” no somos hoy más violentos que ayer. Simplemente, tenemos más medios, más cerca y con motivos más retorcidos que nunca. Triste, pero creo que es cierto.

  2. neogeminis 18 diciembre, 2008 a 1:04 am #

    No tengo elementos para animarme a decir si hay más conflictos bélicos que en el pasado (además habría que ver cuál es la referencia de la comparación), en todo caso creo que es válido decir que la violencia sigue siendo el recurso predominante a la hora de pretender resolver un conflicto, ya sea de origen económico, político, tribal o religioso (o todo mezclado) el recurso de la diplomacia en cambio, aparenta ser mucho menos “popular”, por lo menos para los que deciden el destino de sus pueblos.

  3. Penélope 18 diciembre, 2008 a 4:24 pm #

    Pues yo creo que la violencia es otro error natural del ser humano. Y que ahora la violencia se da por otros intereses que antes. El problema es ese, tanto interés hay que es capaz de provocar violencia? Es humano ese comportamiento? No deberíamos usar la supuesta inteligencia para evolucionar hacia la paz?
    Y por qué?

    Un besito

    P

  4. Jesu 18 diciembre, 2008 a 6:19 pm #

    Oh! Javier… Estuve leyéndote como si me contaras un cuento, no muy agradable, pero tu narración lo hizo bonito.

    Es parte natural de la entidad animal el ser violento

    Sí, lo es. Olvidamos que somos animales, suena así un poco raro. En un debate en la tele entre intelectuales y políticos no hace mucho -que ya he citado en otra ocasión- alguien afirmó que existen los animales y el hombre, como entes independientes y no relacionados en absoluto; y se quedó tan ancho, sin que nadie le respondiera.

    Y como tú dices, somos el único animal estúpido, al que le cuesta aprender de sus errores, aún a sabiendas de que los comete.

    No sé si aquí o en otro comentario hablas del componente genético. En psicología se debate mucho qué pesa más, si dicho componente o el factor cultural aprendido a lo largo de la vida. La verdad, tampoco importa mucho, ambas cosas influyen. Sin embargo, yo siempre he pensado que sobre todo y de manera primordial, nos pesa el componente genético, nuestra forma de ser, nuestro a priori y las circunstancias nos llevan por senderos que están bastante lejanos a los que nosotros mismos desearíamos o decidiríamos.

    ¿Somos más violentas ahora que antes? Probablemente tienes razón en que no, al menos desde un punto de vista general, las guerras -como explicas- son más frías, lejanas, electrónicas, como de juguete, pareciera que no hay un factor violento propiamente dicho en ellas, pero sí, sí lo hay, ninguna máquina lucha por sí misma, hasta el momento.

    Lo que más me interesa de toda la reflexión es lo que apuntas de que ahora La violencia se aplica entre dos personas. Como ya no es tan necesaria socialmente y no obstante no nos podemos librar de ella, la aplicamos de una forma sutil, tendenciosa, oscura, malévola, agazapada en pequeños actos cotidianos. Éso sí me da miedo, mucho miedo. Y me acerca en este caso a la escéptica posición de Penélope.

    Como he dicho muchas veces me manifiesto abiertamente optimista en la mayoría de asuntos que afectan a la humanidad, creo que el hombre progresa a pesar de sí mismo. Pero lo hace de una forma exageradamente conformista y cobarde, a contra-corriente y dando cien mil pasos atrás a cada rato.

    No, no tengo demasiada esperanza en el género humano, siento decirlo.

    Aunque sea capaz de los momentos más sublimes, todo lo demás le descalifica ante su propia historia.

    Mientras tanto, hagamos lo posible para cambiar ese rumbo, de manera radical. Sí, se puede, yo creo.

    Por las mañanas te apareces en mi oficina con un rostro y por la noche en mi casa con otro… ¿acaso te nacen también colmillos a medianoche?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: