Más difícil que barrer escaleras arriba

3 Jun

Así está resultando el acceso de algunas personas a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Gente con “voz atiplada” (lo que viene siendo voz de pito de toda la vida), psoriasis, tartamudez, enfermedades de transmisión sexual, una cicatriz, una deformidad estética o diabetes son impedimentos para acceder sin problemas. 

Lo de las ETS uno hasta podría entenderlo, por aquello a lo que se dedicaban las glorias de Coslada… ejem… pero lo demás… Bromas aparte, tampoco están los cuerpos como para ponerse exquisitos con la gente que quiera entrar… en fin.

Lo cuentan hoy Ana Pantaleoni y Jesús García en un reportaje en El País.

Ciudadano Fer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: