Cuaderno de Filosofía (4) | Divagaciones sobre el tiempo y la eternidad

19 May

Para la mayoría de la gente la eternidad evoca un concepto de tiempo lineal, una sucesión de duración infinita de nuestro universo. El momento por su parte evoca un momento fugaz que no pudimos retener.

Las palabras hacen surgir generalmente en nuestro cerebro imágenes o conceptos elaborados a partir de lo que conocemos por nuestra experiencia. Anticipamos una duración normal de nuestra vida, conocemos las estaciones, los días y las noches, las fases de la luna. La medida del cambio, de la rotación de la tierra, de estos fenómenos naturales, es lo que se llama el tiempo.

Sólo se trata en realidad de una medida del cambio, de una segmentación de la duración, de todo lo que evoluciona.

En un vacío absoluto, el tiempo no existe. Si ninguna actividad está presente, si no cambia nada, si ninguna medida es pues necesaria, el tiempo no tiene ningún sentido.

Si nuestro universo surgió de la vacuidad, el tiempo nació con él. Sin universo, no hay tiempo. Si esto es verdadero, ¿qué quiere decir la eternidad para nosotros que vivimos en un mundo temporal? La eternidad se definiría entonces fuera del tiempo; en realidad la eternidad sería lo que es cuando el tiempo no existe.

Ciudadana Mónica

Anuncios

21 comentarios to “Cuaderno de Filosofía (4) | Divagaciones sobre el tiempo y la eternidad”

  1. Jesu 21 mayo, 2008 a 11:07 am #

    Y aquí nadie dice nada, con lo interesante que está el tema?

    Muy mal, muy mal, todos cara a la pared…

  2. Jorge 21 mayo, 2008 a 1:14 pm #

    Lo había pensado. pero te diré por qué no he contestado: porque Mónica merece algo mejor.

    Llevamos unos días estúpidos hasta decir basta, y no quería yo venir a emborronar un texto tan profundo, interesante y medio normal. Amos, digo yo.

  3. neogeminis 21 mayo, 2008 a 2:19 pm #

    jejeje…parece que lso muchachos están para otras cosas!!!!….la próxima vengo a hablar de un tema más light!!!! jajajaa

  4. Jesu 23 mayo, 2008 a 8:20 pm #

    Como bien dices, Mónica, si ninguna actividad está presente, si no cambia nada, no hay tiempo. Si vemos una película de vídeo tenemos la impresión de que está transcurriendo el tiempo. Si detenemos la película, parece que detengamos el tiempo. Si observamos una fotografía -donde se ha detenido el movimiento- es como si paralizásemos el tiempo.

    El tiempo parece ser la meteria en movimiento. Y según la teoría de la relatividad, es un tiempo relativo para cada observador, de un mismo hecho, según su posición respecto a los objetos que se mueven.

    Según la teoría del big bang, el tiempo -como dices- nació en ese inicio de movimiento, fruto de la expansión de la materia. Desde entonces -desde ese hecho- se expande, puede que en otras circunstanias (en un futuro) se contraiga, y podría ser posible un tiempo hacia atrás. No tan loco estuvo, pues, Nietzsche con su eterno retorno.

    Antes del big bang no había tiempo sino una especie de uniformidad de espacio y tiempo concentrada en un punto de materia estática y cerrada en sí misma. Los más osados elucubran que pudo existir con anterioridad algún tipo de materia en dos dimensiones y con otra visión de tiempo totalmente diferente, que no comprenderíamos. O incluso puede que exista ahora de forma paralela. Por éso hay duendes y hadas.

    Lo que parece más claro es que lo que llamas vacío no existe ni ha existido. Siempre hubo materia. De ahí la gran pregunta, la primera y últuma pregunta filosófica: por qué existe algo.

    La respuesta que más me autoconvence es que existe algo porque no puede ser de otra manera, no puede no existir nada.

    También hay otra respuesta parecida, el concepto nada es una invención humana y no tiene sentido.

    De ahí la importancia de depurar el lenguaje en la teoría del conocimiento, porque la mayoría de las cuestiones son deformaciones de nuestras palabras, invenciones y no más.

    Ha de hacerse ese esfuerzo siempre cuando se habla de filosofía (la navaja de Ockham) y también de ciencia o de cualquier cosa.

    Pero no me convence tampoco la explicación de que existe materia porque no puede existir la no materia. Es una cosa muy rara que exista algo. Más raro aún es que existamos nosotros.

    Y respecto al tiempo, que es una de mis grandes pasiones, junto con la existencia de la materia, como acabo de explicar, he de puntualizar una teoría más personal.

    Hemos dicho que el tiempo, al parecer, según las teorías más comúnmente aceptadas, es una consecuncia relativa de la materia en movmiento.

    Pero yo creo que, además, es una sensación subjetiva relativa de la materia en movimiento. Es decir, que no creo en el tiempo por sí mismo. Ya vemos que, de hecho es -al menos- relativo. No creo que exista el tiempo, sino sólo la sensación que tenemos de él. Para nosotros sería un a priori kantiano. Como el que lleva unas gafas de sol rojas y todo lo ve rojo.

    Para acabarlo de liar diré que no creo mucho en la teoría de la relatividad (que me perdone Einstein), tampoco me convence la teoría del big bang (cada vez tiene menos adeptos), ni siquiera la de la evolución de Darwin (la meto aquí para chinchar, ya que no viene a cuento). Aceptaría tímidamente que la materia es una cosa rara necesaria y afimaría que el tiempo, aún siendo lo que hemos explicado (materia en movimiento) es más bien una sensación priorística de nuestra mente. Por lo que el mundo sería algo así como materia extraña que se mueve un poco pero en realidad está estática (aún tendrá razón Parménides, con lo chuli que es Heráclito y su río).

    Dices qué es la eternidad… no es nada. Es otro concepto humano inventado. Pueden existir dos caramelos, mil caramelos, mil millones de caramelos, pero no todos los caramelos posibles a la vez. Éso sólo ocurriría en la teoría matemática.

    Joey sabe cuántas veces le digo que el universo es finito pero sin fin (creo). Es decir, de alguna forma se acaba físicamente porque la materia infinita no tiene lógica, pero es como si ese fin se perdiera en una nebulosa que jamás alcanzaremos.

    Por poner un ejemplo, si imaginamos una serie de planetas, de globos, que van separándose cada vez más unos de otros, llega un momento en que están tan separados que es como si se hubiera acabado la sucesión, pero no, no se acaba la sucesión, se van acabando los objetos.

    Más que el tiempo, me apasiona el tema de la existencia. Por qué existe algo, cómo he dicho antes. Si fuera poor necesidad, y nosotros estamos ahí o hemos estado en algún instante, es como si estuviéramos siempre, ya que el tiempo para mí no existe (ésto puede dar lugar a una versión romántica y nada estricta aunque halagadora de nuestra inmortalidad en el devenir de la exsitencia).

    Pero no somos más que pequeñas hormigas atómicas queriendo entender algo que seguramente jamás entendamos. Podemos ir arañando verdades, pequeñas o grandes, o aparienias de verdades. Una hormiga filósofa que se pregunte qué es el tiempo o el espacio o qué es el ser humano nunca llegará a comprender nada; pero sí sabe cuándo es de día o de noche. Algo sí sabe, así que no hay que tirar la toalla (al hilo del otro debate sobre la búsqueda de la verdad, cuando pueda entraré).

    Y bien… todo ésto puede ser así.
    O de otra manera.

    Saludos, pandilla!

  5. Mónica 23 mayo, 2008 a 11:02 pm #

    Primero la pavada y después me sale con este manifiesto !!!…jajajaja….se ve que el tema daba…pero los vagos eran ustedes! jajaja
    Sobre el tema del tiempo y la eternidad sólo algo es seguro…somos y tenemos interrogantes..eso es señal de que buscamos “el conocimiento”…las respuestas que propongamos quizás sólo sean peldaños que utilicemos para buscar aproximarnos a la meta. Aunque sabemos que nunca llegaremos a hallar todas las respuestas lo bueno es persistir en el intento.

    Un abrazo a todos!

  6. frisco 1 enero, 2009 a 6:55 pm #

    La eternidad es la nada pues solo el cambio es.Y respecto a la “materia infinita” de jesu,si hasta aqui ha transcurrido un tiempo infinito entonces no estamos aqui,pues un camino infinito no puede recorrerse.

  7. Jesu 1 enero, 2009 a 8:20 pm #

    Hola frisco! Por tu comentario he podido bucear en vuestros interesantes espacios, de los que dejo los enlaces:

    http://frisco1962.blogspot.com/

    http://cramon-filosofia.blogspot.com/

    Veo que los tres estamos de acuerdo en que el tiempo sólo es una propiedad de la materia en movimiento. Ésto parece fácil.

    En vuestros blogs mostráis discrepancia en cuanto al concepto infinito o eternidad. ¿Crees que la eternidad es la nada? Interesante. No lo había pensado así. Yo creo que eternidad y nada son conceptos vacíos y sin sentido y por tanto no existen. Sin embargo cramon opina que el infinito está empíricamente demostrado.

    Sobre la materia infinita que citas, lo que quería explicar en mi ejemplo es que una sucesión finita de objetos parece infinita sin serlo.

    Me tranquliza haberos leído que tal vez la teoría del big bang deba revisarse.

    Sí, el tiempo es una ilusión nuestra, y como bien habéis dicho… qué no es ilusión nuestra! Algo, la materia, no es ilusión nuestra. ¿Por qué existe la materia? ¿Sólo porque lo contrario sería imposible? ¿Podemos conocer estas cuestiones? ¿Son susceptibles de ser aprehendidas por lo que llamamos conocimiento humano?

    Saludos, frisco y cramon!

  8. cramon 1 enero, 2009 a 9:47 pm #

    Evidentemente cuando hablo de infinito no lo relaciono con la nada, de hecho el concepto de nada (al menos desde mis razonamientos) nos remite, no lleva enseguida a pensar en cantidades en su forma numérica o espacial, o mejor dicho, a la ausencia de volumen, la nada nos hace pensar en “algo” carente de sus tres dimensiones (alto, ancho, altura; el tiempo lo he dejado fuera pues ya estamos de acuerdo en que este es una propiedad de la materia en movimiento) bien, yo más bien relaciono infinito a “todo”.
    Sobre la materia infinita que citas, lo que quería explicar en mi ejemplo es que una sucesión finita de objetos parece infinita sin serlo.
    Muy bien ranozado, pero yo parto del hecho que hemos buscado los “límites” del nuestro universo sin encontrarlos, tanto a niveles cósmicos como subatómicos. ¿Tiene fin el universo? Es posible. Pero hasta el momento no se ha podido demostrar que lo tiene, cuando los diferentes científicos hablan del fin del universo, se refieren mas bien al “límite” hasta donde llegan nuestro instrumentos actuales, no creo que nadie en su sano juicio pueda expresar que se han descubierto ya los últimos rincones del cosmos. Perdónenme los metafísicos.
    Preguntas por qué existe la materia, umm, buena línea de arrancada para mis próximas búsquedas y lecturas, aunque bajo un análisis rápido no creo que la materia necesite una razón para existir, no la tenemos nosotros mismos (los humanos), tenemos una historia evolutiva, pero no una razón para existir (ojos, no me refiero a los objetivos que nos ponemos en la vida, razones para vivir como suelen decir algunos psicólogos, sino a la justificación de nuestra existencia como especie)sin embargo existimos. ¿Alguien lo duda?
    Ahora bien, al final dices algo que realmente me preocupa desde que he comenzado a reflexionar estas cosas: ¿podemos conocer totalmente el mundo? por supuesto, no me acusen de kantista (o kantiano, como les sea más fácil la palabra) Mi pregunta parte del hecho de que si es infinito es universo, siempre quedará por descubrir, el total conocimiento no es vedado, no por ningún dios, sino por nuestra propia esencia finita.

  9. cramon 3 enero, 2009 a 4:36 am #

    Bueno, espero que el debate no halla terminado aqui verdad??

  10. Jesu 3 enero, 2009 a 11:00 am #

    Nooooooooooo, aquí los debates no acaban nunca! Sólo van y vienen, como las personas y las cosas. Son debates sin tiempo, porque no existe.

    Es que estoy comprando juguetes y me acabo de desmayar al ver la factura, hasta he tenido pesadllas esta noche. Menos mal que no creo en la crisis, más me vale.

    Si alguien necesita un rey mago tontaina, que no dude en contactar conmigo. Me sobran playstations, xboxes, baterías de ultrapercusión de las que hacen mucho ruido en casa y generan gritos de mamás, móviles de última generación 3G con pantalla táctil y cosas así y algún libro que otro para quedar bien psicológicamente; debo aprender que ésto no hace la felicidad, pero ayuda, y yo me lo paso pipa.

    Volveré.
    To be continued…

  11. neogeminis 3 enero, 2009 a 12:27 pm #

    Jesu!…con esos regalos hasta a mí me dan ganas de recibir a los reyes!…aunque a la hora de comparar siempre soy de las más clásicas ….y gasto menos también, jejjeje

    Un abrazo a vos y a los otros reyes!

  12. cramon 4 enero, 2009 a 6:11 am #

    Jesu, ya vi tu comentario y antes que nada gracias por seguir el debate, en la entrada de hoy definí que es materia para mi y cual es la relación de esta con el tiempo y el movimiento, además te dejé algunas preguntas sobre tu comentario, aca te dejo el enlace:

    http://cramon-filosofia.blogspot.com/2009/01/mi-materia-tu-materia-nuestra-materia.html

  13. neogeminis 5 enero, 2009 a 3:58 am #

    Será que soy muy lenta, pero no logro entender por qué dicen que la eternidad es la nada…intuyo que está más allá de mi razón, como lo está el concepto de infinito, pero no lo asocio con “la nada”. A ver si alguien me “des-asna”! jejeje

  14. Jesu 6 enero, 2009 a 10:03 pm #

    Verás, Mónica, lo que queremos decir es que conceptos como eternidad o infinito, e incluso nada, son posiblemente ideas vacías que no se corresponden con la realidad. No habría pues una eternidad sino, a mi entender, un sinfín de cosas no infinitas. En ese sentido, decimos que la eternidad se parece a la nada, porque no existe como tal, sólo el presente.

  15. Neogéminis (Ciudadana Mónica) 7 enero, 2009 a 2:40 am #

    mmmmmmmmm…entiendo la idea…la tendré que meditar un poco, pero la entiendo, gracias!

    P.D
    espero que ya estés mejorcito! jejeje

  16. Saiph 8 enero, 2009 a 12:39 pm #

    Antes de hablar, querría decir que para mí el tiempo no es real. Existe porque es un invento del hombre para hacer una separación analítica de los hechos que suceden, sucedieron y sucederán. Como quien disecciona partes de un poema para comprender su estructura interna, el esqueleto invisible de ese cuerpo que hace que el todo tenga un sentido de conjunto y se muestre como un ente coherente. El tiempo es la justificación del cambio de la materia en el mundo, y lo cierto es que la materia cambia. Todo el mundo se ha dado cuenta de ello y no es nada nuevo para nadie. El tiempo se puede medir, pero no es real todo aquello que se puede medir según métodos regulables y rigurosos. Por tanto, la existencia del tiempo es meramente un artificio que tiene utilidad, nada más.

    Si el tiempo no es real, entonces ¿existe un principio de la existencia? He dicho que es un pragmático instrumento y lo he comparado con los análisis literarios. Del mismo modo, pretender poner un punto de inicio, un desarrollo y un final al universo, no prueba que lo haya eso. Lo que muestran las mismas teorías de compresión y expansión de la materia que conforma el espacio es simplemente lo que ya sabemos, que el cambio está ahí, que los objetos evolucionan, cambian de forma. Pero la materia ni se crea ni se destruye y el caos sólo genera caos. Al final el conocimiento se vuelve desconocimiento tan sólo por el afán de alcanzar lo inalcanzable.

    ¿Cuál es el sentido de la existencia? Porque su principio y su final comparado con la esencia que componen las bases de este edificio no son lo mismo que su apariencia. Yo creo que el principal problema para llegar a la respuesta es nuestra carencia total de perspectiva. Nos empecinamos en mantener nuestros ojos, en reificar y materializar conceptos abstractos que están por encima de la mera existencia. Así pasa con los que tan sólo leen letras, que quieren cambiar las palabras de las magníficas obras de los poetas ya son inmortales y perfectas. La holística no es una referencia a la integración atómica de todas las existencias. La realidad completa y compuesta es un concepto que no entendemos. Vemos ojos y manos donde hay millones de sentimientos y experiencias, donde hay universalismo compartido más allá de las fronteras de nuestro propio ego. Y cuando vemos siquiera una luz de ese maravilloso universo, quizá finito, pero inaccesible, aducimos otros métodos mucho más exactos y más materiales. ¿Cómo queremos entender al hombre a través de la ciencia? ¿Cómo queremos acceder al todo y no a la nada si no son cosas que podamos tocar, oler o sentir? Y la verdad es que no sabemos ya más que eso. Nos importa bien poco todo lo demás y parece palabrería vana determinar una estructura que explique la materia que no sea la materia misma.

    Yo creo que erráis al hacerlo. Son otras palabras las que se utilizan para decir que la eternidad está vacía de sentido. Está vacía para aquellos que quieren hablar de números y no de ideas, que es con lo que realmente se descompone la estructura quizá finita del universo. El tiempo en realidad no sirve ni para eso, ni para nada.

    Un saludo a todos.
    PD: Iesu, hola de nuevo.

  17. Saiph 8 enero, 2009 a 12:44 pm #

    Hay un par de erratas por la prisa que llevaba.

  18. Elio 25 febrero, 2009 a 10:02 pm #

    EL TIEMPO Y LA ETERNIDAD…..los conceptos cientificos y filosoficos no demuestran con exactitud y veracidad ,el tamaño , forma o longitud del tiempo y la eternidad,por que conocemos que existen dos tipos de pensadores identificados como ateos y no ateos .y por lo tanto la humanidad se vera envuelta y confundida por estos celebres pensadores ateos,partamos y compartamos desde principios de la creacion del mundo ‘¡.quien separo el dia y la noche¡,desde alli se identifico el tiempo para trabajar y para descansar . Pero ningun hombre conoce el final del tiempo ni la eternidad , por que conocemos que cuando un hombre muere el cuerpo vuelve al polvo, pero aqui viene la identidad .A QUE GRUPO DE CELEBRES PERTENECIMOS.Que por fe conocemos en cristo jesus,solo El nos promete la eternidad.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cuaderno de Filosofía (8) | Lo que existe « Agenda de ideas - 5 enero, 2009

    […] Cuaderno de Filosofía (8) | Lo que existe 5 Enero, 2009 Archivado en: 1 — Jesu @ 1:24 am Tags: espacio, filosofía, materia, movimiento, tiempo, universo El azar de la blogsfera ha querido que viajasen hasta aquí compañeros a quienes ya considero amigos por compartir pensamientos, en este caso estrictamente filosóficos, además en su faceta más teórica, de cuyos enlaces di cuenta en este comentario. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: