La ‘economía verde’ | Última frontera del capitalismo

18 jun

Del 20 al 22 de junio se va a celebrar en Brasil la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible, más conocida como Río +20 en base a que hace 20 años se había celebrado otra cumbre del mismo tenor y en la misma ciudad. El debate central en esta ocasión estará centrado en lo que se llama “economía verde” que defienden los países ricos, las grandes empresas y los portavoces del neoliberalismo.

Para tratar de contrarrestar la reunión oficial, del 15 al 23 del mismo mes, se celebrará la denominada Cumbre de los Pueblos que reunirá a los movimientos sociales, sindicales, campesinos e indígenas que ya traen una versión de rechazo a las propuestas de la conferencia oficial.

También en Río, aparecerán las fundaciones del gran capital (AVINA–Ashoka-Rockefeller, etc.) para montar su Foro de Emprendedurismo Social en la Nueva Economía, del 15 al 17 de junio. Al igual que la Cumbre, este otro Foro de las entidades filantrópicas ha sido igualmente rechazado con sendas iniciativas.

El capital vuelve sus ojos a la naturaleza, al sector primario y a los bienes comunes. El capital se hace “ecologista”. Pero no nos engañemos, lo que el gran capital viene a proponer en esta nueva Cumbre de la Tierra es cómo hacer nuevos negocios con esta última frontera de beneficio.

Primero, valorando monetariamente los servicios que gratuitamente proporciona la naturaleza a todos sus habitantes, para después poder crear un mercado mundial de servicios ambientales. Por ejemplo, convertir los servicios de los bosques en bonos de carbono que las multinacionales compran, venden y llevan a los mercados secundarios especulativos.

Los bienes comunes (agua, tierra, biodiversidad, ecosistemas, minerales de la corteza, etc.), mientras tengan tal condición no son apropiables, por tanto no sujetos ni a valoración monetaria ni a comercialización. El primer paso, pues, es hacer de algo inconmensurable, no traducible en dinero, en algo que sí lo es. El segundo paso en eliminar los bienes comunes y establecer la propiedad privada sobre todos ellos, o la propiedad pública, que también, en última instancia, puede ser objeto de concesiones o privatizaciones.

Los Estados y los fondos de inversión y pensiones compran tierras fértiles por todo el mundo. Se restringe y prohíbe la libre circulación de semillas entre campesinos, e incluso se está intentando controlar la resiembra por parte de los propios campesinos. Se practica la biopiratería para patentar genomas, o seres vivos conocidos y usados durante milenios por poblaciones autóctonas. Se trata de cobrar el uso del agua de lluvia. Se privatiza la gestión de bordes costeros y parques nacionales desalojando a las poblaciones indígenas.

La economía verde que se promociona en Río pretende generalizar el principio que quien tiene dinero puede seguir contaminando; convertir la biomasa en un sustituto del petróleo, restringir el acceso del uso del agua de riego, que tiende a la escasez, hacia cultivos de exportación y agrocombustibles; proponer soluciones tecnológicas altamente peligrosas para solucionar el cambio climático o los problemas del hambre, como son la geoingeniería y los transgénicos, y “el más ambiciosos y el que algunos gobiernos identifican como el mayor desafío que es el de ponerle precio a todos los bienes de la naturaleza (como el agua, la biodiversidad, el paisaje, la vida silvestre, las semillas, la lluvia, etc.) para luego privatizarla (con la excusa de que conservarlos requiere dinero) y cobrarnos por su uso”.

Una conclusión

Cualquier forma de capitalismo verde es un nuevo canto de sirena para hacer tragable los destrozos que el neoliberalismo está produciendo en el mundo. Para poder superar la grave crisis social y ambiental en la que estamos sumidos no queda más camino que cuestionar y transformar el capitalismo.

Sintetizado de: La economía verde, última frontera del capitalismo (Los tres actores en Río +20: un baile de máscaras)

Por Paco Puche

Otro articulo recomendado: Economía verde vs economía solidaria

por Leonardo Boff

About these ads

4 comentarios hacia “La ‘economía verde’ | Última frontera del capitalismo”

  1. Jesús V. Ferrer 19 junio, 2012 a 2:31 pm #

    Entonces se trata de economía verde de billetes, verde que te quiero verde. Un poco desastroso, ¿verdad?

    ¡Estemos alerta!

    • Mónica Frau 20 junio, 2012 a 2:45 pm #

      Era lógico que cuando cayeran en la cuenta que la Naturaleza “sana” se está convirtiendo cada vez más en un bien escaso (pese a lo contradictorio que suene), los especuladores que dictaminan nuestros destinos buscaran la manera aparentemente “inocua” y bien intencionada de meterse con los temas ecológicos. Eso no quiere decir que hayan dejado de lado sus intereses sectarios, comerciales y mezquinos.
      Hay que estar alertas, es cierto.

      Un abrazo Jesús (poco a poco me voy poniendo al día =D)

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 18 junio, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Del 20 al 22 de junio se va a celebrar en Brasil la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible, más conocida como Río 20 en base a que hace 20 años se había celebrado otra cumbre del mismo tenor y en la misma ciudad…..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores