Cultura | Una diferencia radical entre el ser humano y cualquier especie animal

9 oct

DARWIN LOVE | photobucket by mmagnumEl hombre es un ser cultural y como es sabido la cultura es un hábito que se aprende o se asimila. Desde antes de nacer estamos ya influidos por una cultura, la que nuestros procreadores traen inscrita, es decir, su historia. Esta circunstancia nos condiciona un referente de la vida que el procreado conllevará en un futuro; posiblemente predeciremos la religión, la educación, la comida y el lenguaje que adopte para sí mismo.

Somos seres anclados a una forma de vida puesto que vivimos en sociedad y por más que queramos escapar de ella, nos influye al mismo tiempo que nos crea nuestra subjetividad, porque aunque estemos inmersos en una cultura o forma de vida logramos crear ideas propias y ésto es una de las cosas que nos diferencia de los otros animales, el ser humano vive en sociedad y en una cultura pero es capaz de imaginar, crear y razonar, es capaz de tomar sus propias decisiones en comparación con los animales, los cuales viven en manadas varados a una forma de vida dependiente del clima.

El ser humano depende de la cultura en la que vive y el animal del clima en el que vive; el hombre vive en una educación cultural y el animal busca exclusivamente su supervivencia.

Pero también el ser humano es un ser neotén, inacabado, inmaduro, incapaz de sobrevivir, un ser incompleto, dependiente, puesto a fallecer en el momento de nacer si no nace en sociedad.

Con esta introducción he de dar cita a una forma de pensar (Jacob Bronowsky) frente a una de las teorías más importantes a mi parecer (Neotenia) que ponen en juicio estas características que nos hacen diferente a las otras especies de animales:

Charles Darwin en su texto El origen de las especies en 1859 y en La descendencia del hombre en 1871 argumentaba que el hombre descendía del mono, desde ese momento el camino de la cultura humana tomó otro rumbo, a raíz de esta argumentación que aún sigue siendo una teoría, descendieron algunas otras teorías que explicaban el origen del hombre, algunas insistían en la comparación del hombre con el mono y no sólo con este tipo de animal sino con las otras especies parecidas a nosotros; ya lo decía Darwin somos seres en una cadena evolutiva y tenemos características de todas las especies de animales, es por ello que en los laboratorios se experimenta con ratas puesto que éstas tienen la particularidad de parecerse a nosotros o nosotros a ellas y en el juego de las palabras el ser humano es una rata escurridiza que intenta escapar a todas las enfermedades posibles de las cuales su mecanismo biológico no es capaz de evadir. Pero continuando con el tema de este ensayo cabe aclarar que no descendemos del mono, somos parientes de él, hay una parte en la cadena evolutiva en la que nos separamos de este animal y es en ese rompimiento de la cadena evolutiva por el cual el ser humano tiene la característica singular que ningún otro animal posee: El pensamiento.

El hombre es una criatura singular. Posee un cúmulo de dones que lo hacen único entre los animales: a diferencia de ellos, no es una figura del paisaje, es un modelador de este.

(Bronowski Jacob, El Ascenso del Hombre. F.E.I.  Casi Como los Ángeles, p.19)

Pero no he de ensalzar esta cualidad única del ser humano que por un lado puede verse como su vertiente angelical y que lo hace superior a cualquier especie animal, necesariamente he de criticar el texto casi como los Ángeles de Jacob Bronowsky donde compara al corredor (hombre atleta) con la gacela cuando termina diciendo que el corredor al escuchar el disparo de una pistola corre por un objetivo (ideal) y la gacela al contrario por miedo, a mi parecer tal comparación carece de sentido dado que el autor al situar al hombre como ente magnifico de la creación tan sólo por pensar olvida que este ser magnifico tiene otra capacidad que animales de otras especies no poseen: La cualidad de destruir.

Hasta ahora hemos de llevar dos cualidades que nos distinguen de los animales: Crear y destruir, al mismo tiempo que creamos el paisaje lo destruimos, pero… por qué!

Con esta pregunta voy a dar paso a la teoría que he de comparar con el pensamiento de Jacob Bronowsky: El ser humano es un ser incapaz de adaptarse a la naturaleza puesto que é adapta la naturaleza a si mismo; somos seres que necesitamos cambiar nuestro entorno para vivir puesto que de no hacerlo de esta manera podemos perecer. Pero la incapacidad del hombre no acaba en esto.

Hay demasiados textos y teorías narcisistas que se encargan de ensalzar al hombre frente a las otras especies de animales (porque el ser humano también es un animal) debido a que -como ya he dicho- posee la característica única (he de dudarlo) del razonamiento  y por ello se ha de suponer que somos superiores.

Pero, de otro lado, hay características físicas que hacen de la nuestra una espceie infinitamente inferior a cualquier otra especie de animal: Cuando nacemos somos seres incompletos, carecemos de pelo, dientes, necesitamos de otro ser humano mayor que nosotros para sobrevivir.

Salí demasiado pronto, prematuro, ni hecho ni por hacer, tan poco acabado que habría debido fallecer sin dejar huella. Tabiques cardíacos sin cerrar, inmadurez postnatal del sistema nervioso, insuficiencia de los alvéolos pulmonares, circunvoluciones cerebrales a duras penas desarrolladas, crecimiento físico insuficiente respecto a las normas constatadas en los demás mamíferos…

(Dany Robert Dufour. Carta sobre los neotenes, los axolotl y las Venus de Botero)

Precisamente se trata de una de las teorías que nos hacen ver nuestra inferioridad frente a los otros animales: La teoría de la Neotenia (En 1926, el anatomista Bolk nos revelo el hecho de que somos seres neotenes).

Somos totalmente diferentes a las otras especies de animales: Creamos, destruimos y somos prematuros.

Pero… ¿Qué especie no es diferente de la otra?

Lo que las teorías citadas me permiten concluir es -a mi parecer- la más clara diferencia entre el ser humano y las otras especies de animales; no es pensar (a veces pienso que los animales piensan), ni tampoco la capacidad física (cualquier especie es diferente en capacidad física): Lo es la cultura.

Aunque los animales también socializan, viven en manadas o grupos, me viene a la mente un ejemplo: Cuando una manada de elefantes se encuentra frente a un cúmulo de huesos que identifican como de su propia especie y -aún mejor- de su propia manada, suelen hacer un tipo de ritual frente a éstos; tocan los huesos con sus trompas y pezuñas. Los elefantes tienen un tipo de sociedad relativamente compleja, llegan a comunicarse por medio de sonidos, algo que podría llamarse lenguaje y reconocen dichos sonidos como cierta comunicación.

En los animales podemos hablar de un tipo de sociedad y de comportamiento; en los seres humanos hablamos de cultura, los animales independientemente del lugar (mientras estén adaptados al clima) llevarán el mismo tipo de comportamiento mientras que el ser humano es diferente en cada continente, país o incluso familia. Es por ello que este ensayo comenzó con el análisis de la cultura en la especie humana.

Aunque somos seres subjetivos creamos sociedades con las mismas cualidades, nos sentimos identificados con un grupo de personas que tienen de alguna manera el mismo tipo de pensamiento; el ser humano es magnifico por su capacidad de socializar y por la manera en que transforma su cultura, no al clima, como es el caso de los animales sino a sus propios ideales.

Es por ello que a lo largo de la historia se habla de diferentes épocas de la vida del ser humano, empezamos desde las formas prehistóricas hasta llegar a lo que ahora conocemos o llamamos posmodernidad. Las formas de vida cambian constantemente y aunque una cultura en distancia se encuentre lejos de otra no puede evitar influirla pues finalmente somos seres sociales; puedo hablar en especifico de la cultura del consumo ya que la Coca-Cola la encontramos por doquier, desde los pueblos más viejos hasta las casas infonavit.

El desarrollo de la cultura del ser humano se encuentra influido por las distintas formas de pensamiento del mismo. Como metáfora hablemos de un niño que nace en México, aprende a hablar español y come tamales pero se lo llevan a vivir a Estados Unidos, pronto aprende ingles y come hamburguesas.

Así se desarrolla la cultura del ser humano, el tiempo no pasa en vano sobre nosotros. Cada minuto provoca un cambio, de igual manera que el levantamiento de la revolución francesa provocó el de la revolución por la independencia de México.

Y no se trata de la migración de cuerpos sino de ideas, éso es lo transitorio en el ser humano; a mi parecer estamos ante la gran diferencia con los animales: La cultura y la capacidad de transmitir ideas y provocar cambios drásticos en la forma de socializar.

…que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.

(UNESCO, 1982: Declaración de México)

Hemos de transitar por infinidad de pensamientos y de formas de educación, hemos de  descubrir nuevas opciones de crear y de  convivir.

La cultura nos da oportunidad de independencia. Es la misma cultura la que nos crea subjetividad, los pasajes históricos del lugar en el que vivimos nos crean una identidad propia e incluso una personalidad, los seres humanos nos influenciamos unos a otros no por el tipo de pelo o clima, sino por el tipo de ideas del lugar donde nacimos y aún estas ideas son influidas por las ideas que viene arrastrando en su historia esa comunidad en la que nacimos.

Por todo ello, sostengo mi crítica sobre la comparación del ser humano con las otras especies de animales, porque evidentemente somos distintos, como el león lo es diferente del ratón.

Sostengo, asímismo, que me parece ilógico la comparación del ser humano con los otros animales dado que cualquier especie -como ya dije- es diferente de la otra. Cada especie es diferente en si aún siendo del mismo tipo, ya sea mamífero o reptil. Siempre habrá cualidades que nos distingan unas de las otras y no por ello se considere a una de ellas superior o inferior a otra, simplemente somos parte de una cadena evolutiva y necesaria para la conservación de todas las especies.

Así que ambas posturas, la de Jacob Bronowsky por un lado y de otra parte la de Robert Dufour me llevan a pensar en la necesidad que tiene el ser humano de sustentar su realidad y de justificar su permanencia en este mundo.

Pues, aunque poseamos capacidad de razonamiento, éste no nos da para alcanzar a entender la razón de nuestra existencia, por un lado pretendemos creer que somos los elegidos por Dios (¿quién o qué es Dios?), necesitamos de ese gran creador que nos protege y ¿guía? y -más aún- nos creó sin que siquiera nosotros entendamos por qué lo hizo.

Necesitamos sentirnos parte de la gran maravilla que es la naturaleza aún sabiendo que somos destructores de la misma. Intentamos infinidad de veces entender… ¿Para que servimos en este gran paisaje qué es el mundo?

votar Ciudadana Ccy

About these ads

14 comentarios to “Cultura | Una diferencia radical entre el ser humano y cualquier especie animal”

  1. Jesu 9 octubre, 2009 at 12:43 am #

    Interesante reflexión, me gustaría hacer varias puntualizaciones, desde mi opinión.

    1. La teoría darwiniana de la evolución de las espcies, aunque presumiblemente cierta, es -como dices- una teoría por desarrollar y precisar; arrastra demasiadas lagunas e incógnitas científicas y filosóficas.

    2. El pensamiento humano no es, a mi juicio (vaya tautología), cualitativamente diferente de lo que pueda ser el razonamiento mínimo o funcionamiento cerebral de cualquier otro animal (sí, somos animales, algunos ya lo han olvidado). Sería, sí, cuantitativamente significativo (mucho o bastante), pero creo que nada más. No hay demasiada diferencia. Nos creemos muy superiores a un perro, de modo parecido al que una fiera siente a su manera ser superior a su presa, o una hormiga atómica puede creer serlo respecto de la hoja que arrastra con su cuerpo.

    3. Si no se cree en una diferenciación cualitativa singular, poco podemos esperar de éso que denominamos cultura (siento en ésto no compartir tu teoría), pues no sería ésta más que la proyección difusa y colectiva de nuestro convivir en el mundo, sin ser nada más en sí misma; del mismo modo que indivudualmente creamos nuestro yo, lo que algunos denominan alma, o sólo mente y no es más que la exaltación utópica e irreal de un ser (si lo es) perdido en el universo.

    4. …aunque poseamos capacidad de razonamiento, éste no nos da para alcanzar a entender la razón de nuestra existencia. Con esta afirmación estoy muy de acuerdo y creo que resume las anotaciones anteriores.

    Un beso, Ccy.

    • pepe 17 noviembre, 2009 at 3:37 pm #

      quien haya escrito sto se a enrollao mucho
      no te enrolles hijo tuyo

      • pepe 17 noviembre, 2009 at 3:42 pm #

        quien haya escrito sto se a enrollao mucho
        no te enrolles hijo tuyo tonto el quee lo lea :dumbo palito de alcanfa y drogata=doping david muños ruiz
        patito feo s una tonteria vale Necesitamos sentirnos parte de la gran maravilla que es la naturaleza aún sabiendo que somos destructores de la misma. Intentamos infinidad de veces entender… ¿Para que servimos en este gran paisaje qué es el mundo?

        Ciudadana Ccy

  2. Neogeminis 9 octubre, 2009 at 5:19 am #

    Otra característica que se puede agregar para diferenciarnos de los animales es la tendencia hacia la autodestrucción. No creo que haya otra especie que tienda a ello a pesar de tener conciencia de las implicancias.

    Muy interesante. Da para un debate intenso.
    Saludos!

  3. Lala 9 octubre, 2009 at 6:46 pm #

    Vale, capacidad de razonamiento que nos diferencia de los otros animales, pero la cosa es…eso y sólo eso nos hace superiores? Pero si a veces el razonamiento sólo nos sirve para destruir(nos)!!!
    Creo que nos haría mejores y superiores si nuestra inteligencia estuviera encaminada al bien de todo. La razón en su variante negativa debería ser eliminada con la inteligencia.
    Yo soy pesimista, siempre lo digo, con respecto a nuestra especie. A veces pienso que es el cáncer del planeta.

    Un besito

    Lala

    • conchita vidiella de castro 28 septiembre, 2010 at 5:53 pm #

      Lo que acabo de leer todo es interesante.
      Yo creo que somos una especie distinta no de animales, sinó de seres vivos. De la forma que sea tanto si se creó con explosión de bing bang, o como fuese,estamos aqui con una vida, que nos diferenciamos por la inteligencia.
      Las plantas son seres vivos distintos de los animales y de nosotros.¡pero seres vivos!.
      Ya que tenemos inteligencia usémosla, para cuidar nuestro entorno, como cuidamos con limpieza todo aquello que tenemos a nuestro alcance, casa, trabajo…
      Somos parte del mundo. Nosotros también somos ¡naturaleza! con los mismos componentes de la Tierra, y como hemos dicho de cualquier ser vivo.
      Por lo tanto, todo lo que hay en este mundo es igual en su materia.
      Creo que por los siglos y siglos siempre habrá vida, metamorfoseada de una u otra forma ¡pero siempre vida!
      ya que la da, todas las sustancias que componen el universo.
      Aquí no hay nada mejor ni peor, sinó distinto.
      ¡Siempre estaremos! Aún después de muertos no nos moveremos de aquí, ya que nuestra materia aquí queda.
      No hay miedo, nunca desapareceremos. Siempre habrá alguien que coincida en el tiempo, por educación idiosincrasia y genes, con uno mismo.
      ¡Todo somos uno! ¡pero distintos en huso y comportamiento!.
      Opinión de una señora que acaba de leerles. Perdón por mi atrevimiento.

  4. mariana 26 octubre, 2009 at 6:00 pm #

    tienen que saer mas especificos con lo que escriben tienen que colocar diferenciacion de la especie humana cn otra especie ok

  5. fatima 11 abril, 2013 at 2:40 am #

    hola todos ellos tienen razon

  6. fatima 11 abril, 2013 at 2:42 am #

    noc porque no ubican muy bien esto y me costo encontrarlo

  7. diego 15 septiembre, 2013 at 12:03 am #

    si es cierto

  8. diego 15 septiembre, 2013 at 12:04 am #

    viva mexico dia de la independencia

  9. diego 15 septiembre, 2013 at 12:06 am #

    jajaja xd me divierto con estas cosas ni alcazo madafacazszszszszszszszs

  10. diego 15 septiembre, 2013 at 12:07 am #

    hola

    • Nidia 9 enero, 2014 at 4:55 am #

      yo creo que la diferencia principal de la raza humana es la maldad y la crueldad y como ya han mencionado antes la utodestrucción.
      Una perra nunca abandona a sus cachorros, los protege los acarrea uno por uno a donde van a estar mejor. Uno nunca ve a un perro poniendo en bolsas de residuos a otros perros o otros animales para ir a tirarlos y abandonarlos por ahi, los unicos que hacen eso son los humanos, los que supuestamente “razonan y son inteligentes”………

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores