Archivo | Frases y reflexiones RSS feed for this section

Rejuvenecer como un águila

4 feb

Por Leonardo Boff

Un mito de la antigua cultura mediterránea nos habla sobre el rejuvenecimiento de las águilas:

De tiempo en tiempo, el águila, como el ave fénix egipcia, se renueva totalmente. Vuela cada vez más alto hasta llegar cerca de sol. Entonces las plumas se encienden y empieza arder. Cuando llega a este punto, se precipita desde el cielo y se lanza a las frías aguas del lago. Y el fuego se apaga. A través de esta experiencia de fuego y de agua, la vieja águila rejuvenece totalmente: vuelve a tener plumas nuevas, garras afiladas, ojos penetrantes y el vigor de la juventud. Este mito seguramente es el sustrato cultural del salmo 103 cuando dice: «El Señor hace que mi juventud se renueve como un águila».

C.G. Jung entendía mucho de mitos y de su sentido existencial. Según su interpretación, fuego y agua son opuestos que cuando se unen se vuelven poderosos símbolos de transformación.

El fuego simboliza el cielo, la conciencia y las dimensiones masculinas en el hombre y en la mujer. El agua, por el contrario, simboliza la tierra, el inconsciente y las dimensiones femeninas en el hombre y en la mujer.

Pasar por el fuego y por el agua significa, por lo tanto, integrar en sí los opuestos y crecer en identidad personal. Nadie que pasa por el fuego y por el agua permanece igual. O sucumbe o se transfigura, porque el agua lava y el fuego purifica.

El agua también nos hace pensar en las grandes crecidas. Con su fuerza arrastraron todo, especialmente lo que no tenía consistencia y solidez. Son los infortunios de la vida.

Y el fuego nos hace imaginar el crisol o los altos hornos que queman y acrisolan todo lo que es ganga y no es esencial. Son las conocidas crisis existenciales. Al hacer esta travesía por la «noche oscura y terrible», como dicen los maestros espirituales, dejamos aflorar nuestro yo profundo sin las ilusiones del ego. Entonces maduramos para lo auténticamente humano y verdadero que hay en nosotros. Quien recibe el bautismo de fuego y de agua rejuvenece como el águila del mito antiguo.

Pero haciendo abstracción de las metáforas, ¿qué significa concretamente rejuvenecer como un águila? Significa entregar a la muerte todo lo viejo que existe en nosotros para que lo nuevo pueda irrumpir y hacer su camino. Lo viejo en nosotros son los hábitos y las actitudes que no nos engrandecen: querer tener siempre la razón y la ventaja en todo, el descuido con uno mismo, con la casa, con nuestro lenguaje, la falta de respeto con la naturaleza, así como la falta de solidaridad con los necesitados, próximos y distantes. Todo esto debe morir para que podamos inaugurar una forma de convivencia con los otros que se muestre generosa y cuidadosa con nuestra Casa Común y con el destino de las personas. En una palabra, significa morir y resucitar.

Rejuvenecer como un águila significa también desprenderse de cosas que fueron buenas y de ideas que en su día fueron luminosas pero que lentamente, con el paso de los años, han sido superadas y son incapaces de inspirar un camino hacia el futuro. La crisis actual perdura y se profundiza porque los que controlan el poder tienen conceptos envejecidos, incapaces de dar respuestas nuevas.

Rejuvenecer como un águila significa tener coraje para volver a empezar y estar siempre abierto a escuchar, a aprender y a revisar. ¿No es esto lo que nos proponemos cada vez que empezamos un nuevo año?

Que el año 2013 que estamos inaugurando sea la oportunidad de preguntarnos cuánto de gallina que sólo quiere andar escarbando en el suelo existe en nuestro interior y cuánto de águila hay todavía en nosotros, dispuesta a rejuvenecer, al confrontarse valientemente con los tropiezos y las crisis de la vida, y a buscar un nuevo paradigma de convivencia.

¿Hacia dónde va el mundo?

5 ene

Reflexiones de Bernardo Kliksberg

Los inicios del 2012, encuentran un planeta con avances tecnológicos formidables entre otros campos, en la medicina que pueden ampliar considerablemente la esperanza de vida. Lamentablemente con realidades que hacen que los mismos solo lleguen a una parte limitada del género humano.

Las desigualdades se hacen aún más contrastantes, a su luz. La anemia en las niñas de 15 a 19 años aumenta sensiblemente la posibilidad de morir durante el embarazo o el parto. Se debe a la falta de los micronutrientes apropiados. Tienen anemia el 68% de las jóvenes de esa edad en Mali, el 66% en Senegal, el 68% en Ghana, el 57% en el Congo. Una taza con todos los micronutrientes cuesta 0,25 centavos de dólar.

Se gasta 1.500.000 dólares por segundo en armas en el mundo.

Una mujer promedio de Afganistán tiene 5 años de educación, vive 45 años. Una mujer noruega, el país con mejor equidad y desarrollo humano, tiene 18 años de educación, y vive 83 años.

Según la Organización Mundial de la Salud debería haber no menos de 23 médicos, enfermeras, o matronas cada 10.000 habitantes En Somalia hay 1,5.

La crisis causada por algunos banqueros movidos por lo que Obama llama “la codicia desenfrenada” ha tenido consecuencias extremas en los mercados de trabajo. Mientras ellos fueron rescatados, y siguen cobrando fortunas, hay según la OIT más de 200 millones de desocupados. Por otra parte, el 40% de las fuerza de trabajo mundial, 1.200 millones son considerados vulnerables por las condiciones en que trabajan o por lo poco que ganan.

A pesar de sus reiterados fracasos, se sigue probando el modelo económico ortodoxo que sólo trabaja para el 1% más rico. En Portugal como en otros países europeos, están en marcha los nuevos ajustes: aumentar en un 20% los pacientes que deben atender los médicos en hospitales públicos, subir el costo de esos servicios médicos, reducir a la mitad los presupuestos en educación. El jefe de la misión del FMI en el país dice “los ajustes son un buen comienzo”.

Las dictaduras asesinas, siguen sin sacar conclusiones de los desarrollos recientes. El régimen sirio está tirando a matar contra la población civil como denuncia la ONU. Médicos sin fronteras, reclama que Assad no los deja ni pisar Siria.

Sin embargo brillan luces para el 2012. Las encendieron jóvenes que nadie esperaba se convirtiera en el protagonista del 2011: Los indignados. Cambiaron la agenda política en USA. En lugar de que la discusión fuera sólo sobre déficit, lograron que se centrara en las grandes desigualdades. Somos el 99% reclamaron. 400 personas tienen hoy más que 150 millones señalaron.

Lo hicieron también en muchos otros países. Entre ellos en Chile. Los estudiantes que reclamaron gratuidad de la educación, educación de calidad para todos, y que la educación no fuera una mercancía, “se apoderaron casi por completo de la agenda política chilena”. Hicieron en el año más de 40 marchas en la calle, algunas las más masivas de los últimos 20 años, coreografías callejeras masivas, una corrida ininterrumpida de 1.800 horas alrededor del Palacio de Gobierno. Se ganaron el apoyo de la gran mayoría de la población.

En el 2012, seguirá la confrontación entre el modelo económico que le conviene a ciertos sectores financieros y las aspiraciones cada vez más extendidas a modelos inclusivos donde quepan todos.

Serán vistas con creciente atención en la región, y fuera de ellas, por sus logros concretos, voces como entre otras, las de Dilma Rousseff, que dice que su prioridad es el plan Brasil sin Miseria, que busca que no haya más pobreza extrema en el país en 3 años, la de José Mujica que anticipa que la pobreza está a punto de bajar de un dígito en el Uruguay, y la de Cristina Fernández de Kirchner que creó la Asignación Universal* el programa que está sacando de la pobreza a todos los niños pobres de la Argentina, y termina de eliminar los intereses usurarios que se le cobraban a 2 millones de jubilados por sus créditos.

* me permito disentir en este punto con el autor, ya que, según mi entender, la forma en que se ha implementado en la Argentina el plan de Asignación Universal por Hijo no contribuye a la erradicación de la pobreza, sino más bien la institucionaliza.

Progresismo, no populismo

25 sep

Populismo*

El populismo (del latín populus “pueblo”) es un término político usado para designar corrientes heterogéneas pero caracterizadas por su aversión discursiva o real a las élites económicas e intelectuales, su rechazo de los partidos tradicionales (institucionales e ideológicas), su denuncia de la corrupción política por parte de las clases privilegiadas y su constante apelación al “pueblo” como fuente del poder. Los personajes populistas se caracterizan porque afirman enfocarse en el pueblo y velar por éste [...]

Progresismo * 

Progresismo y progresista son términos ideológicos de aplicación genérica, que agrupan doctrinas filosóficas, éticas y políticas identificables de un modo amplio con la Revolución francesa de 1789 y movimientos sociales en Estados Unidos a inicios del siglo XIX. En términos sociales, el progresismo tiende a ser identificado con la lucha por las libertades individuales y homologado al concepto liberal. El progresismo actual varía en sus posturas ampliamente [...]

* según Wikipedia

Por aquí en el sur, cada día verificamos que para los gobiernos de turno -salvo honrosas excepciones locales- es mucho más rentable ser ostentosamente populista que ética y honestamente progresista: es más fácil repartir a dedo y dadivosamente una parte de los fondos públicos -especulando un triunfo en eventuales elecciones- que instrumentar en forma sostenida un cambio estructural profundo que realmente sirva, para construir a futuro, un nuevo país.

Para leer:

Aristocracia populista

Kirchnerismo: populismo o delirio matrimonial

¿Qué es ser hoy ‘antisistema’?

4 abr

Nuevamente el término movimientos antisistema como categorización de personas y actitudes sociales está siendo muy utilizado, tanto en la blogósfera como en los medios más tradicionales de información. Como toda expresión genérica reactualizada, su definición y las características de las personas y actitudes a las que se refiere no siempre están muy claras para quienes no estamos empapados en el tema y hacer referencia al término en forma indistinta sin ahondar en sus alcances y significados no resulta acertado.

Iniciando la tentativa de explicación por la herramienta más inmediata con la que se cuenta en la web (la archi-manipulada Wikipedia) nos encontramos con que la definición efectivamente es muy ambigua y se utiliza abarcando en forma  indistinta actitudes y filosofías muy diversas, en sus orígenes y también en sus propuestas. Tanto esta situación como el debate ideológico con el que se busca ampliar el concepto ponen de manifiesto que, por falta de información o por abierta actitud descalificadora, el alcance y profundización de lo que implica hoy ser anti-sistema es aún fuente de grandes discrepancias.

Haciendo un rápido resumen de diversas interpretaciones de lo que implica ser antisistema en la sociedad actual podríamos decir que este término se aplica a quienes se oponen, por principio ético,  a lo que se entiende como un sistema globalizado de dominación capitalista y filosofía neoliberal, que se sustenta sobre una estructura imperialista y patriarcal desde donde unos pocos imponen y sojuzgan al resto, quienes sólo se animan a andar dentro de  los límites que permite ese  cauce.

De esta manera, sería conveniente aclarar que quienes se encuentran dentro de estos movimientos no son necesariamente anárquicos o violentos, ni se desentienden de todo tipo de organización sistémica. Más bien sería correcto decir que se oponen al Sistema –con mayúsculas- único, establecido, dominante, impuesto, monocorde y totalitario que va mucho más allá de instituciones, organismos, nacionalismos y gobiernos y cuyo único objetivo es la supremacía del más fuerte (y por ende, quien tenga más dinero).

Por supuesto que cuando la intención de comprender más de cerca determinado asunto es real, la forma más eficiente y objetiva para hacerlo es recurrir a distintas fuentes responsables para luego sí elaborar nuestra propia interpretación. Para ahondar en el tema y bucear en las fuentes de los que saben y militan en estas aguas antisistema, recomiendo leer los siguientes artículos:

Galería antisistema

¿Qué significa ser antisistema?

Ser Antisistema

Diario de un altermundista | Ser antisistema

Esther Vivas

Para palpar los prejuicios, divergencias y desinformaciones que existen sobre las militancias antisistema, dejo algunos gráficos que lo demuestran.

Censura a un pedagogo

28 jun

El pasado 19 de junio, en la ciudad de Rosario, el prestigioso pedagogo español Miguel Ángel Santos Guerra iba a dictar una jornada de formación docente en la Sede de la Universidad Católica Argentina.

Coincidiendo con la misma y como eje del evento se iba a presentar su libro Pasión por la escuela. Cartas a la comunidad educativa, de Bonum (Editorial religiosa).

En forma imprevista y por mediación del Opus Dei de la ciudad, no sólo se suspendió la jornada sino que se retiraron de la venta todos los ejemplares disponibles. El motivo de esta bochornosa censura resultan ser dos cartas (ficticias) que integran el libro. En una de ellas el autor hace referencia a los inconvenientes que debe enfrentar un profesor homosexual en el entorno de una comunidad educativa ultraconservadora. La otra alude a la postura de un padre objetor, considerando que lo que aprenden los hijos sólo lo pueden decidir los padres.

Si bien los motivos del retiro de la venta de dicha publicación fueron disimulados con insostenibles excusas, lo cierto es que desde el Opus advirtieron ese contenido inconveniente y mostraron su descontento ante la UCA, organizadora de la jornada. La UCA se hizo eco de este llamado de atención y sin mucha demora se comunicó con la editorial Bonum y se decidió retirar los libros de la venta.

Como muestra del grado de intolerancia que los sectores más retrógrados de nuestra sociedad quieren seguir imponiendo, transcribo aquí ambos textos cuestionados (que, por cierto y según mi entender son bastante light) dejando a consideración del lector los calificativos que dicha acción merece.

Carta abierta a un profesor homosexual

Querido amigo:

Sabes mejor que nadie que hay que estar dentro de la piel del que sufre para saber lo que se siente. El que está fuera se lo puede imaginar, pero no lo puede saber. He pensado muchas veces lo que tiene que pasar por la mente y por el corazón de un profesor homosexual, sobre todo cuando se encuentra en un contexto institucional conservador y refractante a los cambios. Qué le sucede a un profesor homosexual en un Colegio del Opus, por ejemplo? Bueno, en primer lugar que tiene que hacer un permanente y perfecto ejercicio de camuflaje. Puede ser que el puesto de trabajo esté en peligro. Increíble, pero cierto. No puede un profesor homosexual enseñar bien matemáticas, ser un ejemplo de ciudadano y educar a los alumnos y alumnas para que aprendan a convivir? En segundo lugar que tiene que armarse de valor para escuchar, sin rebelarse, la doctrina oficial de una institución (para la que trabaja) que le tacha de enfermo, de pecador y de anormal. Para oír una y otra vez que no puede casarse, que no puede practicar la sexualidad (porque sólo es aceptable cuando se encamina a la reproducción) y que no podrá adoptar y educar a los hijos e hijas que, quizás, quiera tener.

Sin ir tan lejos. Pienso en un profesor de un centro público escuchando cómo cuenta un chiste sobre maricas un colega dicharachero y deslenguado. Cómo lo vives tú? Probablemente esbozas una sonrisa que es más una mueca de dolor. Y te vas porque no puedes soportar ni un segundo más la humillación. Pero no tan deprisa ni tan airado que puedas despertar alguna sospecha. Pienso en la tertulia que se ha formado a la hora del café en la que se despotrica de forma poco respetuosa sobre la caravana del Día del Orgullo Gay.

Algunas veces te has planteado salir del armario. Lo pensaste mientras se lanzaba esa campaña que llevaba por eslogan ‘Una escuela sin armarios’. Pero pensaste también: qué voy a ganar con ello? Acaso un poco de aislamiento y un mucho de rechazo. Todavía siguen vigentes en nuestra cultura muchos ramalazos de homofobia. Han sido largos los siglos de persecución, de condena, de rechazo y de burla.

Nadie mejor que tú sabe que han cambiado mucho las cosas, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Hay muchos prejuicios, muchos mitos, muchos errores, muchos estereotipos vigentes envenenando la cultura. Tenemos detrás muchos siglos de persecución, de oprobio, de discriminación y de desprecio.

No te voy a dar ningún consejo. No soy nadie para hacerlo. Lo que pretendo con esta carta es decirte que comprendo tu soledad, tus miedos y tus recelos. Que comprendo tu dolor.

Procuras andarte con cuidado. No quieres que se te vea un pequeño trocito de pluma. Todavía no sabes cómo vas a dar el paso si es que algún día lo quieres dar. Tu sensibilidad, tu forma de pensar y de ser te hacen acercarte a algunas mujeres con una intención diametralmente opuesta a la de otros colegas. Lo cierto es que tienes tus mejores amigas entre las profesoras. Ellas te consideran una buena persona, respetuosa y sensible.

Te andas con especial cuidado en la relación con tus alumnos varones. No quieres que tu condición te juegue una mala pasada Eres especialmente respetuoso y distante con aquellos que de alguna forma te atraen. Recuerdas el día que uno de tus alumnos te preguntó en clase qué es lo que pensabas sobre la homosexualidad.

También tienes cuidado en el tiempo de ocio. No te acercas a ciertos lugares o ambientes que pueden levantar sospechas. Pero, claro, también necesitas establecer contactos que te hagan relacionarte como realmente deseas.

Qué decir de tu casa En el seno de una familia conservadora te cuidas muy mucho de dar ninguna pista, Presentas a tus padres a algunas amigas y te callas cuando sale la conversación de la homosexualidad en una comida o en una tertulia familiar. Sabes a ciencia cierta que tus padres no lo iban a entender y que iban a sufrir. No porque no te quieran sino precisamente porque te quieren. Y ellos van a pensar que tu condición sexual te va a poner las cosas más difíciles en la vida. Y te callas.

Con nadie has hablado de este espinoso asunto, que realmente es el que más te importa. Pero no tienes garantías de que te vayan a entender y vayan a saber reaccionar como deseas.

Sabes más que yo sobre la teoría queer y sabes que es necesario reflexionar sobre lo que consideramos normal y lo que calificamos de extraño, raro o excéntrico. Acabo de leer un número de Cuadernos del Ateneo titulado ‘El desafío queer. Ciudadanía y sexualidad’. Nos vendría bien a los heterosexuales reflexionar un poco sobre estas cuestiones, tratar de comprender lo que sucede con este fenómeno que está condicionando la vida de muchas personas.

Creo que no hay nadie que deba renunciar a un ápice de su felicidad por el hecho de haber asumido una determinada opción sexual. En una institución educativa, que debe ayudar a descubrir el respeto a la identidad de cada persona, que debe practicar el culto a la dignidad de todos los seres humanos, no es justo que alguien sufra o sea discriminado por ser como es.

Tienes derecho a ser feliz. Nada ni nadie en la cultura tiene que poner trabas a ese derecho ejerciendo tan arbitraria discriminación. Deseo que seas feliz siendo precisamente como eres.

Un abrazo.

Miguel Ángel Santos Guerra

Sigue leyendo

Amigo

21 feb

Quiero compartir con vosotros un artículo de Marcelino Madrigal, que dejo enlazado aquí.

Facundo Cabral | La vida es el arte del encuentro

15 oct

Cuando otros logran decir con suma claridad y contundencia lo que interpretamos como grandes verdades, no hay que cometer el desatino de retocar o simplificar lo que, tal como fue dicho o escrito, no tiene desperdicio. Así que a continuación transcribo una reflexión que me parece memorable.

votar Ciudadana Mónica

Compartir

GUSTAV KLIMT | Mother & Child

Como los budistas, sé que la palabra no es el hecho. Si digo manzana no es la maravilla innombrable que enamora el verano, si digo árbol apenas me acerco a lo que saben las aves, el caballo siempre fue y será lo que es sin saber que así lo nombro.

Sé que la palabra no es el hecho, pero sí sé que un día mi padre bajó de la montaña y dijo unas palabras al oído de mi madre, y la incendió de tal manera que hasta aquí he llegado yo, continuando el poema que mi padre comenzó con algunas palabras.

Nacemos para encontrarnos (la vida es el arte del encuentro), encontrarnos para confirmar que la humanidad es una sola familia y que habitamos un país llamado Tierra. Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices también por nuestros hijos, porque no hay nada mejor que recordar padres felices.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias. Cada mañana es una buena noticia. Cada niño que nace es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta, porque algo esconde. Eso lo aprendí de mi madre que fue la primera buena noticia que conocí. Se llamaba Sara y nunca pudo ser inteligente porque cada vez que estaba por aprender algo, llegaba la felicidad y la distraía, nunca usó agenda porque sólo hacía lo que amaba, y eso se lo recordaba el corazón. Se dedicó a vivir y no le quedaba tiempo para hacer otra cosa.

De mi madre también aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida, ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

Me he transformado en un hombre libre (como debe ser), es decir que mi vida se ha transformado en una fiesta que vivo, en todo el mundo, desde la austeridad del frío patagónico a la lujuria del Caribe, desde la lúcida locura de Manhattan al misterio que enriquece a la India, donde la Madre Teresa sabe que debemos dar hasta que duela.

Caminando comprobé que nos vamos encontrando con el otro, lenta, misteriosa, sensualmente, porque lo que teje esta red revolucionaria es la poesía. Ella nos lleva de la mano y debajo de la luna, hasta los últimos rincones del mundo, donde nos espera el compinche, uno más, el que continúa la línea que será un círculo que abarcará el planeta. Esta es la revolución fundamental, el revolucionarse constantemente para armonizar con la vida, que es cambio permanente, por eso nos vamos encontrando fatalmente para iluminar cada rincón. Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor. Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día. Vive de instante en instante porque eso es la vida.

Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento? Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?. No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la Tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud dentro de uno.

Perdónate, acéptate, reconócete y ámate, recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero no digas “no puedo ni en broma” porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes.

Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades. Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta. Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella. El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse.

Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano. No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia. Cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser será, y sucederá naturalmente. 

Facundo Cabral

Algo emotivo

7 oct

Como publicidad de una compañía discográfica y a consecuencia del fallecimiento de Mercedes Sosa, llega a mi correo la transcripción de la carta de un dúo de música alternativa al que, confieso, no conocía. El nombre de la banda es Calle 13 y sus integrantes se hacen llamar Residente y Visitante (según acabo de averiguar en Wikipedia).

La carta que precisamente Residente (René Pérez) le dedica a la Negra me resultó muy emotiva, representando quizás lo que, para muchos, la voz de Mercedes significó y significa en sus propias vidas (me incluyo, por supuesto).

Transcribo a continuación el texto:

Estoy en el medio del océano atlántico. Sentado encima de una hamaca en una
islita llamada Ukuptupu. Rodeado por arena, una cerveza, varios insectos,
gente bonita durmiendo cerca, una libreta y mi bolígrafo de la suerte.
Mirando pa’ mi lado izquierdo, pa’ donde la neblina tapa el mar y la noche
tapa a las nubes comencé a recordar la primera vez que escuché a Mercedes
Sosa. Una voz fuerte que recitaba las palabras de León Greco, “Solo le pido a
Dios” y que se había metido por las orejas de Pinochet para sembrarle en el
tímpano las palabras de Julio Numhauser con “todo cambia”. Esa voz que
escuché le da esperanza a los habitantes de una islita que se ahoga en el
mar Caribe. Su voz me conectó con todo lo que la escuela no me quiso
enseñar. Me reveló todo lo que me trataron de esconder. Le inyectó vitaminas
a una colonia deshidratada, a mi isla Puerto Rico, una isla que lucha poco
porque sabe poco. La voz de Mercedes hizo que mi papá lanzara piedras cuando
había que lanzarlas. Logró que un pueblo que siempre había sentido miedo
sintiera menos miedo. Con su voz la bandera estadounidense se desaparece y
mi bandera parece que está sola. ¡Mercedes hace magia! Con su voz los
desaparecidos aparecen y abrazan a sus madres. Logró que el folklore se
escuchara más alto que una canción de Madonna. Le regaló sustancia a los
jóvenes. Hoy muere, pero su voz queda como referencia para futuras voces.
Mercedes Sosa fue una mujer que se atrevió a hablar como ningún hombre pudo.
Su voz es tan real como las necesidades latinoamericanas.

Mercedes Sosa

votar Ciudadana Mónica

Algo más sobre un infierno

1 sep
ojos

Por la memoria, la verdad y la justicia

Hoy se ha iniciado en Rosario, Argentina, una etapa histórica. Ha comenzado el primer juicio oral a represores de la Dictadura Militar por delitos de lesa humanidad.

Quizás para el grueso de la sociedad sea un hecho poco destacado. Las urgencias del bolsillo, las necesidades cotidianas, las banalidades con las que se nos bombardea desde los medios de comunicación,  ponen un velo sobre el dolor y el terror que se desató en el país hace más de 30 años.

No es de locos suponer que para gran parte de la sociedad argentina los horrores del pasado deberían estar ya enterrados y superados. Sin duda, para muchos de los que no sufrieron en carne propia las atrocidades de aquella dictadura, el comienzo de estos juicios es un tema más dentro de los titulares de los diarios, pero en cambio, para aquellos que sufrieron de cerca el terror, que supieron luchar y perseverar reclamando justicia a lo largo de tantos años, el haber arribado a esta instancia es un importantísimo triunfo.

No se puede pretender enfrentar el futuro sin que se haya esclarecido y juzgado los crímenes cometidos durante los años en que el Terrorismo de Estado pisoteó los derechos civiles ignorando cualquier idea de justicia o piedad. Éso es básico. La verdad tiene que surgir, los culpables deben ser condenados y la sociedad ha de asumir como propio un pasado vergonzoso imposible de soslayar.

Para quien quiera sumergirse en el infierno de lo que fue y que hoy debe ser juzgado y condenado, les dejo el enlace a una página construida con el esfuerzo y testimonio de las víctimas sobrevivientes, sus amigos y familiares, con el objetivo de recaudar y concentrar la mayor cantidad de información sobre los responsables, los centros de detención ilegal, la manera de operar, la desaparición de personas, y demás horrores de aquellos años de horror en donde el Infierno tuvo sede en Argentina y se llamó Dictadura Militar.

votar Ciudadana Mónica

Reflexión

19 ago

Cuando se mata a un hombre para alcanzar un ideal,

no se alcanza un ideal… se mata a un hombre.

N O ! ! !

a cualquier tipo de

T E R R O R I S M O  !

No! al terrorismo

No! al terrorismo

votar Ciudadana Mónica

Polémica sobre el uso del velo islámico

20 jul
burka

¿Quien es quién? ¿Hasta dónde llega el derecho de ocultarse?

Luego de leer el siguiente artículo me quedé pensando en cómo se puede complejizar e interpretar de manera tan disímil un mismo asunto.

Si bien es un tema que veo de lejos, ya que por estas latitudes no son muchas las mujeres que andan con vestimenta islámica, reconozco que tengo una postura muy definida: asocio el uso del velo y el burka al estado de sometimiento de la mujer dentro del extremismo del mundo musulmán.

Son varias ya las veces que me he explayado en cuanto al menosprecio que sufre el género femenino considerado como un cuasi objeto en una cultura injusta de machistas recalcitrantes. Sea en oriente como en occidente, los ejemplos del sometimiento femenino me indignan y los rechazo de plano. Por otro lado, me considero una persona que defiende el derecho de todos en cuanto a sus expresiones culturales y de la propia identidad.

Al saber de la polémica que surge en Francia a raíz del proyecto del gobierno de prohibir el uso del velo islámico, se me ocurre pensar que debe haber un justo medio entre quienes reivindican su derecho a manifestar su identidad cultural como lo asuman conveniente, frente a las consideraciones de seguridad que, por el otro lado, los que no forman parte de esa cultura, estiman imprescindible.

Si un inmigrante decide residir en determinado país, se presupone que acepta las leyes, restricciones y costumbres del mismo. Por el otro lado, un Estado debe respetar ciertos límites que alcanzan la libertad de los individuos de practicar su culto e identidad cultural, siempre y cuando no contradiga el derecho de los demás ni quebrante las leyes vigentes.

Es en ese marco que entiendo que la postura de las jóvenes musulmanas residentes en el mundo occidental que (aunque a mi manera de ver suene paradójico) defienden el uso del velo como su derecho de identidad, interpreto, resulta ser contrario y hasta agresivo a las costumbres de la cultura que las acoge.

El hecho de pretender andar con la cara totalmente cubierta negándose incluso a quitarlo para identificarse, pienso que supera su propio derecho y atenta contra la seguridad de los demás, no porque su vestimenta las asocie con grupos terroristas, sino porque el hecho de ver el rostro de nuestro interlocutor forma parte de nuestra correcta comunicación, además, asegura la identificación del sujeto, sea cual fuere el ámbito en que éste se encuentre.

Me vienen a la cabeza infinidad de situaciones en las que es imprescindible identificar a la persona con la que tratamos y convengamos que ir cubiertos de pies a cabeza no facilita las cosas.

Sé que el tema es polémico y por supuesto da para mucho debate, solamente quise, con este post, dejar abierta la posibilidad de seguir conversando.

votar Ciudadana Mónica

Proyectar el futuro | Una historia pequeñita que merece ser contada

26 jun

Voy a transcribir el siguiente artículo (al que he llegado por absoluta casualidad) donde se pone de relieve la experiencia de una médica argentina que, como tantos, hacen de su trabajo una verdadera vocación y un ejemplo que se debe dar a conocer.

Por otro lado, manifiesta una parte vergonzosa de nuestra realidad: La marginalidad y miseria que muchos de nuestros hermanos sufren desde siempre, sumidos en un círculo de degradación terrible  que requiere imperiosamente ser interrumpido.

votar Ciudadana Mónica

Nuestros niños | Nuestro futuro

Nuestros niños | Nuestro futuro

Valeria, una historia pequeñita que merece ser contada

Las crisis en las familias marginales como producto social

Dra. Silvia S. Correa

Medicina General

Becario Doctoral CONICET

Universidad Nacional de Tucumán

2004

Resumen

El presente trabajo, presentado como un relato de experiencia permite al lector familiarizarse con una de las tantas experiencias que se presentan a menudo en el consultorio médico. La misma se desarrolla en la localidad de Güemes a 45 Km de Salta Capital. Este lugar se caracteriza por tener una población con alto índice de pobreza y marginalidad, flagelos que han instalado en este paraje desde el cierre del ferrocarril, principal fuente económica.

El presente relato es sólo una de las tantas historias que se presentan a diario, las que por lo general quedan sepultados en el olvido. Esta familia vive en la marginalidad extrema, con profundas fallas estructurales y cuyo destino es muy difícil de cambiar, debido a los llamados procesos transgeneracionales (Fonagy et al. 1994), en los que las historias de privación, abuso y negligencia parecen repetirse sistemáticamente a través de las generaciones.

Valeria

Transcurría una calurosa tarde de octubre, prácticamente el final de la jornada, el ventilador de techo da vueltas monótonas, echando bocanadas de aire caliente en el consultorio de la guardia. Aquél era un día como tantos de verano Güemense, hacía demasiado calor, a éso se sumaba la interminable fila de madres con niños afuera, irritados por la espera y el sopor de la tarde. Cansada, miraba el reloj esperando que las horas trascurran con mayor rapidez, espiando a través de la puerta, y rogando que cada niño sea el último, para poder levantarme de la silla e ir a estirar un rato las piernas. En el final de la tarde el cansancio obliga a concentrarse más en cada caso. La mente casi no razona, la sonrisa se a borrado hace rato, las consultas son de menor de duración, y no hay tanto tiempo ni paciencia para explicar una vez más a la madre, que la diarrea curará con normas de higiene, agua hervida y paciencia.

Así me encontraba, cuando al consultorio llegó Valeria. Era una niña de siete meses que su madre traía en brazos. La depositó en la camilla. El Dr. Villa la había revisado previamente, y me había advertido de ella. Temprano le había pedido unos análisis y hacia más de tres horas que la esperaba. Cuando la vi entrar le puse especial atención. La niña estaba soporosa, apenas habría los ojos, y emitía un llantito que semejaba más un quejido triste y monótono, movía la cabeza hacia un lado y hacia el otro, en forma de negación, una y otra vez. Tenía la cara llena de manchas rojas, los ojos apagados y los más tristes del mundo, su ropita estaba muy sucia, no tenía pañales y estaba toda mojada.. Mire a su madre, tenía el mismo aspecto de la niña, la fisonomía de la tristeza y la miseria, profundas arrugas surcaban su rostro y su mirada era vacía, como si no le importara lo que sucedía a su alrededor. Rápidamente le realice el tratamiento, vía, análisis, cultivos, hidratación y hospitalización. La asumimos como una niña desnutrida, en grave estado séptico, a foco enteral, ya que cursaba una diarrea prolongada y una deshidratación que, sin tratamiento oportuno, habría llevado al óbito a la pequeña en un clima tan hostil como el de aquella tarde.

Al día siguiente fui a la sala de Pediatría, esta vez, como su medico responsable. Entre en la habitación y la encontré dormida, llena de moscas, con la cama mojada, los pantalones del día anterior aireándose a los pies, seguramente una vez secos serian vueltos a usar. Valeria estaba un poco mejor, al menos hidratada, pero sumamente irritable. A diferencia del día anterior hacia frío. Le pedí a la madre que la higienizara, y me fui rápidamente a buscar a María Elena, una dulce enfermera que cumple funciones en el consultorio externo. Sabía que por su naturaleza podría ayudarme a encontrar algunos recursos para la niña. Ella como siempre, de muy buen grado accedió a buscar pañales jabón y ropa limpia para Valeria. En menos de quince minutos la madre disponía de todos los elementos mencionados y María Elena, comenzó con tono firme a dar una breve charla educativa a Ema, la mamá, sobre la importancia de la higiene. En ese momento me di cuenta que presenciaba la escena, una mujer de aspecto humilde, que aun costado y en silencio escucho a la enfermera. Luego dijo: “-Yo también soy pobre señora, y uso trapitos de pañales, para mi niño, pero el ser pobre no es ser sucio. En mi casa lavo los pañales con jabón blanco y no gasto nada…-” Ella le pidió la dirección a Ema y le prometió ir a visitarla. Con asombro observé desde un rincón la escena, sentí gran admiración por la desconocida mientras se alejaba con María Elena, que, como siempre esbozó una gran sonrisa, “-Ya está doctora.-“ Me dijo y se marchó. Me fui a ver la carpeta, comparar resultados de laboratorio y leer el informe de enfermería. Cuando volví a la habitación Valeria lloraba muy enojada, en su mirada había gran tristeza hasta me atrevería a decir dolor. Una madre cuando me vio, acuso a Ema de haber bañado a la niña con agua helada, cuando a pocos metros había caños de agua caliente. Invadida por la impotencia, al vivir una circunstancia que no podía solucionar con medicamentos, suspire y solo le indique a Ema donde estaba el baño con agua templada “para la próxima vez”.

Al siguiente día visite a la niña, estaba muchísimo mejor, las manchas del rostro prácticamente habían desaparecido, pero aun continuaba irritable y moviendo la cabeza en una negación constante, jugaba con un viejo sonajero y su madre como siempre sentada junto al lecho sin tocarla. A veces se retiraba y la niña lloraba sin que nadie asistiera a sus protestas.

En los días sucesivos, Valeria se mostró más conectada con el medio, sonreía y su mamá la tenía más tiempo en brazos, ya no lloraba tanto y jugaba más con su sonajero, hasta sus ojos tristes estaban mas brillantes.

A pesar de la excelente evolución clínica, prolongué la internación, ya que en la misma se había producido un importante interacción entre madre e hija, que quizás antes, por la falta de tiempo, y los numerosos niños al cuidado de Ema, no le permitían la dedicación adecuada y suficiente, que demanda una bebe de siete meses. De pronto, Valeria se había transformado en una niña vivaz, interesada por su alrededor, una paciente modelo, que en vez de llorar sonreía mientras la revisaba.

Sigue leyendo

Comunicación en Evolución

19 jun

Comunicación y Evolución

No sé cuál fue la primera palabra del ser humano, debió ser PODER, el caso es que esa palabra le abrió el camino a la evolución y a la comunicación.

No todos somos iguales, cada quien tiene una forma de pensar distinta aunque no al cien por ciento, nuestra manera de pensar mucho depende de la cultura y el lugar donde vivimos y de la educación de nuestros padres, sé que ningún hermano es igual a otro aún viviendo en la misma casa, pero hay algo inconsciente que nos transforma y nos convierte, es algo que estará en nuestras bases, nuestra subjetividad está influenciada por todas estas características.

Cuando vivieron Sócrates, Platón, Aristóteles y cuando la preocupación de la humanidad era explicar su existencia, cuando el Ágora el lugar de comunicación y por lo tanto de conocimiento era igual de importante que vivir puesto que en ese espacio (el centro de la ciudad) dónde no se construyó nada, la nada era llenada con la palabra. En esos tiempos la vida era muy distinta a lo que conocemos ahora, había prohibiciones y permisos para otras cosas, lo que conocemos hoy como homosexualidad para ellos era amor verdadero y lo que ahora son secretarias en esta época era Ágora.

Lo que se dice y lo que se adopta trastoca desde los sentimientos hasta la moral, la concepción de cómo es tratada la mujer es el más claro ejemplo de época, si hiciéramos una línea del tiempo de la evolución del pensamiento hacia a la mujer y de la mujer lograríamos entender mejor a la sociedad de por qué y para qué dice y/o hace las cosas.

Desde el Ágora hasta nuestros tiempos todo ha cambiado, la sociedad no piensa lo mismo, la tierra no es plana, es redonda, el Ágora se transformó en un mercado, en un lugar donde las personas se distraían comprando, donde la comunicación ya no era con todos sino con unos cuantos, la información ya no era pública, había cosas de las que algunos no debían enterarse, cuestiones que eran llevadas a la comodidad de la casa, donde la mujer era la portadora de todas las noticias, ya no se hablaba en público, el momento de decir lo que se pensaba era la hora de la comida en el hogar, la cuestión privada tomaba vida, después el intento fallido por recuperar el dialogo con la creación de los teatros donde unos hablaban a otros pero sin escucharlos, sin la posibilidad de debatir lo que se le estaba diciendo; mejor era ir a un café, el único sitio donde se dialogaba, ésto hasta que llegó la imprenta donde al café se iba a leer y el dialogo era con uno mismo puesto que con el papel no puede ser.

El hombre ha inventado una y mil maneras de supervivencia, una y mil maneras de ganar poder, de someter al otro,  inventó el lenguaje e inventó lo político, el dialogo que trata de convencerte de adoptar como tuyas ideas que no lo son, de someterte a sociedades que nada tienen que ver contigo, así en la época medieval los poderosos inventaron los hombres lobo y las brujas para obligar a la gente a quedarse donde estaban, a tragarse el cuento de que ahí estarían mejor si salían al exterior, el rey era su protector estuvieran o no de acuerdo, el rey el dueño de la ciudad el mandado por DIOS, el que tiene el poder de decidir sobre sus siervos, pero cuando empezó a perder ese poder y la gente exigía una política más igualitaria la Iglesia Católica salió a la defensa inventándose pecados y malas conductas, la prostituta ya era una bruja no una mujer respetada como en la época en que vivo Sócrates y el homosexual algo del diablo. De la época medieval al renacimiento fue un tiempo que más que gloria trajo a base de fuerza y sufrimiento a la sociedad ideas adoptadas como verdades aunque no lo fueran.

Es así como la sociedad y la manera en que se comunica evoluciona, matiza y transforma el contexto cultural y moral de una época, el individuo es obligado a creer en lo que vive porque no puede vivir con lo que no cree, su subjetividad está amarrada a su entorno social, no puede escapar de ello, la libertad según la filosofía no existe, todos estamos anclados a algo que no nos deja ser autónomos y creadores de nuestra propia sociedad porque no existe sociedad de uno solo.

Yo no vivo en la época de las cavernas, naci cuando la rueda ya caminaba con gasolina, no converso con cualquiera, hablo con mi familia o mis amigos (sociedad de unos cuantos) hay mucha información que me está vedada, porque todo se ha politizado, porque la creación de las secretarias que por su significado dicen: los secretos son bien guardados no me permite conocer, no me comunican para evolucionar.

Mi manera de pensar y de actuar no es la misma que la de Tales de Mileto, yo no creo que todas las cosas tengan alma y sé (porque algunos mortales lo han dicho) que la Tierra no está sobre el agua, ya lo dije antes, todo cambio reside en tomar como verdaderas las ideas, está en el contexto de lo que ignoras y lo que conoces.

Mi época es la de una generación que vive de la comodidad, la generación que invento el auto. Por Dios cuanto le costó al hombre enderezar su columna vertebral para que ahora casi no la usemos! Vaya, ni el cerebro (por lo menos matamos menos neuronas) ahora hasta para imaginar o investigar podemos acudir a la sociedad globalizada y dueña de toda verdad: Internet.

Todo está basado en lo que conocemos y tomamos como verdad.

votar Ciudadana Ccy

Green Unplugged

10 jun

Chicken a la Carte | Ferdinand Dimadura

GREEN UNPLUGGED: WHAT IS?

votar Ciudadano Iesucultureunplugged.com

Vídeo censurado

6 jun

votar Ciudadana Mónica

Un capitalismo más ‘humano’

6 jun
Capitalismo y humanidad... ¿términos incompatibles?

Capitalismo y humanidad... ¿términos incompatibles?

Por Laura Di Marco Para LA NACION

El peligro frente a todo derrumbe económico es dejarse dominar por el peligro inmediato y olvidarse de aprovechar las grandes tendencias. De esta crisis surgirá un capitalismo mucho más humano, dice el economista y diplomático brasileño Rubens Ricupero en una entrevista con La Nacion en Buenos Aires. Vino al país para dar una conferencia en el marco del Capítulo Argentino del Club de Roma, organización que promueve un crecimiento sustentable para la humanidad.

Al referirse a la crisis económica mundial, Ricupero sostiene que esta vez América latina no es parte del problema, sino de la solución. Y añade que en el mediano plazo a la Argentina se le abrirán extraordinarias oportunidades frente a un mundo con escasez de alimentos y tierras fértiles. Y que el país debe aprovechar esa ventaja estratégica.

Reconocido diplomático, Ricupero ocupó la secretaría general de la Unctad (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) durante casi diez años, de 1995 a 2004. Ese fue su último cargo oficial.

Como ministro de Economía de Brasil, cargo en el que sucedió a Fernando Henrique Cardoso, fue el artífice del Plan Real, el programa de estabilización económica lanzando en 1994. Testigo privilegiado de la historia reciente, hoy tiene 72 años y se declara entusiasmado con Barack Obama. En su extensa carrera diplomática, a lo largo de 40 años, se desempeñó como embajador de su país en los Estados Unidos y en Italia.

¿Qué cree que ha pasado en el mundo para que Estados Unidos tenga un presidente negro; Brasil, un obrero metalúrgico, y Chile y la Argentina, dos mujeres en el poder?

Los últimos cien años se dividen en dos mitades. Durante la primera mitad, tuvimos el auge de las ideologías absolutas, de tipo totalitario, tendientes a controlar la vida ciudadana, con una herencia de sufrimiento, genocidio y dolor. En los últimos 50 años, en cambio, hemos visto un progreso más gradual, lleno de avances y de retrocesos, pero dirigido por cuatro ideas fuerza: Los derechos humanos, que incluyen acabar con el racismo; la preocupación por el medio ambiente; la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, y la promoción de un desarrollo más equitativo. En cuanto a la elección de Obama, es una suerte para el mundo, y no sólo para los Estados Unidos.

¿Por qué cree que Obama es una suerte?

Porque, guste o no, Estados Unidos es un país clave, y Obama es un líder creativo, capaz de conectar la crisis financiera con el problema social y con el conflicto energético, vinculándolo, a su vez, con el cambio climático y, finalmente, con los conflictos internacionales que afronta Estados Unidos. Hay un peligro muy potente en toda debacle, que es concentrarse sólo en los daños inminentes y olvidarse de los ciclos largos. Obama, en cambio, está teniendo la inteligencia de interconectar todo, y justamente está siendo criticado por eso, por quienes consideran que sólo debería ocuparse del frente económico. En mi opinión, Obama está en lo correcto. Le explico: una de las razones de la crisis financiera es el aumento de la desigualdad. Los sueldos han estado estancados durante décadas en los Estados Unidos, y la gente ha tenido que endeudarse para seguir consumiendo. El sistema financiero, entonces, ha pasado de ocupar el 10 por ciento de la economía al 50 por ciento actual, en detrimento de la producción. Por otra parte, la causa de los grandes conflictos internacionales, en los países islámicos, encuentra su raíz en la pobreza, la ignorancia y en la frustración. Mientras Somalía o Sudán sigan miserables, seguirán siendo caldo de cultivo para nuevos terroristas.

¿Qué quiere decir cuando compara la crisis mundial con la luz de una luciérnaga?

Que es un hecho espectacular, pero rara vez marca una tendencia; un camino. Por ejemplo, hay una tendencia que desplaza el eje económico hacia China y la India, y eso no varía con la crisis. Si nos centramos en la agenda inminente, tenemos la crisis económica, el problema de Corea del Norte y la islamización de las amenazas. Pero si vamos a las grandes tendencias globales, siguen ahí los problemas de fondo: la explosión demográfica, la desigualdad, la consecuente demanda de alimentos. Causas, soluciones y oportunidades: todo interconectado.

¿Habrá más o menos capitalismo después de esta crisis?

¿De qué capitalismo hablamos? Porque hay muchos. Creo que lo que no funcionará más será el fundamentalismo de mercado. Pero el capitalismo, con el régimen democrático, puede encarnarse de distintas maneras. Roosevelt, creo yo, ha salvado al capitalismo norteamericano, pese a que el neoliberalismo lo deteste. Y Obama puede jugar el mismo papel, devolviéndole una función más humana. Obama puede terminar de construir la democracia social, completando la tarea que inició Lyndon Johnson cuando creó los derechos civiles. Ahora hay 50 millones de norteamericanos que carecen de toda protección sanitaria, si se enferman. Es una locura.

Hay quienes dicen que la Argentina y Brasil, igual que China o Sudáfrica, van salir antes y, además, fortalecidos de esta crisis. ¿Está de acuerdo?

Bueno, eso ya lo estamos experimentando. América del Sur ha sido menos afectada que Japón y los países europeos. Y aquí debemos tener en claro algo esencial: esta vez, nosotros no tuvimos la culpa, a diferencia de otras crisis que empezaban en las economías emergentes. Esta, en cambio, es una crisis refleja, importada. No hubo corridas financieras. No nos olvidemos de que muchos bancos norteamericanos han desaparecido. Esta vez, América del Sur no sólo no es parte del problema, sino que puede ser parte de la solución. Ninguno de nosotros le está pidiendo plata al Fondo. Ya sólo por eso, no estamos contribuyendo al agravamiento de la situación.

Pero la gente consume menos y éso genera recesión…

Sí, pero tenemos que ver la tendencia en el largo plazo. Nosotros somos una de las poquísimas oportunidades en materia de alimentos. En las próximas décadas, ¿quién va a tener alimentos para abastecer a una humanidad que pasará de los 6800 millones actuales a nueve o diez mil millones para 2050?

La Argentina siempre es mencionada por compradores potenciales de tierras, que buscarían garantizarse el suministro de alimentos en el futuro. ¿Eso es bueno o es malo?

Habrá que acompañar ese proceso con mucho cuidado. Arabia Saudita tiene millones de dólares para hacer inversiones en países con tierras disponibles. Pero lo importante es ver que este contexto ha llegado para quedarse y que la Argentina no debe contentarse con poco. La oportunidad está en la exportación de alimentos y de materias primas minerales. Pero a eso hay que agregarle valor con tecnología. Es mejor exportar alimentos preparados que granos.

El Mercosur parece estancado ¿alguna pista del motivo?

Creo que es por falta de imaginación. No se han armado, como en Europa, consorcios binacionales de inversión. También faltó una política de integración con los servicios, en muchos rubros, como los bancarios, consultorías, restaurantes, hotelería y turismo. De ambos lados, se han concentrado en ideas ilusorias, como un parlamento latinoamericano, que está bien, pero no resuelve la integración económica. Buenas ideas existen. Lo que falta es apoyo político, acompañamiento y creatividad.

RUBENS RICUPERO
Economista y diplomatico
Edad: 72 años. Nació en 1937, en San Pablo, Brasil.
Familia: Está casado con Marisa Parolari y tiene cuatro hijos.
Ricupero, hoy: Preside la fundación Armando Alvarez Penteado y dirige el Centro de Estudios Económicos Fernand Braudel.
Representante: Durante el gobierno de Alfonsín, defendió los intereses argentinos ante el Reino Unido, cuando las relaciones con Inglaterra estaban cortadas.

votar Un artículo que nos brinda Ciudadana Mónica

El fin de la pobreza y la muerte de los blogs

2 jun

El jurado de los Premios Rei Jaume I, compuesto entre otros por 21 premios Nobel, llamó ayer la atención sobre la pobreza y el hambre en el mundo, que afectan a más de 1.000 millones de personas. Es el grueso de la declaración institucional aprobada ayer en Valencia.

Santiago Grisolía, presidente de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados leyó el manifiesto, en el que se señala que la crisis económica debería aprovecharse para que las sociedades más avanzadas ‘reforzaran su compromiso con los países pobres y ayudarles a vencer la pobreza y el hambre’.

Las Provincias | 02.06.2009

Me pregunté al leer el titular esta mañana a quién le importa el fin de la pobreza, salvo a alquimistas, truhanes, hijos de la alegría y de poetas. Y a un grupito de bloguers horteras que desean fundar no sé sabe qué nuevas utopías, vaya asunto, si no nos aclaramos con nuestras propias vidas.

Yo me entero de muchas cosas tarde, excepto de las importantes y de las que quisiera no enterarme. El caso es que estaba reflexionando, no sé si por cansancio o por subir y bajar de mi nube, sobre el futuro incierto de ésto que llaman blogs o espacios, cuando descubrí que se vienen publicando ya un tiempo teorías al respecto de la muerte de los mismos; un movimiento que tuvo su punta alrededor del año 2005 y que, según los expertos, desde 2007 ha ido decreciendo. Unos afirman que se trata sólo de una lógica desaceleración (peligroso término) en su crecimiento, otros creen que se diluirán en nuevas redes sociales y servicios de microbloguing. Ahora que, al parecer asistimos al nacimiento de la llamada Web 2.0 y hasta la 3.0 que priman el sentido finalista y la vertiente humana en las actividades informáticas, vemos desdibujarse uno de sus más personales elementos.

Qué somos. Si no fuera suficiente cuestionar el ser en la vida real, nos obligan ahora las circunstancias a debatirlo en la virtual. A quién le importamos salvo a nosotros mismos. Tal vez muramos como si nada hubiera ocurrido. Nadie lo sabrá. No habrá lágrimas. Qué extraño todo.

votar Ciudadano Iesu

La libertad y otras palabras

27 may

votar

Libertad

Construir la LIBERTAD no es como sembrar una semilla, que con amor se deja en tierra fértil, con regularidad se riega y se acompaña con ruegos para que crezca. No. Es más laborioso que éso.

Quizás sea comparable con el proceso que comienza con una NECESIDAD incumplida. Luego un SUEÑO imagina su existencia, después, laboriosa e insistentemente ese sueño se da forma a sí mismo en la mente de quien sueña e insta a los demás para que, a su vez, ellos mismos sueñen.

Las PALABRAS se animan  y le dan alas a los IDEALES. Se despiertan las CONCIENCIAS. Las VOLUNTADES se arriman y entre ellas se dan cuenta de que un sueño sólo no puede derribar muros ni romper cadenas… pero sí descubren que muchos sueños SUMADOS y mil atrevidos acompañándolos van ganando poder y consistencia.

La SANGRE no quiere ser menos y la PASIÓN se agrega entonces alentando a las GANAS para que abran caminos, allanen suelos, caven surcos, inventen escaleras… y así, uno a uno, unidos, todos comienzan a estrecharse: voluntades, sueños, deseos, necesidades, ideas, sangres, sudores, decidiéndose a dejar atrás el CONFORMISMO, la comodidad de no ser disidente.

En algún momento surge la inminencia de enfrentar los MIEDOS, propios y ajenos, de cada soñador; esa actitud da FORTALEZA. Es entonces cuando la LIBERTAD se define a sí misma como META POSIBLE de ser alcanzada.

Se acotan los PLANES, se pulen los PROYECTOS cada vez más concretos, y así se definen la forma, la solidez, los límites, la pureza, la flexibilidad, la permeabilidad que irá tomando la figura de la LIBERTAD que se construye… poco a poco, ladrillo a ladrillo… para un buen día quedar cimentada entre lo que SE ES y lo que SE QUIERE SER… pero nunca, bajo ninguna circunstancia, dejando de CRECER!

Ciudadana Mónica

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores