Archivo | enero, 2010

Ayuda condicionada

31 ene

EE.UU. no recibe más víctimas del terremoto de Haití


Las fuerzas militares estadounidenses anunciaron que suspendieron las evacuaciones médicas a Estados Unidos de los heridos graves haitianos víctimas del terremoto hasta que se determine quién pagará por su cuidado.


Te ayudo, pero quién paga?


Noticia compartida por

votar Ciudadana Mónica


Share/Bookmark

Manifiesto por la Solidaridad | Primer Aniversario

30 ene

Mamá, tengo hambre

Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga

Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena

Gandhi

Se cumple el primer aniversario del Manifiesto por la Solidaridad, que aquí dejamos enlazado manteniendo vivo su espíritu y nuestras conciencias

Desde la Tierra que espera y cree firmemente en la Solidaridad que construya un mundo mejor y más justo, a 30 de enero de 2009

Y rubricado a 30 de enero de 2010

votar Ciudadan@s Mónica, Iesu & Amics

Texto original en diferentes idiomas | DIARIO DE CORNELIVS

Share/Bookmark

Líderes (?)

22 ene

Pobre mundo | flickrQue los políticos totalitarios apelen a crear enemigos ficticios o a alimentar la idea de los peligros latentes que representan los que están en el otro bando, no es algo nuevo. Todo dictador que se precie ha hecho un arte de este recurso y quienes se asumen como abanderados de la lucha antiimperialista en nuestro sufrido continente latinoamericano no son la excepción.

Pero hay situaciones que sobrepasan los límites de lo racional o tolerable y demuestran que a veces el poder y el egocentrismo hacen perder el sentido del ridículo y la racionalidad.

Tal aseveración viene a cuento a raíz de las recientes declaraciones del presidente de la República Bolivariana de Venezuela que ha afirmado, muy suelto de cuerpo, que el terremoto sufrido por los hermanos haitianos en estos días es consecuencia de los ensayos de una nueva arma pergeñada por los EE.UU.

Por lo que cuenta, los enemigos del norte estarían aplicando un novedoso recurso letal: Un arma generadora de terremotos que piensan utilizar próximamente en Afganistán y que aplicaron, a modo de ensayo preliminar en territorio haitiano.

EL CAPITÁN DE LA SARDINA | 20.01.2010 |  Chávez acusa a EEUU de provocar el sismo de Haití con un experimento

ABC.es | 22.01.2010 | Chávez acusa a EE.UU. de provocar el seísmo de Haití

Sin más palabras, me quedo añorando los años en que los grandes líderes del mundo (Gandhi, Martin Luther King…) honraban con su integridad el ilustre papel en el que la Historia quiso colocarlos.

votar Ciudadana MónicaShare/Bookmark

Haití | Desde El Terreno

22 ene

Podéis visitar este blog, realizado a modo de diario, para estar actualizados sobre la realidad en Haití

votar Ciudadan@s Mónica & IesuShare/Bookmark

Las cosas, a la cara

19 ene

Está de moda eso que algunos llaman… decir las cosas a la cara.

Es que yo digo las cosas a la cara y no por detrás. Yo digo lo que pienso. Yo no me escondo. Yo soy valiente. Yo, yo, yo, siempre yo.

Yo, que también tengo un yo, pienso que se puede decir lo que uno piensa con respeto y educación, transmitiendo afecto. Y sobre todo, decir algo interesante, aunque sea poco, mientras escuchas y tal. O aprender cuánto vale un silencio.

Una compañera -siempre ocurrente- solía decirle a un prototipo de esta generación de ristos osados:

- Tío, la cosa no está en no decir lo que piensas, sino en… joderrrrrrrrrrrrr, que pienses algo bueno una vez!!!

Mintras resolvéis cómo, cuándo, qué y por dónde decís vuestras cosas, os dejo con Tatiana y su coño.

votar Ciudadano IesuShare/Bookmark

Winnie

16 ene

¿Cómo se puede ayudar a Haití?

Que estás en la tierra, Padre nuestro,
Que te siento en la púa del pino,
En el torso azul del obrero,
En la niña que borda curvada
La espalda, mezclando el hilo en el dedo.
Padre nuestro que estás en la tierra,
En el surco,
En el huerto,
En la mina,
En el puerto,
En el cine,
En el vino,
En la casa del médico.
Padre nuestro que estás en la tierra,
Donde tienes tu gloria y tu infierno
Y tu limbo; que estás en los cafés
Donde los pudientes beben su refresco.
Padre nuestro que estás en la tierra,
En un banco del Prado leyendo.
Eres ese viejo que da migas de pan a los pájaros del paseo.
Padre nuestro que estás en la tierra,
En la cigarra, en el beso,
En la espiga, en el pecho
De todos los que son buenos.
Padre que habitas en cualquier sitio,
Dios que penetras en cualquier hueco,
Tú que quitas la angustia, que estás en la tierra,
Padre nuestro que sí que te vemos
Los que luego hemos de ver,
Donde sea, o ahí en el cielo.

ORACIÓN | Gloria Fuertes

votar Ciudadano IesuShare/Bookmark

Otros años, otras juventudes

16 ene
John Lennon

Los sueños se construyen

No me gusta comparar realidades actuales con las de épocas pasadas, por lo general evito caer en esa trampa, pero a veces no puedo evadirlo y me dejo llevar por las comparaciones. Quizás aprovechándome de mi lugar de privilegio como madre de dos adolescentes maravillosas de las que no tengo queja me dejo llevar por los recuerdos y caigo en la tentación, al verlas, de comparar sus gustos, sus intereses, su manera de pensar, con los que yo creo haber tenido cuando contaba más o menos sus mismos años. De más está decir que eran épocas muy distintas, la sociedad de aquellos años contaba con otras prioridades, y era muy diferente el camino que las generaciones más jóvenes tenían por delante (y por detrás).

Para acotar un poco lo que quiero decir, podría tomar como ejemplo el tema político. Allá lejos, por los años 70-80, por lo menos por aquí en America Latina, el sentido del compromiso social y político estaba a flor de piel y era elemento casi prioritario de todo joven que pretendía pararse frente a la vida. Algunos más otros menos, pero éramos muchos los que, a pesar de nuestros pocos años, le hacíamos destacado lugar a la solidaridad, al interés por la realidad que nos tocaba vivir y algunos, hasta por la militancia política.

En general y con distintas modalidades cada joven sabía los entretelones políticos del momento, se embanderaba quizás con algún partido con el que se sentía identificado, buscaba estar actualizado con los vaivenes de la vida nacional e internacional, se informaba, leía, buscaba desarrollarse intelectualmente.

Luego vinieron procesos de dictadura, persecuciones y desmembramientos sociales  que dejaron huella imborrable en nuestros países de este sur dolido y postergado. Fueron muchos los jóvenes que cayeron peleando por sus ideales y muchos, también los que eligieron el enfrentamiento violento para arribar a ellos. No voy a ahondar en describir el caos que sobrevino, las muertes que se generaron, el retroceso que nuestras sociedades sufrieron en aquellos momentos de terror. No es ése mi interés en este momento. Solamente me preocupa destacar aquí las consecuencias del vaciamiento intelectual de aquel período de dictadura y sus consecuencias en la pérdida de valores solidarios posteriores.

Los años 90 fueron, sobre todo, años de especulación y banalización de nuestras sociedades. Las recetas neoliberales fueron aplicadas en nuestros países a rajatabla, de la mano de funcionarios corruptos que terminaron de quebrar el poco interés que quedaba en pie en cuanto a la participación política y social y la militancia comprometida.

Junto con la especulación económica se fue sosteniendo una concepción individualista de la sociedad, alentada desde el poder y los medios informativos que contribuyeron a bastardear los valores de participación social de los años anteriores.

Lo que había sido antes alentado, catalogado de progresista y bien visto desde la anterior óptica juvenil fue ignorado y vilipendiado por las nuevas generaciones formadas en la banalización  ideológica y mediática que el capitalismo salvaje montó para entretener a la masa de una sociedad que buscaba renacer después de décadas de terror y violencia.

Nació así una juventud que desoyó aquello del compromiso con la realidad de los años anteriores y se limitó a intentar usufructuar los avances tecnológicos, la comodidad de una vida fácil y privilegiada que se vendía a través de los medios. Soñar y construir una nueva sociedad no estaba ya entre las banderas de las rebeldías juveniles. En aquellos años la meta era disfrutar aunque más no sea de quince minutos de fama, salir de pobre con el menor esfuerzo, entrar al privilegiado círculo de los elegidos y publicitados, encajar dentro de los cánones de belleza, riqueza y poder alentados desde la fatuidad de los discursos mediáticos y sobrevivir… como se pueda y sin que importen nada los principios, pero ascender… lo importante era el hoy y el ahora. El ayer se buscaba borrar de la memoria colectiva y el mañana apenas era un número en el  calendario de las cuentas por pagar.

Luego de aquellas décadas infames y desgastantes sobrevienen estos años de crisis mundial, terrorismo y calentamiento global, aumento de la pérdida de valores sociales, más decepciones, nuevos conflictos. La inseguridad acecha por doquier y el individualismo y el descreimiento siguen ocupando su trono destacado.

Hoy la generación de mis hijas quizás tenga más conciencia ecológica que nunca antes en la historia, más fácil acceso a la información, mayor conocimiento tecnológico, mayor diversidad de intereses (o no), pero lo que indudablemente noto en falta (salvo honrosas excepciones) es la capacidad de creer que los sueños de cambio social son la base para la real construcción de un mundo mejor, un mundo donde la solidaridad y la participación orgánica y comprometida se aplique en todos los rubros.

Activismo y militancia no son palabras que abunden hoy en la boca de nuestros chicos. Son quizás ítems que están disponibles para un mínimo círculo de raritos que despliegan su rebeldía en medio de un mar informe de jóvenes que se dejan llevar por la corriente y no se animan a despegar.

¿Es así o quizás sea sólo mi manera nostalgiosa de ver la realidad lo que me hace ser, hoy, algo escéptica en relación con la mayoría de nuestros jóvenes y su postura frente a la vida?

Escucho (o leo) otras interpretaciones.

Gracias y saludos a todos!

votar Ciudadana MónicaShare/Bookmark

Mar de Aral | Renace luego de una calamidad medioambiental provocada

15 ene

Mar de AralEl mar de Aral fue alguna vez el cuarto cuerpo de agua dulce más grande del mundo, cubriendo un área del tamaño de Irlanda, hasta que la economía planificada soviética desvió los ríos que alimentaban este lago endorreico, o mar interior, usándolos para irrigar los inmensos campos de algodón.

Como resultado el Aral se encogió en un 90 por ciento y se convirtió en una serie de pequeños lagos aislados.

Aralsk era un puerto que terminaba 100 kilómetros tierra adentro de las márgenes primigenias del gran espejo de agua, ahora en medio de la nada.

Pero un dique construido por el Banco Mundial y el gobierno kazajo está resucitando lentamente una pequeña parte del mar de Aral, reavivando la industria pesquera y trayendo esperanza a un área que algunos creían que simplemente se secaría y se desvanecería con los vientos feroces y salados.

El nivel del agua está subiendo poco a poco y ya ha avanzado tierra adentro, a unos 25 kilómetros de Aralsk, y el Banco Mundial espera que el agua alcance el puerto abandonado en unos seis años. [...]

Artículo compartido por

votar Ciudadana MónicaShare/Bookmark

Riqueza ictícola del Paraná | Riesgo inminente

7 ene

La pesca indiscriminada en el Paraná pone al sábalo al borde de la extinción

Pesca en el Paraná

Pesca en el Paraná | Imagen S. Toriggino

A pesar de que conserva su mítico color marrón, el río Paraná cambió y mucho: En la última década la explotación del sábalo jaqueó su riqueza ictícola y comprometió al resto de los peces. Para adaptar su exportación a las exigencias de Nigeria, Brasil y Colombia se extraen ejemplares pequeños que ni alcanzan a desovar. Con esta estrategia de rindes jugosos, los frigoríficos vendieron miles de kilos sin valor agregado y exprimieron a esta especie hasta límites críticos.

En 2004 salieron del país 32 mil toneladas, tres años después el gobierno puso cupos para enderezar la situación, pero una que otra válvula abierta siempre distorsiona las cifras. Este año se declararon 11 mil toneladas para el extranjero aunque cabe aclarar que la Aduana no suele ser la única salida. Para el 2010 la provincia de Santa Fe fijó un techo: 4 mil toneladas por año.

El sábalo representa el 60 por ciento de la fauna ictícola del Paraná, que se convirtió en opción comercial cuando una década atrás comenzó a reemplazar al bocachico, un pez colombiano que sucumbió a una sobreexplotación por consumo. El negocio así iniciado se posicionó con creces al caer la convertibilidad. Sólo a modo de ejemplo, en el exterior se llegó a vender a cuatro dólares el kilo de sábalo que los pescadores entregaban como mucho a ochenta centavos. [...]

Artículo compartido por

votar Ciudadana MónicaShare/Bookmark

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores