Archivo | 9:27 pm

Huertas urbanas en Rosario | Actualización

24 oct

Sabido es que en tiempos de crisis, la practicidad es una característica imprescindible en cuanto a las propuestas con las que se intenta responder a los problemas básicos que presentan las poblaciones en riesgo.

De nada vale teorizar en decenas de congresos, elaborar complejísimos planes estratégicos poniendo todas las expectativas en lograr créditos internacionales que demoran en llegar y luego de mucho, se esfuman entre la trama burocrática de los distintos organismos que intervienen en la compleja acción.

Muchas veces se olvida que las soluciones más simples, instrumentadas a partir de los recursos propios e inmediatos son las más efectivas.

Como ya nos hemos referido en un post anterior (que sigue generando gran interés entre quienes aún lo continúan leyendo y comentando) el Plan de Huertas orgánicas urbanas en la ciudad de Rosario surge como una alternativa de emergencia que el Municipio instrumentó para dar soluciones concretas a los sectores más desposeídos durante la crisis económica argentina del 2001.

A más de ocho años de aquellas circunstancias, las Huertas urbanas de Rosario no sólo lograron responder con creces los requerimientos iniciales sino que actualmente se constituyen en fuente de ingresos fijos para unas 300 familias que cultivan en forma artesanal verduras y flores, con las cuales, además, se elaboran conservas, licores, dulces y productos de cosmética.

Huertas urbanas

En toda la ciudad, las huertas orgánicas ya suman unas 20 hectáreas y van por más: Antes de fin de año se habilitará el parque productivo del Bosque de los Constituyentes y para el 2010 se sumarán predios en barrio Las Flores, el acceso de la ruta 34 y un sector del corredor del ex ferrocarril Belgrano.

Con estos proyectos, los emprendedores del Programa de Agricultura Urbana del municipio están celebrando la quinta Semana de la Agricultura Urbana. Un evento que reúne charlas, talleres, exposiciones y visitas guiadas a distintos espacios productivos. Actividades destinadas tanto a productores como a consumidores de alimentos agroecológicos.

Lo que en un momento surge como alternativa paliativa ante una crisis, hoy se interpreta como espacios públicos productivos, principal fuente de ingresos para muchos hogares rosarinos.

De la producción de verduras, hortalizas y plantas aromáticas viven actualmente unas 150 familias, para otras 150 representa un segundo ingreso y otro centenar se está capacitando para entrar en la actividad. Hay tres parques-huerta en funcionamiento (en los barrios Tablada y Molino Blanco y el Hogar Español) y otros predios productivos que, en total, suman unas 20 hectáreas donde se producen hortalizas, verduras y plantas medicinales libres de agroquímicos.

Además, están en marcha dos plantas para ampliar la elaboración de alimentos (licores, conservas y dulces) y productos cosméticos que se comercializan en cinco ferias que funcionan en distintas plazas y espacios públicos.

Para el año próximo se piensa habilitar un nuevo parque-huerta (Las Flores, ubicado en San Martín al 7500) y ampliar otro existente en barrio Tablada.

Pero los planes de expansión no terminan allí, ya que recientemente se firmó un convenio con la firma de ferrocarriles Belgrano Cargas para utilizar un amplio predio, hoy en desuso.

En ese lugar de la zona noroeste, las huertas urbanas les permitirán a más familias rosarinas salir adelante a pesar de la crisis económica.

Nota

La Semana de la Agricultura Urbana está organizada por el Programa de Agricultura Urbana municipal, los ministerios de Producción y Desarrollo Social de la provincia, Inta, Desarrollo Social de la Nación, Centro de Estudios de Producciones Agroecológicas (CEPAR), la Red de Huerteras y Huerteros de Rosario, Instituto Cooperazione Economica Internazionale (ICEI) y la Fundación Pasos.

votar Ciudadana MónicaShare/Bookmark

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores