El porqué de lo inexplicable

16 ene
(Me sigue gustando esta imagen!)

(Me sigue gustando esta imagen!)

Muchas son las reflexiones que aparecen en estos días tratando de encontrarle sentido a lo inexplicable. La violencia de los enfrentamientos en la Franja de Gaza nos hace a todos intentar tomar partido, o por lo menos, buscar racionalizar el desarrollo y las causas del conflicto.

Ésto que transcribo lo ha escrito hace ya unos años un filósofo argentino de origen judío, muy destacado. León Rozitcher, quien hace, según se punto de vista, un racconto de la historia de Israel como Estado y las influencias que ha sufrido en su evolución.

Se los dejo a consideración. Da para un debate.

¿Podemos seguir siendo judíos?

Por León Rozitchner

No tomo partido sólo por el pueblo palestino sino también por el pueblo judío. Reafirmo al mismo tiempo que la situación histórica de los judíos, que culminó durante el nazismo en el aniquilamiento, hizo necesario que también los judíos fueran una nación más entre las naciones del mundo: ése es el derecho moral irrenunciable, es cierto, del pueblo judío. Pero este hecho también impone necesariamente a los judíos respetar la vida de otros pueblos como ningún otro pueblo puede quizá sentirlo. Al hacerlo estoy planteando mi derecho a seguir siendo un judío argentino sin avergonzarme de serlo frente a lo que está también haciendo de nosotros el Estado de Israel en Palestina: si cumple su mandato ético e histórico o sirve a otros designios extraños a nuestra propia historia milenaria.

La reacción frente al desborde destructivo del Estado israelí contra el pueblo palestino los fue llevando poco a poco a cerrar toda solución justa posible al conflicto y detener su expansión colonizadora. Un análisis de las agresiones, aun sin distinguir desde el comienzo la diferencia que separa a la violencia de los que atacan y la contraviolencia de los que se defienden, llevaría en estos momentos de desborde a una estéril discusión interminable. Porque allí en Israel se está eligiendo por todos los judíos el destino de nuestra dignidad y de nuestra cultura milenaria como modelo de resistencia y de justicia frente a todas las opresiones.

Esta escalada contra Gaza y el Líbano va más allá de los intereses de su supervivencia: se inscribe en la expansión del imperio neoliberal de Occidente sobre los países musulmanes. ¿No serán los EE.UU. quienes, empantanados en Irak, necesitan una frontera segura en el Líbano contra Siria e Irán, y de allí la masacre de la población civil para invadirla?

Los judíos israelíes, por ser los más fuertes en poder armado, son los que también en mejores condiciones se hallan para dar término al enfrentamiento con justicia: tienen todos los medios para lograrlo. Su existencia, por ahora, no corre peligro. La paz que termine con el enfrentamiento armado y un entendimiento político está sobre todo -y casi diríamos totalmente- en sus manos: sólo tienen que declinar sus ambiciones sobre territorios que no les corresponden y reivindicar el valor de la vida sobre la muerte. Aunque ahora venzan será el judaísmo histórico el vencido y la traición a su pasado habrá infectado para siempre el alma de sus pobladores.

El pueblo judío en Israel sigue doblegado en su mayoría a la estrategia del Imperio cuyo modelo han aplicado en todos los órdenes de la vida. Hace ahora a los palestinos aquello que la cristiandad occidental hizo con nosotros.

Después de haber sido sometidos los judíos en Europa al más cruel e inmisericorde exterminio, de pronto en pocas décadas de su existencia, y tras haberse plegado a la política de los exterminadores, el Estado de Israel se ha transformado en una potencia del Medio Oriente. ¿Méritos propios? Tienen orgullosos una poderosa fuerza armada con todos los instrumentos de destrucción posibles, armas atómicas incluidas. Pero no tienen vergüenza de los valores milenarios que están sacrificando ante los ojos del mundo y de los millones de judíos que los observamos perplejos y defraudados. Porque esos fantasmas de exterminio que depositan ahora sobre los árabes, esos terrores persecutorios los judíos los han traído del Occidente cristiano colonialista cuyos países antes habitaban, porque fue en Europa donde fueron exterminados y no en Palestina.

Para hacer lo que hacen en Palestina los judíos que están en el poder deben mantener el secreto moral del origen de su derecho a una patria y prolongar allí los valores inhumanos de sus propios perseguidores milenarios. Ocultar, por ejemplo, que lo que comenzó con la Cruz cristiana terminó con la Shoá (holocausto) europea. Deben esconder la verdad sobre la experiencia histórica de su vida en Occidente. Debieron convertirse en cómplices de sus asesinos, no denunciarlos, ya no decir nunca más que el cristianismo y el capitalismo fueron sus exterminadores porque ahora ambos se habían convertido en su modelo y en sus aliados. En lo religioso, se hicieron fundamentalistas y ecuménicos; en lo económico, se hicieron capitalistas globalizadores; en lo político, se hicieron un Estado teocrático colonialista; en lo científico, tomaron como modelo la lógica neutral de la objetividad sin sujeto del iluminismo antijudío y, en lo internacional, sostienen con sus servicios las causas más siniestras de los opresores cristianos e imperiales.

Fuente Página|12 – Argentina – 23.07.06

Ciudadana Mónica

About these ads

8 comentarios to “El porqué de lo inexplicable”

  1. neogeminis 16 enero, 2009 at 2:48 am #

    Como se verá, para este señor, cristiano es sinónimo de capitalismo y de antisemitismo. Desde ya, no lo comparto.
    En el resto, acuerdo (en general) con su punto de vista en cuanto a que el Estado de Israel actúa como avanzada de EEUU y occidente en Medio Oriente, y como tal, responde, en gran medida a los intereses de los poderosos del norte. ¿Hasta qué punto el pueblo de Israel puede presionar a su gobierno para cambiar la política oficial hacia Palestina es lo que no tengo claro. ¿Serán concientes y apoyarán lo que está pasando, o los medios lograrán manejar la opinión pública como suelen hacerlo en estos casos?, por otra parte, ¿la opinión internacional logrará presionar a sus respectivos gobiernos para que intercedan por la paz?…no me animo a intentar una opinión ni adivinar un desenlace.
    Quizás cuando asuma Obama se observe algún viraje en el conflicto, de otro modo, dudo que no se extienda la violencia.

    Saludos a todos!

  2. alanthos 16 enero, 2009 at 9:16 am #

    Bueeeno… creo que este hombre piensa de forma similar a lo que pienso yo en la dimensión más militar y política del asunto. Sin embargo… No es que crea que los israelíes no deben detener sus ofensivas, pero una cosa es cierta, y es que están en un territorio lleno de enemigos (que se crearon ellos mismos en primer lugar, cierto) que les atacan con una regularidad que difícilmente se da en cualquier otro lugar del mundo. Israel es un estado teocrático, pero bien podría ser un estado policial, o un estado militar.

    En fin, no sé. Con eso, lo que quiero decir es que no basta con que Israel y los israelitas quieran la paz. Ya es un poco tarde para que baste con eso. Bastaría si hubieran llegado a Israel de otra forma, pero no podemos cambiar el pasado.

    Son las intenciones de unos pocos (lo que, irónicamente, se llama el “lobby judío”) lo que controla las decisiones de Estado Unidos en cuanto a Israel y sus adversarios directos, los palestinos. ¿Acaso puede continuar esta guerra indefinidamente, hasta que unos u otros hayan desaparecido? Siempre quedará quien esté dispuesto a vengarse del bando vencedor, y quien quiera terminar con el bando perdedor. Es una guerra especialmente cruel, en todo caso. Pero mientras haya gente (y dinero, mucho dinero, me huelo yo) detrás del conflicto, que lo motive y lo dispare de manera constante…

    No sé si hay una solución perfecta para este conflicto, pero, si la hay, pasa por que los dos bandos lleguen a un acuerdo de forma bilateral, sin interrupciones por parte de nadie más. Y, si es posible, que durante el proceso, ambos bandos decidan compartir Jerusalén, que ya toca madurar.

    (Claro está, esto es un imposible en estos momentos, pero nadie dijo que fuera a ser fácil.)

    En fin… esperanzas. Esperanzas, por favor. Es la única forma de seguir adelante sin volverse tarumba.

  3. neogeminis 16 enero, 2009 at 12:11 pm #

    Totalmente de acuerdo, Javier.

  4. Penélope 16 enero, 2009 at 1:36 pm #

    Bueno, quien ha escrito eso es una persona sensata, creo yo.
    Ya sabemos todos que esas virtudes no las tienen por otros
    lugares que vemos a diario en la tele…desgraciadamente.
    El ser humano no hace uso del respeto por los demás, está claro,
    y son los intereses los que mueven el mundo.

    Me ha gustado mucho leerlo.

    Un besito

    P

  5. Jesu 18 enero, 2009 at 11:45 am #

    Lo que más me impresiona siempre de esta historia es que ese pueblo, el pueblo judío, el supuestamente elegido, perseguido, denostado, víctima de holocaustos de infame memoria, sea capaz de generar y prolongar otros holocaustos de terror, esta vez como verdugo amparado por los poderosos. Los baños de sangre en Tierra Santa son suficiente argumento para dejar de creer en todos los dioses. Y si unimos al conflicto los intereses políticos ya el lío es descomunal.

  6. neogeminis 18 enero, 2009 at 2:53 pm #

    Jesu, creo que es un error decir “el pueblo judío” o el “pueblo palestino”, los que crean estas situaciones de violencia y ataques sin sentido son los que toman las decisiones. En todo caso, los pueblos, (de amnbos lados) son las víctimas. Son ellos los que mueren. Mientras tanto, los dirigentes, los políticos, los que venden armas, los estrategas, los mercaderes de la muerte, ellos son los eslabones más alejados en este encadenamiento de violencia que no visualiza su fin.
    Otro punto: creo que en todo caso, los baños de sangre serían motivo suficiente para dejar de creer en la humanidad. No son los dioses quienes arrojan las bombas. Pero a pesar de ello, yo sigo creyendo. Si no lo hiciera, estaría preparando las valijas para dejar el mundo.

    Ahora han dictado un cese el fuego. Por cuanto tiempo?…creo que será un impasse hasta que asuma Obama y muestre sus cartas…de él depende el giro (o la confirmación) que asuma el conflicto.

    Esperemos para ver qué pasa.
    Abrazos!

  7. Jesu 18 enero, 2009 at 6:40 pm #

    Sí, agradezco tu precisión. No me refiero al pueblo judío como tal, sino a la entidad que forma como conjunto político, social, religioso e histórico. Los responsables son los dirigentes, pero en todas las situaciones influye el factor humano individual potenciado por el colectivo. Seamos conscientes siempre de nuestra responsabilidad, aunque sea en una mínima parte, para actuar y no ser sometidos.

    En cuanto al segundo punto, resulta muy interesante tu opinión. Como dices, no son los dioses quienes arrojan las bombas, sería más bien motivo para dejar de creer en la humanidad, tal como apunta Javier en otro post… ¿Seres humanos? Para quien los quiera. Pese a todo, debemos creer en nosotros mismos y por tanto en el ser humano, con su capacidad de hacer el bien y el mal.

    Con mi frase quería decir que unos cultos religiosos (todos!) que basan parte importante de su credo en la lucha, la represión, el terror, la sangre, la tortura, el perdón de no sé qué pecados, hummmm… es difícil creer en éso, Mónica!

    En cuanto al alto el fuego y las expectativas generadas por posibles cambios que tanta gente desea, ahora es momento de escribir un trozo de historia, si hay valentía.

    Me has hecho pensar con tu argumento sobre las creencias religiosas, tal vez sea un buen tema para un posterior debate.

    Un beso, amiga y compañera!

  8. neogeminis 19 enero, 2009 at 2:53 am #

    Otro para vos, Jesu! que comiences muy bien tu semana…(espero que ya mejorcito, jejeje)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 152 seguidores