Ley de amnistía de 1977 | Amnistía y Memoria

18 Nov

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón renunció el martes a seguir investigando las desapariciones ocurridas durante la Guerra Civil y el franquismo, pasando la investigación a los juzgados territoriales

En su auto, al que tuvo acceso Reuters, Garzón declara extinguida la responsabilidad penal del general Francisco Franco y otros 44 cargos del régimen tras comprobar que todos han muerto

No obstante, el juez defiende que los delitos siguen vigentes y a sus autores no se les puede aplicar la Ley de Amnistía, que de paso recomienda que se derogue

Yahoo Noticias | Reuters 18/11/2008

    

Garzón se inhibe en la causa que investiga el franquismo en favor de los juzgados territoriales

El magistrado declara extinguida la responsabilidad penal de Franco y otros 44 altos mandos y trata de evitar que se le declare incompetente en la causa

EL PAÍS 18/11/2008

    

Los jueces temen fallos contradictorios en la causa sobre las fosas comunes

El Mundo | 18.11.2008

    

Garzón deja la causa de los desaparecidos en el franquismo a los juzgados territoriales

El Mundo | 18.11.2008

    

La ONU respalda la decisión de Garzón de buscar a los desaparecidos y pide la eliminación de la Ley de Amnistía

Público 18/11/2008

    

ONU pide que suprima la detención incomunicada y derogue la Ley de Amnistía

El Comité de Derechos Humanos de la ONU cree que España no ofrece todas las garantías procesales a algunos detenidos por terrorismo e insta a que considere la derogación de la Ley de Amnistía de 1977

También pide que se prevea la creación de una comisión independiente encargada restablecer la verdad histórica sobre las violaciones de los derechos humanos durante la Guerra Civil

Terra Actualidad – EFE 31/10/2008

    

RECOMIENDA UNA COMISIÓN DE EXHUMACIONES

La ONU apoya a Garzón y pide la derogación de la Ley de Amnistía

El Comité para los Derechos Humanos ha recomendado al Gobierno derogar la Ley de Amnistía de 1977, instando a crear una comisión que permita exhumar e identificar desaparecidos. La ONU ya pidió a Zapatero la anulación de una de las prácticas más útiles de la lucha contra ETA , la incomunicación de los presos

Libertad Digital 31/10/2008

    

 

Todos apoyaron la Amnistía

EL PAÍS 15/10/1977

         

Texto de la Ley

Ley 46/1977, de 15 de octubre, de amnistía

    

¿Qué está ocurriendo?

¿Vamos a reinventar la transición?

¿Cómo conciliar amnistía y memoria?

    

Ciudadano Iesu

Anuncios

11 comentarios to “Ley de amnistía de 1977 | Amnistía y Memoria”

  1. Javier 18 noviembre, 2008 a 11:42 pm #

    ¿Qué está ocurriendo?

    Pues que el Gobierno y la Oposición han encontrado en las víctimas del franquismo y sus descendientes una fuente en apariencia inagotable de clavos que clavar en los ataúdes de sus respectivos contrarios. A grandes rasgos, de eso va todo este asunto.

    ¿Vamos a reinventar la transición?

    No. En mi opinión, la transición ocurrió, no puede reinventarse. Esto es algo diferente, es lo que podríamos llamar “una retribución”. Digamos que los republicanos nunca fueron realmente reconocidos por los gobiernos que les siguieron, y ahora el Judicial y el Legislativo se meten de por medio para intentar profundizar en el tema, lo que no gusta a los descendientes de los franquistas.

    ¿Cómo conciliar amnistía y memoria?

    Es sencillo. No creo que queden muchos de los grandes culpables de la Guerra Civil. Simplemente, no hay forma de castigar a la mayoría, porque, como se ha dicho estos últimos días, no queda casi nadie vivo de esos años (no al menos de los que estuvieron en posiciones de responsabilidad). Desde luego, hay gente que no quieren conciliarlas, sino quedarse con una u otra; algunos lo hacen de manera legítima, otros, no tanto.

    En mi opinión, la Ley de Amnistía fue un hito histórico de la reintegración de todas las corrientes políticas en nuestro país. Abolirla es ya imposible, a no ser que primero volvamos a entrar en una Guerra Civil.

    Por otro lado, la Ley no contempla la situación actual, en la que muchos han caído para reprochar a los Ejecutivos de ayer y de hoy que no hicieran más para intentar resolver pequeños asuntillos morales, como: ¿y los honores a Franco? ¿El valle de los caídos? ¿Los republicanos no eran demócratas? ¿El problemilla del Concordato? ¿Y Fraga, que fue ministrillo de Paco?

    Cosas como esas. Tonterías de las que se olvida todo el mundo. Sobre todo, Fraga, por lo que se ve.

    Pero da igual, Jesu, porque, en mi opinión, los delitos de guerra (los delitos de quienes PROVOCARON guerras, SABIENDO que las provocaban) no deberían prescribir. Ellos no eran angelitos, eso seguro; pero el problema es que, tras ganar, los vencedores se vuelven estúpidos y autocomplacientes, mientras que los vencidos se vuelven rencorosos. En este caso, los vencidos se volvieron exiliados; los vencedores se quedaron con todo. A todas vistas, es una situación injusta; es la situación en la que la guerra deja a tantos, todos los días, en muchos lugares del mundo. ¿Me sigues?

    Esos crímenes contra los que cargaba Garzón son, indudablemente, merecedores de la revisión de una Ley que, EN MI OPINIÓN, FUE CREADA PARA CONTENTAR A TODAS LAS PARTES SIN SER JUSTOS CON QUIENES DE VERAS PADECIERON LA GUERRA CIVIL EN UNA CONFRONTACIÓN DESEQUILIBRADA Y CRUEL, ADEMÁS DE INNECESARIA. Ahora bien, no digo que no hubieran hecho algo parecido los republicanos de haber vencido; no ocurrió, eso es todo, y los que piden y merecen una compensación ahora, son ellos.

    Compatibilizar amnistía y memoria no es difícil: perdonad, pero no olvidéis. Perdonad a quienes siguen vivos y a los descendientes, no a quienes les comandaron. No olvidéis a quienes murieron por defender sus ideales, sus ideales mismos y el hecho terrible de una guerra.

    Toda guerra es mala; la guerra de quien mata a un hermano es criminal.

  2. Borsha 19 noviembre, 2008 a 2:17 am #

    Sinceramente, estoy de acuerdo con Javier, debemos aprender a ver que en una guerra no hay buenos ni malos, sino vencedores y vencidos pero la condición de cada uno no les permite tener un carácter u otro.

    Se sobrentiende que los vencidos han sido mayoritariamente olvidados, pero hemos de comprender que ambos vencedores no funcionaban como un todo que mataba bajo unos ideales determinados, es incorrecto.

    Me explico, la tendencia más clara, al opinar de cualquier guerra, es dar por hecho que cada uno de los participantes en un bando abrazaba totalmente una ideología o lider y esto es un gran error. Son cientos los ejemplos de ambos bandos en los que hay personas que tuvieron que luchar por una causa sin tener elección.

    No estoy de acuerdo en que las guerras se den por ideologías totalmente asentadas, ni siquiera por ideologías. Ésta, en particular, tuvo unas causas más profundas que sería necesario analizar con lupa.

    Nadie mata a otro solo por pensar de diferente manera, habría que destacar el hambre, las dificiles condiciones de vida y todo el caldo de cultivo de la segunda república (no solo ideológico) fueron el detonante de descontento de muchos sectores sociales que los empujaron a abrazar una causa capaz de devolverle sus propios intereses.

    Por ello, nadie es más bueno por haber estado olvidado mucho tiempo, ni nadie es más malo por haber perdurado durante unas decadas.

    Creo que se sigue viendo la guerra con un presentismo total y absoluto, se siguen viendo dos bandos como se ven los dos grandes partidos políticos y como estos se dedican a jugar con la Historia, con la guerra y con las victimas.

    Parece que en este país nunca vamos a cambiar de parecer, vamos a seguir obsesionados en ver dos malditas vías y no salir de allí y por mucho que un partido hable de progreso y otro no, mientras sigamos con esta mentalidad terminaremos pintando mulos en Altamira y cazando con piedras.

    Al fin y al cabo, las guerras siguen siendo eso, bandas reducidas de personas que envenenan la mente del pueblo con un futuro mejor para asegurar sus intereses y establecerlos sobre las victimas.

    Por ello, me gustaría que los políticos, sean del color que sean, traten este tema con cierta delicadeza, que no utilicen los muertos para colgarse medallas y que si se pretende compensar a las familias de las victimas se haga con discrecion y tacto. Esto es fundamental para no crear tanta crispación en la sociedad y para abordar otros problemas que nos afectan a todos en la actualidad.

    Cuando aprenderemos…

  3. Javier 19 noviembre, 2008 a 8:43 am #

    Lo de la delicadeza era vital, en mi opinión. Pero me temo que hay gente que no quiere delicadeza, sino publicidad; y ya está hecho, no hay forma de tirar para atrás. No estoy seguro de que la gente esté dispuesta a aceptar la situación como una mierda ilógica que les vendan los políticos, sobre todo las familias, pero siempre hay… personas… que quieren sacar beneficio político de esto.

    Con respecto a lo de la ideología y la necesidad, tienes razón, pero sólo a medias. La Guerra Civil española enfrentó a dos grupos ideológicamente muy definidos; hoy en día somos conscientes de que, en muchos sentidos, podían llegar a ser fanáticos. Sabemos, por otro lado, que los soldados de ambos bandos (sobre todo, por cierto, el republicano) lucharon contra todas las imprevistas calamidades de la guerra con entereza, casi tanto como contra el enemigo. Me viene a la memoria la Batalla del Ebro, por ejemplo. La moral temblaría de manera casi constante.

    Estoy de acuerdo contigo, en definitiva. Es sólo que… ¿qué significa : “hemos de comprender que ambos vencedores no funcionaban como un todo que mataba bajo unos ideales determinados, es incorrecto”?

    ¿”Ambos Vencedores”? Siempre había creído que los dos bandos en una guerra perdían.

  4. Borsha 19 noviembre, 2008 a 11:56 am #

    Jeje, quería decir ambos bandos, me he colado…Me alegra que estes de acuerdo conmigo pero, sigo pensando que el que dos grupos esten muy definidos ideológicamente, no les hace estar totalmente cohesionados, aunque lucharan contra todas las calamidades de la guerra. En definitiva, no les quedaba otra, adaptarse o morir, bajo la bandera que fuera.

  5. Jesu 19 noviembre, 2008 a 2:54 pm #

    Son muy interesantes vuestras intervenciones, Javier y Borsha. Yo, en este tema, más que opinar, quiero escuchar. Cuantas más visiones mejor. Porque veo demasiados intereses contradictorios que no me gustan. Me emociona escucharos.

    Que se está utilizando el tema, por todas las partes, sí. Hablas también, Javier, en tus apasionados escritos, de que se trata de relizar una retribución a los más perjudicados por la guerra civil. Comentas que la Ley de amnistía fue un hito histórico. Sí, lo fue. Pero al mismo tiempo dices que los delitos de guerra no deben prescribir. Citas las dos Españas, que yo creo que existen todavía o han existido siempre. Es difícil conjugar todo éso. Perdonar y no olvidar. Amnistía significa olvidar.

    El prudente Borsha realiza una aproximación aún más cautelosa. No está de acuerdo en que las guerras se generen solamente por ideologías, sino por muchas más circunstancias y sobre todo, cada uno lucha contra los acontecimientos que le sobrevienen, sin saber casi cómo ni por qué (me gustó esa interpretación, muy sugerente y realista).

    Borsha va un poco más allá eludiendo el tema de las dos ideologías que nos enfrentan, argumentando que son las élites quienes mueven a las masas y confiando en que la sociedad, la gente en sí misma tiene capacidad para ganarse un futuro mejor, mirando hacia adelante con esperanza.

    Como en otros debates he comentado, mi posición es favorable al esclarecimiento de cuantos datos deban salir a la luz y taquígrafos de la verdad histórica. Pero con muchos peros. Sin que ello sea causa de nuevos obstáculos para seguir el camino emprendido.

    De toda formas, lo que más me interesaba de este post es vuestra opinión sobre la Ley de amnistía y el proceso de transición. Se está dando la vuelta a algo ya histórico y crucial. Lo que fue motivo de orgullo, de alegría democrática, de valiente reivindicación, de concordia nacional, un esfuerzo inusual apoyado mayoritariamente por casi todos, en especial por la izquierda y rechazado precisamente por los reductos más adictos al antiguo régimen, parece hoy releerse como una rancia ley de punto final o como un olvido irresponsable o sin garantías.

    ¿Y si alguien mañana pide la derogación de la Ley para la reforma política o de la propia Constitución?

    España, nuestro país, este país convulso y guerrero, dividido en mil partes pero sobre todo en dos, inició un camino diferente durante la transición democrática capaz de aglutinar a casi todas las fuerzas políticas y sociales y sobre todo de ilusionar a una sociedad que era consciente de estar viviendo y escribiendo una pequeña gran revolución.

    Yo espero que abriendo fosas no enterremos sin desearlo la ilusión entera de un nuevo país que aquellos años nació.

  6. Penélope 19 noviembre, 2008 a 3:13 pm #

    Pues de mi vas a escuchar poco.
    Noooo, no es que carezca de opinión propia!
    Es que de verdad, con lo que han dicho Javier y Borsha,
    y con mis coincidencias con sus opiniones, ya está todo
    dicho 😀
    Además, hoy he elegido un mal día para dejar comentarios…

    Beso

    P

  7. Jesu 19 noviembre, 2008 a 8:27 pm #

    A veces me enciendo yo mismo. De pronto me vienen como iluminaciones y no quiero guiarme por ellas, sino por la reflexión serena. Pero en ocasiones, ésos, los que cito, son los momentos más lúcidos de los que gozamos.

    Estaba releyendo todo, en especial artículos y más artículos periodísticos y deseo realizar una precisión, por concretar y no andarnos sólo con discursos bonitos.

    Derogar la Ley de amnistía es una de las cosas más absurdas que he escuchado en mucho tiempo. Tanto, que me aseguro a cada momento de que es verdad que se esté poniendo en tela de juicio, no vaya a ser que lo haya soñado.

    Quienes abogan por esas ideas son los que no perdonan que se perdonaran los delitos de terrorismo en la transición democrática.

    Y ellos mismos nos venden ahora un paquete como un todo adornado con la memoria histórica. Nos hacen creer que o lo tomas o estás en contra de ella. Cuando en realidad el regalo, una vez quitado el lazo, es un paquete de involución retardada, confusa y escondida.

    Decidme si estoy en un error. Gracias.

  8. Javier 20 noviembre, 2008 a 1:43 am #

    Bueno, no es que hablara exactamente de “las dos Españas” tengo mis esperanzas de que una comunidad basada en las nuevas tecnologías eliminaría o reduciría las diferencias entre individuos. Como vamos en esa dirección desde hace algún tiempo, con unos pocos años de paciente espera, tendremos la suerte de ver como clanes de personas se enfrentan entre sí por la red hasta que vayan aglutinándose como naciones virtuales menores… si es que eso no ocurre ya. Creo que está pasando, en todo caso.

    Y, volviendo al tema… no creo que lo de las “Dos Españas” exista como tal. La guerra terminó. La Posguerra terminó. Hasta el franquismo tendrá que terminarse del todo en una o dos generaciones; la nuestra es de las primeras que se libró de Franco (bueno, no realmente, fue la inmediatamente anterior), así que puedo estar más o menos seguro que el dictador pasará a formar parte de la historia dentro de un par de décadas (del mismo modo que Napoléon o Julio César, por ejemplo), historia AUTÉNTICA, con la que no quieran matarnos la cabeza cada vez que encendamos la tele, historia que podamos ver como interesante sin que tengamos que vivirla o, al menos, sin que tengamos que vivirla de un bando concreto.

    Y sólo una cosa más… bueno, dos cosas.

    Primera, “amnistía” no es olvidar. Es perdonar; cuando se da la “amnistía” a un delincuente, por ejemplo, se le libera de su condena, se le “perdona”, pero su ficha policial sigue teniendo un bonito recuento de las leyes infrigidas. El caso de las guerras es peor. Olvidar es malo, lo mires por donde lo mires, y es que quienes olvidan la historia están condenados a repetirla. Un cruel e irónico destino sería ese, ¿verdad?

    Finalmente, no creo que nadie siga creyendo en esa gran pequeña revolución. Más, cuando nuestro Gobierno se pone de acuerdo con los Grandes Ricos del Mundo para que el Sistema Capitalista siga igual, ¿verdad?

    Y no me tiréis la boca de la política interna, que rodarán cabezas de cada partido político en este país. Empezando por IU. Me tienen muy decepcionado, la verdad. No me extraña que no hagan más que perder escaños, si son incapaces de ponerse de acuerdo cuando lo necesitan urgentemente…

    ¿Me he ido del tema? Me he ido del tema. Perdóooon.

  9. pepeelhereje 21 noviembre, 2008 a 2:16 pm #

    Viñeta: LEY PARA LA AMNESIA HISTÓRICA

    http://lagranhoguera.wordpress.com/2008/11/10/ley-para-la-memoria-historica/

  10. Mónica 26 noviembre, 2008 a 3:53 am #

    Yo creo que a los crímenes de lesa humanidad no hay que ponerles punto final. No valen para estos hechos las prescripciones. no sería justo.
    Los detalles y las cuestiones jurídicas, se las dejo para los que de eso entienden, pero como ciudadana que cree en la justicia y la verdad, creo que nada duradero se puede construir sobre hechos no esclarecidos y culpables no castigados.

  11. neogeminis 1 diciembre, 2008 a 4:26 am #

    Casualmnete hoy me topé con un artículo en el que se hablaba de la manera en que, durante el franquismo el estado se apropió de los hijos de las prisioneras, sin pudores, a la vista de todos, y se lo comparaba con al forma solapada y oculta qeu se hizo durante la dictadura argentina. Por supuesto que en ambos casos las víctimas han sido despojadas igualmente de su identidad, además los adelantos tecnológicos de hoy nos permiten obtener la certeza de si se trata o no de los hijos de desaparecidos.
    Las dos situaciones son terribles realidades que cuesta comprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: