Tag Archives: vida

Volver al Far West

7 mar
Amigos del rifle

Amigos del rifle | Charlton Heston

El tema de la libre portación de armas en EE.UU. parece volver al ruedo. Leo la siguiente noticia y me encuentro otra vez con el discurso extremista de quienes sostienen que el derecho a portar libremente armas siempre y en todo lugar está respaldado por la Constitución de ese pais, por lo que reclaman que se legalice la libre tenencia y portación a nivel nacional.

Las agrupaciones pro-armamentistas vuelven al ataque con sus argumentos retorcidos e irreales por los que reclaman una sociedad individualista en extremo (ver definición de Wikipedia).

Con este criterio se sostiene que cada ciudadano estadounidense podría ir cargando un arma en su costado, a la usanza del viejo Far West, alegando su legítimo derecho a defenderse. Aquí cabe recodar que hasta hace poco, una de las más representativas organizaciones favorables a la libre portación de armas  estuvo presidida por el recientemente desaparecido Charlton Heston, destacado protagonista de numerosos films del género de los westerns.

Los argumentos ultra liberales que se esgrimen en pro de la libre portación se sostienen en el innegable derecho que le cabe a cada quien de proteger su vida y sus bienes, pero no consideran que una sociedad basada en ese criterio terminaría resolviendo sus problemas en función de la ley del más fuerte (no cabe aquí la ironía de decir que en realidad hoy ya es así!) de quien porte mejor arma y tenga mejor puntería.

A modo de perlita traigo y destaco una frase citada en el artículo de referencia, que creo pone de manifiesto el criterio con el que se pretende encarar el debate.

Si se trata de libertad de opinión contra vidas (humanas), muy frecuentemente nos decidimos por la vida, aseguró el juez Stephen Breyer.

Complementando este post, dejo el link de un artículo que hace referencia a un punto de vista totalmente opuesto a estos criterios ultraconservadores.

Las piedras grandes

13 dic

De Elena, amiga y compañera

Cierto día un motivador experto estaba dando una conferencia a un
grupo de profesionales. Para dejar en claro un punto utilizó un
ejemplo que los profesionales jamás olvidaron. Parado frente al
auditorio de gente muy exitosa, dijo:
-Quisiera hacerles un pequeño examen.
De debajo de la mesa sacó un jarro de vidrio, de boca ancha y lo puso
sobre la mesa, luego sacó una docena de rocas del tamaño de un puño y
comenzó a colocar una por una en el jarro. Cuando el jarro estaba
lleno hasta el tope y no podía colocar más rocas preguntó al auditorio:

-¿Está lleno este jarro?
Todos los asistentes dijeron:
-Sí.
Entonces dijo:
-¿Están seguros?
-Sí!- respondió la audiencia.

Entonces de debajo de la mesa sacó un balde con piedras más pequeñas y
las comenzó a colocar una por una en el jarro hasta que quedaron bien
acomodadas luego de una pequeña sacudida del jarro, en los huecos
dejados por las piedras grandes. Cuando hubo hecho esto preguntó una
vez más:
-¿Esta lleno este jarro?
Esta vez el auditorio supo lo que vendría y uno de los asistentes
respondió en voz alta:
-Probablemente no.
-Muy bien!- contestó el expositor y de debajo de la mesa sacó un balde
con arena y comenzó a echarlo en el balde hasta que la arena se
acomodó entre las piedras y las rocas.
Una vez más el expositor preguntó:
-¿Está lleno este jarro?
Esta vez varias personas respondieron a coro:
-No!
-Muy bien!- contestó el expositor y una vez más sacó de debajo de la
mesa una jarra con agua. Comenzó a echar el agua al jarro que contenía
las rocas, piedras y arena hasta que estuviera lleno. Cuando terminó
miró al auditorio y una vez más preguntó:
-¿Está lleno este jarro?
A lo que todo el mundo respondió:
-Sí!
-¿Cuál creen que es la enseñanza de esta demostración?
Uno de los espectadores levantó la mano y dijo:
-La enseñanza es qué importa que tan lleno esté tu horario, si lo
intentas siempre podrás incluir más cosas.
-NO!, ésa no es la enseñanza- replicó el expositor- La verdad es que
esta demostración nos enseña lo siguiente:

Si no pones las piedras grandes PRIMERO, no podrás ponerlas en ningún
otro momento. ¿Cuáles son las piedras grandes en tu vida? ¿Un proyecto
que tu deseas hacer funcionar? ¿Tiempo con tu familia? ¿Tu fe, tu
educación, o tus finanzas? ¿Alguna causa que desees apoyar? ¿Enseñar
lo que sabes a otros? Recuerda poner estas piedras grandes primero o
luego no encontrarás lugar para ellas. Así que hoy en la noche o
mañana al despertar, cuando te acuerdes de esta pequeña anécdota,
pregúntate a ti mismo: cuáles son las piedras grandes en tu vida y
corre a ponerlas primero en tu jarro.

¿Qué tal? A buscar piedras grandes!

Ciudadano Iesu

Imprevistos

1 sep
Michael Phelps

Michael Phelps

No deseo meterme con Michael Phelps, que me cae bien; ni tampoco con ningún deportista o con el deporte en general. De hecho, bueno, no puedo considerarme deportista pero hago algo de natación (miércoles y viernes, lo tengo organizadito), voy en bici, camino y me encantaría saber jugar bien al tenis. Pero el deporte de alta competición, hummm… se sale de lo normal. Entra en una onda que no me gusta. La obsesión por competir, por ganar, por ser el mejor. Las horas dedicadas al día, a la semana, al mes, al año, en la vida, a lo mismo, sólo a lo mismo. La dieta, ingerir millonadas de calorías con el único objetivo de quemarlas al momento y convertir tu organismo en una máquina. El culto al cuerpo. Dónde queda la mente. Indurain se bajó de la biciclta en plena carrera un buen día en que supo que no iba a ganar. Y qué más da, por qué no siguió. Yo me llevé un chasco aquella tarde. Muchos deportistas no asimilan los cambios, que las cosas no son como ellos las controlan, o no siempre. No asimilan la enfermedad, creen que éso sólo les pasa a quienes no se comportan correctamente, como un castigo divino. Forman parte de lo que llamo la última religión, esa teoría extraña que prometí explicar aquí un día y que consiste en buena medida en adorar el mundo y a uno mismo como si de algo perfecto e inmutable se tratara.

Este rollete viene a cuento de una frase que se me quedó grabada ayer en la entrevista que XLSemenal en su nº 1.088 realiza al nadador más laureado de la historia.

XL. Dice que sueña con las pruebas. ¿Cuál sería su carrera perfecta?
M.P.
La tengo metida en la cabeza, pero siempre hay algún pequeño imprevisto que acaba fastidiándolo.
 

Añgún pequeño imprevisto lo fastidia todo. Ése es el problema. La vida, nuestras vidas (y también las suyas, aunque no quieran reconocerlo) es un cúmulo de deseos, ilusiones… y pequeños imprevistos. Millones de pequeños o grandes imprevistos requieren de nosotros un esfuerzo titánico por enderezar el rumbo. Es difícil y atractivo. A veces puede ser muy atractivo. A veces puede ser muy difícil. Como en la historia de la niña de los patines.

Y como no quería meterme con el chaval pero lo he puesto verde, terminaré diciendo aquéllo de mens sana in corpore sano y que sí, que valoro su esfuerzo -desde niño- y el de cuantos han participado en Beijing 2008; de igual manera -más- valoro a quien nada sin piernas, a quien se sube a una bicicleta temblándole el pulso sin saber si va a llegar a su destino y no se baja o al que realiza una tabla de gimnasia en su mente cada mañana porque puede mover mejor las neuronas que sus brazos.

No sé si he explicado lo que quería, así que para no decir más tonterías ya me callo por hoy. Y corregidme si acaso.

Ciudadano Iesu

S

Si no quería yo meterme :S

Algo se mueve

6 feb

Cuando miro al futuro,

brilla tanto que deslumbra mis ojos

Oprah Winfrey 

 El faro que nos guia 

Algo se mueve en la Agenda, no sabemos bien qué es. Algo nace de nuevo. Moriré una vez y otra y sabré que es inagotable la vida (Tagore). Algo que recoge el espíritu inmortal de un grupo de locos al que un día me uní firmando un Tratado Fundacional que hoy está en revisión y que, muy pronto, se publicará en esta nueva República virtual para su discusión y votación en Referéndum.

Por la revolución de los duendes y las gaviotas perdidas!

Porque es posible… crear realidades de los sueños, nubes del humo, y lluvia de esperanza de lágrimas de desesperación…

Ciudadano Iesu

En agradecimiento a la República imaginada de Suqua, a su creador y a todos los Estados Federados, lugar donde encontré un millón de amigos, un millón de sueños.

Yo no soy ‘uno de ellos’

23 ene

Amigo Joey, me vas a permitir que deje aquí este pequeño comentario que pensaba enviarte por correo-e tras nuestra conversación de anoche. Y es que, éso de consultar con la almohada funciona. Me he levantado pensando (suelo pensar mientras me ducho) que no, que éso de lamentarse de lo difícil que es estudiar una carrera no me cuadra, o al menos no me gusta. No, no quiero poner ejemplos de súpermanes, yo no lo soy aunque me guste decirlo y que me lo digan. No es difícil estudiar una carrera, es muy bonito, es apasionante y divertido. Y más aún compaginarlo con cientos de hobbies.

Es más difícil querer hacerlo y no poder, como le pasa a Ceci. Es más difícil seguir estudiando, cuando ya has terminado y no tienes salida e intentarlo de nuevo. Es mucho más difícil estudiar una maldita oposición, o cinco a la vez, mientras trabajas, a los treinta o a los cuarenta y llegas a casa al borde de un ataque de nervios y has de ponerte a las doce de la noche con libros de letra del país de las letras pequeñas que no ves ni abriéndote los ojos con pinzas de la ropa. Es más jodido que te pregunten… que no aprobaste ya la oposición? Sí, sí la aprobaste, hace cien mil años aprobaste decenas de ellas con buenísima nota, nadie lo sabe, sólo que no alcanzaste puesto. A mi lado tengo compañeros que se dedican a cuidar a su familia enferma y vienen a trabajar de mejor humor que el resto, éso sí es difícil. Y ni siquiera saben si al día siguiente han de venir aquí o a la oficina del paro. Yo estuve hace poco a un tiempo trabajando, estudiando y pensando entretando si mi madre tenía suficiente oxígeno para respirar. No, no soy súpernada, y ésto no es un concurso de a ver quién cuenta la más gorda.

Sólo quiero decirte que… la vida es dura, déjate de chorradas, coge la bici, vete por ahí, dúchate y estudia. O trabaja. O no hagas nada. Pero no te lamentes tanto como lo hago yo. No programes tu vida, ella lo hará por ti, así que nada  contra corriente. Estudiar es un placer, eres un privilegiado por poder dedicarte a ello. Hazlo feliz.

No, no soy uno de ellos, los del SEP (Servicio de Espionaje Paterno). O sí? No sé bien quién soy. Descúbrelo tú.

Ciudadano Iesu

i m a g i n e | Ceyalá

Ya el campo estará verde (no, aún no)

24 nov

Tengo la rara sensación de que voy a realizar un viaje, no preguntéis adónde. Igual que si naciera de nuevo. Será que a veces veo un caminito, sí Jesu es por ahí, por fin lo has encontrado, ah! ya lo tengo, me dará tiempo a empezar una nueva vida? No eres tú quien dice que el tiempo no existe! Pero podré regalar donuts también? Quiero regalar donuts, besos y abrazos, volveré a hacer lo mismo, todo igual, es el mismo caminito y encima no es primavera.

Ciudadano Iesu, i m a g i n e

La vela suicida (enamorada)

2 nov

La República no virtual federada i m a g i n e y su creador, altamente sensibilizados por la noticia de la vela suicida enamorada ahogada en su propia cera, lamenta los hechos, se solidariza con el dolor de quien hace apenas unas horas prendió su llama y transmite su afecto a todas la velas enamoradas del mundo, para que nunca se apaguen y brille su luz por siempre, en especial las de aroma de melocotón.

imagina4ever

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 152 seguidores