La Reina

2 Nov

Quiero aportar mi grano de arena al debate generado en torno a la publicación del ya famoso libro de la periodista Pilar Urbano sobre la Reina. Conocí su existencia el pasado jueves a través de un encendido comentario de Jorge en su blog (luego desarrollado en otros artículos) siempre pendiente de la actualidad, sitio al que acudo diariamente. Con posterioridad vieron la luz la nota aclaratoria de la Casa Real informando de la inexactitud de algunas informaciones contenidas, así como la consiguiente polémica suscitada a favor y en contra de todo el follón armado. 

Vaya por delante que no puedo estar de acuerdo con las principales opiniones controvertidas que se nos muestran, me considero a años luz de esos penamientos si es que de verdad son suyos. Pero tampoco me preocupa ni me afecta, porque la monarquía en España no gobierna y en las décadas en que ha desarrollado su estricto y controlado mandato constitucional ha actuado con moderación, respeto y tolerancia, sin inmiscuirse en cuestión alguna -partidista- de Estado salvo en momentos de transcedendente importancia. 

Lo que me preocupa son otras cosas. Me preocupa que una periodista que presume de escribir con una pluma bendecida por Juan Pablo II se divierta entregando este regalo envenenado a Doña Sofía en su 70 aniversario (dudo de la veracidad de cuanto escribe; sí, lo dudo, es demasiado fácil llevar a un interlocutor a un terreno concreto a través de preguntas capciosas) con el doble fin de hacer dañar su imagen y crear una nueva falsa polémica o debate que en nada necesitamos (somos expertos en ésto). 

Me preocupa que los de siempre, la derecha rancia, poderosa, egoísta, sorda, ciega y autista, persista en el loco empeño de hacer abdicar a unos Reyes porque estos Reyes sean más demócratas que ellos y ellos no traguen la democracia.

Los mismos que forzaron la dimisión de Suárez, los que acosaron al Gobierno de Felipe González durante dos legislaturas hasta el extremo insospechado y cruel del váyase o todos a la cárcel, los poderosos que se distraen jugando a la bolsa y casi se alegran de la supuesta crisis (de la que hablaré en otro momento de enajenación total pasajera, que aquí en esta Agenda es característica); los que cada mañana desayunan al gentío con proclamas de insumisión colectiva porque todavía están tramando resucitar a su Caudillo, los mismos que no tardarán en echar a Zapatero para que España vuelva a la normalidad.

Ésos, todos ésos, los que deberían defender la monarquía frente a nosotros republicanos, quieren que el Rey abdique, que se largue, que se vaya, porque les da la gana, porque sí, porque no les gusta quien manda y meten en el mismo saco a todo dios, porque les apetece el lío, la desestabilización y el caos con el fin de lograr sus objetivos en un país que a contracorriente intenta aprender a ser moderno, abierto y tolerante y donde al final acaba la izquierda cumpliendo a regañadientes el papel histórico que sus oponentes no quieren desempeñar, por irresponabilidad absoluta. 

Ciudadano Iesu

Anuncios

11 comentarios to “La Reina”

  1. Jorge 2 noviembre, 2008 a 9:27 pm #

    Hooooola Jesu.

    En primer lugar: te ha quedado genial. Jeje. No, es verdad. Y además estoy de acuerdo en casi todo (casi), pero quiero profundizar el tema.

    Empecemos. Me parece que estás obviando, y es importante, que la Casa Real no ha dicho en ningún momento que los datos sean falsos. Al contrario, los ha tenido que admitir. La palabra “inexactitudes” no es más que un genérico justificatorio. Al final, siempre por un lado o por otro la institución es protegida. Existe un pacto no escrito en este país entre políticos y medios para no dañar a la Casa Real, a la que se mira como el cristal clave que, de romperse, hará añicos a todos los demás. Hoy, a lo largo de toda la jornada, televisiones públicas y privadas nos han bombardeado para que tengamos la imagen correcta, simpática, entrañable y campechana de sus majestades. Pues que se lo coman ellos. En fin, que lo que se dice sí es cierto Jesu, entre otras cosas porque lo han dicho ellos. Y, no seas ingenuo, vayamos más allá: la autora es amiga personal de la reina, el libro pasó la censura de tres miembros de la Casa Real (incluída ella) que dieron su aprobación -y no lo digo yo, lo dice la propia Casa Real-, y es, además, la segunda parte de una saga: hace años la misma autora ya le hizo otro bonito ejemplar en que la Reina se lucía diciendo cosas tales como que Franco fue un “dictador blandito” o lo orgullosa que se sentía de su marido al afirmar que “delante de él no se habla mal de Franco”. ¿Qué ha pasado? Pueden pensarse dos cosas: que se les pasó esa censura, no se dieron cuenta (me parece a mí que no) o que había una pretensión: contentar a su público. A ver, ¿quién crees tú que va a comprar una biografía de la reina? Lógicamente un monárquico acérrimo. ¿De qué ideología son? De derechas, claro, muy en sintonía con las palabras de la reina. Luego, ¿cuál ha sido el verdadero fallo? Que nunca pensaron que éste iba a ser motivo de portada del principal diario de tirada nacional, y por tanto, motivo también de agria polémica.

    (Ahora sigo con el resto de los asuntos, espérame, es que me cuesta mucho y tengo varios frentes abiertos). 🙂

  2. Jorge 2 noviembre, 2008 a 9:37 pm #

    A ver, lo siguiente. ¿No te preocupa? A mí sí, pero no me repito más, es lo que dije: si la Jefatura del Estado ha de tener ideas éstas han de ser votadas. ¿No gobiernan? Ya lo sabemos, pero sí los mantenemos; y lo hacemos para que cumplan con una función constitucional. No se les puede tocar judicialmente, se les protege, y encima ¿ahora también pueden tomar partido? Pues lo que faltaba.

    En cuanto a lo de “regalo envenenado” (y volviendo a lo anterior), no es así. En realidad ambas están de acuerdo, y en realidad al contrario Pilar Urbano es la primera defensora de la reina porque para ella esto que dice la hace mejor, más digna de ese puesto. El fallo es el que te digo, contaban con el habitual silencio mediático de protección, al que están acostumbrados, con el que el libro no habría pasado de mero instrumento propagandista para la monarquía en horas bajas de popularidad con los que, precisamente, deben ser por naturaleza los defensores monárquicos (esos de la derecha que tú comentas y que ahora piden la abdicación del Rey).

    Lo demás, creo que es mezclar temas distintos. Es que yo no creo que sea este un intento de hacer daño a la Casa Real o a la institución monárquica, me parece simplemente un patinazo, un error grave e imperdonable. ¿Sabes qué pasa? Por allí ya son muy mayores, llevan aplicando la misma política de comunicación e imagen desde el 75, y no se han dado cuenta de que la cosa ha evolucionado. Esto es como lo del secuestro de ejemplares de El Jueves, un ejemplo de ingenuidad y atraso a los tiempos.

    (Volveré).

  3. Diego Fernández 2 noviembre, 2008 a 9:46 pm #

    Me permito recomendarles la lectura de un comentario que a este respecto hace Fernando Manero, catedrático de la Universidad de Valladolid, en su blog. En mi opinión está en lo cierto: http://fernandomaneromg.blogspot.com/2008/10/doa-sofa-no-se-fe.html
    Saludos,
    Diego

  4. Jorge 2 noviembre, 2008 a 10:04 pm #

    Sobre el asunto de los políticos, recomiendo este artículo…
    http://geografosubjetivo.wordpress.com/2008/11/02/jugando-no-ser/

    … y hago dos puntualizaciones añadidas:

    1: que me parece intolerable la campaña cínica que se está librando contra González Pons desde el Partido Socialista, que ahora es el partido de la Monarquía, el ejército y la banca: http://spedr.com/2h9hs (acojonado estoy), que se ha pasado en esa función institucional (que es labor del Gobierno, no del PSOE), igual que me parece mal que el PP no haya arropado a su portavoz por miedo a esas críticas interesadas, cuando es el único que ha dicho algo sensato y serio.

    y 2: Que aplaudo la actitud del Presidente del Gobierno, porque él sí tiene una función institucional, pero no la de los que ahora se convierten en lo que no son. El mundo al revés.

  5. Penélope 3 noviembre, 2008 a 3:32 pm #

    Mae mia, con la monarquía hemos topao!
    A ver….Yo he nacido en la monarquía y en la democracia, sin embargo no siento gdan odgullo y satifación por la institución monádquica.
    Que sí, que en su momento fue la tabla de salvación más a la mano, pero para mi es algo totalmente anacrónico.
    Las declaraciones de la reina, rey, principito y fantas, la verdad, creo que están medidas y remedidas, estudiadas y requeteestudiadas, planificadas, etc…
    No creo que exista la libertad a la hora de hacer público cualquier comentario hacia ellos sin que sea perfectamente planificado o medido, no sé cómo llamarlo.
    Decir que la monarquía está por encima de la política me parece absurdo. Es más, por encima de todo debería estar el pueblo y sólo la voluntad popular. Las personas, al fin y al cabo.
    No he leído más que cuatro declaraciones de esas que se supone que la reina acepta como buenas, y no tengo suficiente información. Si no me equivoco, ella está en contra de llamar matrimonio a las parejas homosexuales que se casan, en contra del aborto, de la eutanasia…
    Pues yo opino lo contrario, así que esa señora y yo no tenemos mucho en común salvo que estamos en contra de las corridas de toros, jaja!

    En fin, creo que el hecho de que la monarquía no haya sido mala para España no significa que sea necesaria. No podemos cambiar de reyes cada cuatro años, no? Y eso sería lo bueno…

    Un besitito, algo pocho, que no ando muy p’allá…

    P

  6. Mónica 3 noviembre, 2008 a 7:29 pm #

    Bueno!…qué puedo decir!:que no me toca!…este tema lo desconozco totalmente y no puedo opinar. Sí me resulta sorprendente que allí, del otro lado del “charco2 también surjan estos dimes y diretes, que dijo y que no dijo, sea la reina o sea quien fuera. Pensé que al amnipulación informática era patrimonio casi exclusivo nuestro (latinoamericana, digo!) pero no!…parece ser que tal vez venga contenida en los genes íbéricos, que de esos todavía tenemos un “toco” (montón!).
    En cuanto al asunto de la institución monárquica en sí, puedo ver, (desde lejos, repito) que ya está caduca, a pesar de entender que en su momento fue muy válida para la transición hacia la democracia y por lo tanto muy válida. Parecería ser que si ahora aparecen ciertos “detalles” que la mueven más hacai “derechas” como dicen por allá por algo será, que no creo que nada sea involuntario, sino, lo hubieran desmentido de raiz, me parece. Si se han limitado a un “hay inexactitudes” parecerái ser que sí hay algo, o casi todo cierto. Esas otras opiniones de su majestad, las de no aceptar llamar matrimonio a las uniones gays, etc, etc, bueno, la pinta más en su amnera de pensar, pero bueno, supongo que tiene derecho a pensar como quiera, pero entonces que la monarquía no se asuma como representante de la nación…pero ya me estoy metiendo en terrenos que desconozco y no quiero opinar!!1…no insistan! jejeje.nosotros, allá por 1816 nos declaramos independientes de la Corona y punto! a otra cosa mariposa! y ahora sólo tenemos que preocuparnos que lso gobernantes de turno no se endulcen con el poder y se les ocurra instaurar una nueva monarquía!. Eso sí, nosotros, los argentinos, hemos impuesto al novedad de tener un “matrimonio presidencial2 que es único e innovador en el mundo! jejejeje…y además superamos a un aspirante a Emperador que ahora duerme en el Senado y nos dejó con la mitad de lo que teníamos ensu momento, pero bueno!…esos son detalles que ustedes quizás no entiendan, porque son monárquicos, jajajajajaja..

    un abrazo a cada uno, y está (en serio) muy interesante el tema!

  7. Jesu 3 noviembre, 2008 a 8:07 pm #

    Jajajaja, Mónicaaaaaa, así que somos monárquicos! Cielos, si ésto se llama República Virtual! La culpa es mía, sólo mía, jajaja…

    Verás, para alguien que lo vea desde lejos, el tema sería éste: muchos ciudadanos piensan que la monarquía española es o ha sido garantía de estabilidd democrática. Y la derecha que debía defenderla se cruza de brazos, o la ataca directamente; siendo la izquierda la que al final termina tragando quina y defendiendo el asunto por responsabilidad institucional. El mundo al revés, como dice Jorge.

    Es una muestra del carácter español, enrevesado y oscurantista.

    Pese a todas mis proclamas quede claro que si mañana mismo participara en un Referéndum al respecto, votaría República sin el más mínimo atisbo de duda.

    Besossssssssss, ciudadana argentina…

  8. Nikté 3 noviembre, 2008 a 9:32 pm #

    Realmente no se que decir, no he leído esa biografía, ni me interesa.
    De la casa Real, que son nuestros relaciones públicas, del Estado, pero de lujo y que cuesta manterlos.
    No soy monárquica pero la nuestra da esa apariencia de acercamiento y simpatía que hace no odiarlos.

    La verdad, como ya dije no me interesa lo que pueda decir la reina, son sus opiniones y tiene derecho a tenr sus propias ideas, al fin y al cabo no trascienden a nivel político, son solo unos figurantes.

    ¿No le gustan los toros?

    Pues a la infanta, esa la fea, me parece que si.

    A por ella
    Jajajaja

  9. Paco 4 noviembre, 2008 a 8:24 am #

    Completamente de acuerdo

  10. Jesu 4 noviembre, 2008 a 11:45 am #

    Paco… ¿completamente de acuerdo con quién?

    Voy a pensar que es conmigo.

    😉

  11. Lumons 7 noviembre, 2008 a 6:19 pm #

    Mira, La Reina puede haber sido “engañada” o “traicionada” pero no es descabellado pensar que haya dicho lo que cuenta el libro o, por lo menos, que lo piense; seguramente se la educó para eso (aunque bien es cierto que está mayorcita para pensar por sí misma).
    ¿Y los españoles? Estamos dormidos, pasivos… lo de siempre. La moranquía es genial y es grande cuando hay un “¿por qué no te callas?” de por medio, ahí todos bromeamos, buscamos el video en youtube, lo ponemos de politono… ay, qué bueno es nuestro rey. Cuando no nos convienen las declaraciones de la Reina la monarquía es mala, antigua y está de más. A mí es esto último lo que me preocupa: no sabemos lo que queremos, ni muerte ni vida, ni frio ni calor. Es fuerte.

    Besos, abrazos, luces, cámaras, acción y todo eso, xD.

    Pd.: qué progre quedó el texto ¡me encanta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: