La vida no está en juego

30 Ago

A vueltas con la reflexión anterior, cambiar o no cambiar de opinión, me viene al pensamiento lo siguiente. No quería inmiscuirme en este berenjenal para no meter la pata ni hacer demagogia de asuntos trágicos, así que seré breve; estoy realmente cansado de escuhar por la tele cada día a los expertos afirmar que en el accidente de avión de Barajas no hubo nada fuera de lo normal, que se actuó en todo momento de acuerdo con el protocolo (sólo faltaba que éso no hubiera sido así!) y no se detectó nada que impidiera el vuelo. Si les dejas media hora seguida serían capaces de convencerte de que el accidente no ha ocurrido (el hombre puede demostrar aquéllo que quiere creer). Por no hablar del error en la entrega de uno de los cuerpos (se apresuran afirmando que no hay errores en la identificación sino que de haber un fallo es de otro ámbito; siempre lo mismo). Hoy la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha informado sobre conversaciones grabadas en Spanair que barajaron la posibilidad del cambio de la aeronave tras la primera avería (ésto es decir las cosas claras). Un dato bastante revelador.

El 82% de los pasajeros de los aeropuertos valencianos llegan con líneas de bajo coste, informa LAS PROVINCIAS hoy. Sólo falta que en la batalla actual por la competencia entre las compañías tradicionales y las nuevas se ponga en riesgo la seguridad de los pasajeros, que hasta ahora compraban alegremente el billete más económico que encontrabn por Internet sin preocuparse de si el avión llevaba alas. O que, de otra parte, se nos quiera convencer de que la seguridad la tendremos que pagar cara, como ha sido siempre. 

En otro oden de cosas, similar en su contenido profundo, fue notica hace unos días la muerte de una mujer en León por la enfermedad de Creutzfeld-Jakob, la variante en humanos de la encefalopatía espongiforme, conocida como mal de las vacas locas (presuntamente). Se da el caso de que su hijo (entre otros) falleció unos años atrás por la misma causa. Escuché ayer en un informativo que ambos podrían haber tenido una predisposición genética que les hiciera vulnerables a la adquisición de dicha enfermedad. No, si aún tendrán ellos la culpa. La culpa siempre es del otro, dice el Diagrama de Flujo (versión española válida para todas las comunidades autónomas; quería enlazarlo pero no sé por dónde lo guardo y mejor no hacer humor con los temas que cito). Cuando algo así ocurre vuelven a salir los que entienden del tema para asegurar que es imposible o casi imposible que algo así ocurra. (Oiga mire, es que ha ocurrido). Dicen que es imposible o casi imposible el contagio de esta enfermedad al ser humano. A ver, imposible no es lo mismo que casi imposible. Casi imposible quiere decir que es posible. Sé el control exhaustivo que se lleva en este tema, lo conozco de primera mano, pero no me gustan las explicaciones sin sentido.

Desearía que los esfuerzos que realizan los expertos en justificar lo injustificable o en negar la evidencia los invirtieran en estudiar en profundidad (más y mejor, sí ya sé que lo hacen) las causas de los hechos y evitar en lo posible que ocurran. Éso es todo.

Ciudadano Iesu

Anuncios

Una respuesta to “La vida no está en juego”

  1. Jorge 31 agosto, 2008 a 1:08 am #

    Muy bien. Y no añadiré más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: