Espeluznante país

8 Sep

Hoy en Yahoo Deportes ponen verde los lectores a Nadal por haber perdido la semifinal del US Open. Verde es poco. Que si no sabe jugar, que le viene grande el nº 1, no tiene técnica o juega cansado y que no es humilde; después de haberse justificado veinte veces y felicitar al contrincante como justo ganador. Por contrastar, más moderados pero con algunas perlas, los lectores de 20minutos (aunque en otros temas fueron capaces de quitarme el hipo el otro día).

La semana pasada en Kiss FM Noticias, si no recuerdo mal porque la escucho a ratos en el trabajo (disculpad mi confusión, lo que importa es el contenido de lo que quiero decir), informaron de una encuesta realizada a raíz de la concesión del premio Príncipe de Asturias al tenista manacorí (Nadal ya es príncipe, decían los periódicos, ahora Príncipe desterrado), por su espíritu ejemplarizante. ¿Crees que lo merece? ¿Crees que otros lo merecen más? La respuesta fue abrumadoramente afirmativa. Quizá hoy el resultado diera un vuelco. A por él! Ha perdido! Quemémosle en la hoguera! Mi vecinita de arriba se merece más el premio! Ya el hecho sólo de que se realice una encuesta intentando averiguar si un premiado merece un premio es algo inaudito (para mí lo es; Joey, corrígeme si me equivoco, no creo que se suelan hacer mucho estas encuestas, o sí?)

No pretendo creer ni crear héroes, aunque me llame Súperjesu. Pero odio la envidia nacional (entre otros importantes defectos) que nos corroe. Y la falta de criterio. Y el cambiar porque sí. Espero que en temas más fundamentales o en elecciones democráticas la opinión y el voto de los ciudadanos se muevan por un poco más de coherencia mental.

Y aunque no tenga nada que ver con ésto (sí tiene, es la misma España inculta y de pandereta ridículamente disfrazada de fashion y moderna) vuelvo a la carga (más bien él vuelve conmigo) con el deleznable programa de Antena 3 de las tardes de cuyo nombre no me acordaré jamás (que pretende hacer sombra al no menos pintoresco Está pasando de Tele 5); no es que lo vea, es que me pilla casi comiendo y después de pulsar el cacharro compulsivamente unas diez mil veces algo te taladra el cerebro sin compasión hasta que lo mando a hacer gárgaras. Pues bien, entrevistaba un enviado especial al párroco (no pude enlazar la noticia) que recogió en los confesionarios de su iglesia a un niño abandonado. Se encontraba el buen hombre intentando decir unas palabras muy sensatas en defensa de la desconocida madre, poniéndose en su lugar, en la triste tesitura de abandonar a su pobre hijo, cuando -aturdido- fue cortado entre risas por los presentadores. No les interesaba lo más mínimo una reflexión seria! Sólo el morbo de la noticia. Ni el niño, ni la madre del niño ni rollos transcendentes, que hay crisis hasta para pensar. Rapidito y arreando, que es gerundio.

Espeluznante país.

Ciudadano Iesu

Anuncios

2 comentarios to “Espeluznante país”

  1. Diego Fernández 8 septiembre, 2008 a 9:31 pm #

    En esto España es insuperable. E insoportable.
    Saludos,
    Diego

  2. Mónica 16 septiembre, 2008 a 7:01 am #

    parece que el exitismo no es propiedad exclusiva de los argentinos, jajaja…me quedo más tranquila!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: