Punto de Fisión | El rapto de Europa

30 ago

David Torres

Para intentar resucitar el espectro de la Roma imperial, los chicos listos de la banca europea inventaron el euro, un sestercio de mierda, una imitación del dólar, una patente de corso para millonarios que a los pobres sólo nos supuso un ancla al cuello. Diez años después, la jugada ha resultado todo un éxito financiero y una absoluta catástrofe económica, con varios países al borde de la quiebra, millones de parados husmeando en la basura y familias enteras desahuciadas mientras piaras de indecentes gobernantes se dedican a facilitar el expolio a los banqueros.

[seguir leyendo]

About these ads

4 comentarios to “Punto de Fisión | El rapto de Europa”

  1. Mónica Frau 30 agosto, 2012 at 7:34 pm #

    Confieso que a mí -desde lejos, otro continente para ser más exactos- la idea de la unificación europea me pareció muy atractiva e incluso progresista. Limar las diferencias de frontera tendiendo a unificar espíritus y acercar culturas me pareció algo de avanzada. La crisis de hoy la tengo registrada a consecuencia de una gran burbuja financiera que estalló y afecto a todo el mundo (hasta EEUU no quedó inmune) prueba contundente de las falacias de un sistema capitalista que maneja números y no prioridades humanas. El tema del euro quizás condicione ahora y agregue un cepo a la debacle, pero no llego a visualizarlo como origen o causa crítica según leo en el artículo de referencia. Quizás alguien me lo pueda explicar.

    • Jesús V. Ferrer 31 agosto, 2012 at 2:58 pm #

      Muy interesante comentario, Mónica. Te dejo mi aportación.

      Quiero dejar claro que soy (he sido, más bien) profundamente europeísta, he defendido la Unión Europea y sus instituciones cuando otros ni siquiera habían oído hablar de ellas, he defendido y defiendo una Constitución Europea que intente dar vida política verdadera a dicha Unión, también la he votado en Referéndum, al tiempo que otros países (algunos de los que hoy reclaman “más Europa”) la rechazaron por razones muy diversas hasta dejarla en el cajón de los proyectos proscritos. El problema es que Europa, ese sueño del que hablamos, no ha existido, sólo fue (es) una unión económica, Mercado Común en su inicio, CEE (Comunidad Económica Europea) después y UE (Unión Eurpea) en este último tramo. No hay voluntad de ir más allá. Nada nos une (les une) salvo el dinero, el poder económico. Si esa falsa estabilidad se rompe, todo se viene abajo porque está montado sobre una Utopía desvalida.

      Por otra parte, cada vez son más las opiniones que recabo acerca del Euro como intento fallido, como un error de cálculo en el mejor de los casos, pues podríamos pensar que quizá estuvo demasiado bien organizado para beneficio de unos pocos. Me dirán los europeístas a ultranza cómo puedo olvidarme de las ayudas de los fondos de cohesión mediante las cuales nuestro país se ha modernizado enormemente, pero hasta de eso dudo hoy, me cuestiono a quién han beneficiado esas ayudas, siempre a los mismos sectores y siempre con enormes cantidades de dinero. Dinero, dinero, dinero.

      Con la implantación del euro en el año 2002 se duplicó el valor de las cosas en España de un día para otro. la equivalencia oficial fue de 1 € por 166,386 de las antiguas pesetas. la moneda de 1 euro pasó a ocupar el lugar de la moneda básica de 100 pesetas. Y con el redondeo al alza que se produjo a los pocos meses se duplicaron literalmete todos los precios, estancándose los salarios y siendo la calse media la que soportó durante años ese inmenso esfuerzo, siempre por nuestro bien, siempre con la ilusión de haber salido victoriosos de ua transiciópn democrática y entrar a formar parte de pleno derecho de un proyecto fabuloso, que ahora sabemos que no es más que un Club de ricos que explotan su poder en cualquier ámbito para conseguir sus objetivos sin que nada más les importe. Los que ahora claman por la austeridad hubieran podido decir algo entonces, cuando se puso en juego el funcionamiento del sistema.

      España ha sido (es) un gran país, ha realizado un proceso democrático admirable en un marco hostil, acuciado por el terrorismo y el invlucionismo, generó un proceso de reconocimiento de los derechos de las nacionalidades y regiones que conforman el Estado y creó una sociedad avanzada, lo que conocemos (conocíamos) como el Estado de bienestar. Todo ello se ha puesto en tela de juicio hoy, se está desmantelando lo que creamos con tanto esfuerzo, por el capricho de una minoría que, sin saber nadie muy bien cómo, se ha adueñado de los hilos que manejan los gobierenos en los países democráticos occidentales.

      Si triste es comprobar la desaparición de derechos sociales (mañana mismo entra en vigor la norma por la que se retira la tarjeta sanitaria a los inmigrantes no legalizados, la subida del IVA y tantas otras medidas) también lo es percatarse de que jugar con el Estado de las Autonomías, como se está haciendo, es jugar con la unidad del propio Estado, y que en breve puede generar movimientos independentistas que parecían superados.

      Si bien es cierto, como dices, que todo ello hay que enmarcarlo en una crisis global. Nunca entendí que EEUU permitiera que el euro tomara tanta fuerza. Algunos explican que les convenía; yo pienso que en el fondo les conviene nuestra crisis, si es que no la han alentado, al menos han contribuido a generarla y sacarán partido de ella, los de siempre, los que quieren ahora “echar a Obama” igual que aquí echaron a Felipe (“¡Váyase, señor González!”)

      Yo no tengo la percepción de estar viviendo una crisis, ni siquiera una estafa, como dicen los indignados, sino algo muchísimo más grave. Vivmos una guerra global financiera que está anulando la identidad de países enteros. Las placas tectónicas del poder, el poder que siempre ha existido, pero que en algunas ocasiones se desmadra cuando no hay altura de miras en las clases políticas dirigentes, están moviéndose a una escala gigantesca, nuevos países emergentes amenazan los privilegios de las castas dominantes, y nadie quiere perder.

      Se nos dice ahora que debemos hacer este otro esfuerzo, por nuestro bien, claro, y que veremos sus resultados más adelante. ¿Cuándo es más adelante? ¿Dentro de tres décadas? ¡Es que hace treinta años nos dijeron lo mismo! No se puede pedir a una generación entera que sacrifique su vida por algo etéreo, no se puede engañar a la gente por ideales que en la práctica son sólo intereses, porque estamos jugando con personas y aniquilando derechos. El fin, si es que lo hay, no justifica los medios.

      Para todos ellos no valemos nada, no somos más que hormiguitas a las que se les baja el salario y se les obliga a malvivir, por no pisotearlas directamente, que lo harían si pudieran.

      Por el momento “sólo” se trata de una guerra financiera, podría tomar otro cariz: parece ciencia-ficción, ¿verdad?

      Debemos ir a la raíz de las cosas, a la verdad si es posible, que a veces es múltiple y a veces es una, o al menos acercarnos a ella, buscar las causas, los culpables, no conformarnos con las versiones oficiales de todo, que curculan cansinamente por los medios de comunicación anulando el pensamienrto de las masas.

      No, no me he vuelto escéptico. Cada vez creo más: creo en la revolución, en cambiar las cosas, en no amedrantarme, en dudar, en conocer, en cambiar de opinión si debo hacerlo, creo que un mundo mejor es posible.

  2. Mónica Frau 31 agosto, 2012 at 7:18 pm #

    Me ha sido muy útil ver las cosas desde tu punto de vista Jesús. Me ha preocupado más aún, también es cierto. Pero conocer es el paso imprescindible antes de lanzarse a cualquier cambio. Ojalá las mayorías no opten por más retroceso, ni recetas falaces escudadas detrás de nacionalismos xenófobos.

    Un abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 30 agosto, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: David Torres Para intentar resucitar el espectro de la Roma imperial, los chicos listos de la banca europea inventaron el euro, un sestercio de mierda, una imitación del dólar, una patente de corso para millonarios que a los …..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores